Economía | Empresas

La construcción culpa al retraso en los fondos europeos de la pérdida de 7.700 empleos

La EPA refleja una caída en la ocupación del sector durante el cuarto trimestre. Según la patronal CNC, se debe a que "el ritmo de licitaciones esperado no se está acompasando con la realidad"

Un edificio en construcción este jueves en Bilbao.

Un edificio en construcción este jueves en Bilbao. EFE/ Luis Tejido

La Encuesta de Población Activa (EPA) del cuarto trimestre deja 7.700 ocupados menos en el sector de la construcción. La patronal achaca la bajada a un retraso en la llegada de los fondos europeos al tejido productivo por la maraña administrativa que deben superar antes de materializarse en proyectos concretos.

A ello se suma el fuerte incremento registrado por los precios de los materiales, que no se refleja en las licitaciones de la Administración -ni presentes ni pasadas-. Sólo desde noviembre se han dejado sin adjudicar 500 contratos de obra pública por toda España valorados en 230 millones de euros.

«Muchas de las expectativas no se están cumpliendo. Muchos fondos no se están llegando ni se están licitando de la manera necesaria. Por eso, muchas empresas dejan desiertos los contratos y ven que los números no salen», explicaba este martes el presidente de la Confederación Nacional de la Construcción (CNC), Pedro Fernández Alén, que agrupa a más de 80 asociaciones de toda España.

En este sentido, asegura que «la expectativa de mano de obra y el volumen de ejecución todavía no se está cumpliendo». «Estamos perdiendo una gran oportunidad para crear empleo en el sector por estos retrasos», ha advertido.

La construcción adolece, según la patronal, de un déficit de hasta 700.000 trabajadores para dar salida a la multitud de proyectos que están por venir en los próximos años con la llegada de los fondos comunitarios para la reconstrucción. La destrucción de empleo en la última EPA «se debe a que el ritmo de licitaciones esperado en el sector no se está acompasando con la realidad y los empresarios que no han acudido a obras se han visto obligados a despedir el personal que habían contratado esperando ejecutarlas», ha explicado Fernández. 

A pesar de las cifras del cuarto trimestre, lo cierto es que el sector se ha mantenido relativamente estable en el conjunto del año, con un ligero alza de los ocupados de 5.300 personas (un 0,45% más). Por comparar, en el sector Servicios hubo 705.400 ocupados más, en la Industria 71.500 y en la Agricultura, otros 58.000. Según los datos de paro hechos públicos por el Instituto Nacional de Estadística (INE), el desempleo bajó en 615.000 personas en 2021 y la tasa de desempleo queda en el 13,3%.

El sector se ha mantenido relativamente estable en el conjunto del año, con un ligero alza de 5.300 ocupados

Pero la patronal alerta de que el «primer semestre» de este 2022 «va a ser especialmente sensible». Según Fernández Alén, la estructura administrativa española complica que los fondos llegue con agilidad a su destino final. Además, la Ley de Contratos del Sector Público «es especialmente escrupulosa», añade. Por eso, concluye que «la burocracia de nuestro sistema jurídico hace que la ejecución de los fondos» del programa Next Generation «sea más lenta de los esperado».

De momento, el alza disparado del precio de las materias primas ha provocado que un 40% de las compañías haya retrasado o paralizado la ejecución de las obras, y que otras decidan ni siquiera presentarse para no trabajar a pérdidas.

Este martes, Fernández Alén se reunió con el ministro de la Presidencia, Félix Bolaños, para trasladarse la problemática que acucia al sector y que podría poner en peligro los objetivos fijados en el Plan de Recuperación y Resiliencia que el Gobierno envió a Bruselas.

Según ha recordado, la mitad de los 70.000 millones prometidos por Bruselas tendrán que ser ejecutados por el sector la construcción. De forma directa o indirecta tendrá que gestionar siete de cada diez euros.

Te puede interesar

Comentar ()