Economía

CC y UPN votarán sí a la reforma laboral si "no se cambia ni una coma"

Las dos formaciones minoritarias pueden ser clave en la votación que el jueves deberá convalidar o derogar la reforma del mercado de trabajo que plantea el Gobierno y que sus socios reclaman que sea modificada.

Nadia Calviño y Yolanda Díaz en el Congreso EFE

Unión del Pueblo Navarro (UPN) y Coalición Canaria (CC) condicionan su apoyo a la reforma laboral a que no haya cambios en el acuerdo alcanzado por el Gobierno con la patronal CEOE y los sindicatos CCOO y UGT, pero dudan de la intención del Ejecutivo y recelan de un posible pacto con socios como Esquerra Republicana (ERC) o EH-Bildu. Para sacar adelante este decreto ley en el Congreso, que este jueves se somete a su convalidación o derogación, el Gobierno no tiene atados los votos suficientes para superar la votación.

Hasta el momento, el PP (88 diputados), Vox (52) y Foro Asturias (1) han confirmado su rechazo a la reforma, al igual que Junts (4). A ellos podrían sumarse Esquerra Republicana (13), EH-Bildu (5), la CUP (2) y el BNG (1), que han advertido de que votarán en contra si el Gobierno mantiene su negativa a modificar la reforma pactada por patronal y sindicatos.

Todos esos partidos suman 166 diputados que podrían ascender a 167 con el exdiputado de Ciudadanos Pablo Cambronero, adscrito al Grupo Mixto, y a 173 con el PNV, una formación que ya ha dicho que sin un cambio legislativo que blinde los convenios autonómicos su voto será un ‘no’.

En ese escenario, para ganar la votación el Gobierno debe sumar el apoyo de todos los partidos que descartan tumbar el acuerdo alcanzado por los agentes sociales: Ciudadanos, PDeCAT, Más País-Equo, UPN, Compromís, el Partido Regionalista Cántabro (PRC), Nueva Canarias, Coalición Canaria, Teruel Existe.

CC, apoyo si no se mueve «ni una coma»

La diputada de Coalición Canaria, Ana Oramas, ha explicado en una entrevista en el programa ‘Parlamento’ de RNE, recogida por Europa Press, que aunque consideran «insuficiente» la reforma, respeta el aval de los empresarios y sindicatos: «Nosotros no tenemos que decir nada entonces», ha dicho, apostillando que eso cambiaría si el Gobierno se abre a cambiarlo.

«Le hemos dicho al Gobierno que, si eso no se mueve una coma, tendrá nuestro apoyo. Pero ellos todavía no se han aclarado si van a negociar con Bildu y ERC, o van a plantear la otra alternativa, donde nuestro voto sí sería imprescindible», ha dicho.

En este sentido, Oramas ha explicado que «la parte socialista del Gobierno dice que no se va a mover ni una coma», pero que «la parte de Podemos está trabajando para que ese acuerdo sea sustituido por un acuerdo con Compromís, ERC y Bildu». En caso de haber modificaciones, Oramas ha dicho que entonces su formación plantearía reivindicaciones específicas para Canarias. «Apoyamos la reforma laboral pactada por empresarios y sindicatos y si hay otro tipo de acuerdos y modificaciones, tendríamos que verlo», ha dicho.

UPN, todo está abierto «desde el no al sí»

La posibilidad de modificar el decreto ley, como exigen los socios del Gobierno, condiciona la postura de UPN, cuyo portavoz Sergio Sayas afirma en declaraciones al programa ‘Parlamento’ de RNE, recogidas por Europa Press, que «el punto fuerte» de la reforma es el consenso alcanzado, y que actuarán según decida el Ejecutivo. «Todas las puertas están abiertas, desde el ‘no’ hasta el ‘sí’, pasando por la abstención», ha señalado Sayas, lamentando «la frivolidad con la que está actuando el Gobierno», al que ve «dividido en dos gobiernos diferentes», con el PSOE que «quiere sacar esto adelante con Cs y partidos pequeños» y, por otro, «la parte de Podemos, totalmente dependiente de ERC, Bildu y el PNV» y «jugando todas sus cartas al apoyo de los partidos nacionalistas».

«Creo que es una irresponsabilidad y creo que es una frivolidad a la hora de enfrentarse a una reforma que es capital para España, porque nos abre la puerta a los fondos europeos», ha argumentado el diputado de UPN, que ha reconocido contactos con ambas partes del Ejecutivo, pero que reconoce que «queda mucho por partido por jugar». «No sabemos si se van a hacer concesiones al nacionalismo, o no, si las concesiones que se van a hacer son explícitas o no, si están en el texto o son otro tipo de concesiones… Queda mucho partido», afirma.

Sayas, socio electoral del PP en Navarra, cree que su aliado, que ha decidido votar en contra de la reforma, «es totalmente autónomo para tomar sus decisiones y tener sus criterios: «Igual que no consentiría que ningún partido le dijese a UPN lo que tiene que hacer, yo tampoco soy quién para decir al resto lo que tienen que hacer».

«Hay que cuidar a los que te van a aprobar los próximos Presupuestos y las próximas leyes», ha argumentado, diciendo que en todo caso «hay margen» hasta el jueves. «El decreto de interinos se aprobó por un voto y estábamos negociando hasta 20 minutos antes», ha recordado.

Te puede interesar

Comentar ()