España

El PNV amenaza con llevar "al carajo" su apoyo a Sánchez y votar no a la reforma laboral

El presidente del EBB, Andoni Ortuzar, reitera que se debe incorporar la prevalencia de los convenios autonómicos y si no "votaremos no, no es no". Recuerda además que si no se transfiere el IMV su apoyo al Gobierno se romperá.

El presidente del PNV, Andoni Ortuzar, durante un acto del partido con motivo de su 125 aniversario.

El PNV ha asegurado hoy que votará no a la reforma laboral si no se blinda en la ley la prevalencia de los convenios autonómicos sobre los estatales. El presidente del PNV, Andoni Ortuzar, ha afirmado esta mañana que «nos quieren hacer comulgar con ruedas de molino» para apoyar «algo en lo que no creemos». Ha subrayado que si no se introduce esta modificación en el acuerdo alcanzado entre sindicatos, patronal y Gobierno «el PNV notará no, no va a haber abstenciones tácticas». Ha Añadido además que si el Gobierno y el ministro Escrivá, «el ministro obstáculo» no garantizan la cesión de la gestión íntegra del Ingreso Mínimo Vital a Euskadi la relación de apoyo del PNV al Gobierno «se irá al carajo».

Ortuzar ha lamentado que en todo el proceso de negociación de la reforma laboral no se hubiera planteado incorporar a los partidos y incluso que ahora «nos enteremos a través de los medios de comunicación de lo que nos quieren proponer»: «Ha nosotros no nos han propuesto aún anda».

El líder del PNV ha apuntado que garantizar que los convenios autonómicos «que son mejores» tengan prevalencia sobre los estatales es una cuestión clave, una línea roja que definirá el sentido del voto de su partido en la tramitación parlamentaria. Ha dejado claro que este elemento debe estar asegurado con suficiente «protección legal» y que no parece creíble que se quiera aplazar a una futura modificación legal en otra norma como el Estatuto de los Trabajadores: «Me parece un poco difícil que ahora se apruebe la ley como está y dentro de un mes se quiera modificar otra ley, no lo veo».

La nota de Sánchez. «Entre un 4,5 y un 5»

El líder nacionalista ha asegurado que no entiende cómo se puede seguir apelando «a la responsabilidad histórica» del PNV para confiar en que en el último momento respaldará la reforma laboral sin que se incorporen sus peticiones, «que para nuestro país, Euskadi, son esencial». Ha recordado que ya en 2017 todo el arco sindical, patronal y el Gobierno en el País Vasco alcanzaron un acuerdo en este sentido «y no se cayó el mercado laboral ni se rompió España, no es tan difícil». Ha afirmado que el PNV trasladó su petición a todas las partes durante la negociación de la reforma, «yo personalmente lo comuniqué al presidente Pedro Sánchez, a la vicepresidenta Díaz, a los sindicatos y a la patronal»: «Y ahora qué tenemos que hacer, ¿votar en algo en lo que no creemos? Eso no se le puede pedir a nadie, es muy duro».

Preguntado por la relación que su partido mantiene con el Gobierno, Ortuzar, en declaraciones a Radio Euskadi, ha afirmado que no atraviesa por su mejor momento. Ha citado el caso de la transferencia del Ingreso Mínimo Vital (IMV) que acumula años de retraso y tres firmas de acuerdos para su cesión a Euskadi. «Lo último, es inaceptable», ha señalado en referencia a la pretensión del Gobierno de ceder la gestión del IMV a Euskadi pero sólo de modo temporal y prorrogable y no como una transferencia permanente: «Eso no es lo pactado ni lo que establece el Estatuto de Gernika».

Para el PNV la resolución de la transferencia del IMV es determinante, incluso más que el resultado de la tramitación de la reforma laboral. El Gobierno vasco ha remitido en nombre de sus dos socios, el PNV y el PSE, un último documento sobre cómo debería cederse el IMV, «y si esto lo incumplen, se irá todo al carajo», ha afirmado en relación a su relación de apoyo al Ejecutivo. Una ruptura de apoyo al Gobierno con la que el PNV viene amenazando en las últimas semanas y que hoy ha reiterado el presidente de la formación. Respecto a los dos años de gestión del presidente Sánchez al frente del Gobierno, Ortuzar lo ha puntuado con «entre un 4,5 y un 5, ahí ahí está».

Te puede interesar

Comentar ()