El Banco Central Europeo (BCE) observa que los bancos han endurecido en el cuarto trimestre de 2021 los estándares de los créditos a las empresas, pero han mantenido las condiciones de los préstamos a los hogares para la compra de una vivienda. Tras realizar su última encuesta sobre el crédito bancario, el BCE ha informado este martes de que los bancos han relajado los estándares de los créditos de consumo y otros préstamos a los hogares.

En el primer trimestre de 2022, en cambio, los bancos esperan que se endurezcan los estándares de créditos para la adquisición de una vivienda y que se relajen las condiciones de los créditos de consumo. «En general, los bancos esperan un incremento neto continuado en la demanda de préstamos a los hogares en todas las categorías», según el BCE. 

El BCE realizó la encuesta, que hace cuatro veces al año para comprender mejor el préstamo de los bancos, entre el 13 de diciembre y el 11 de enero a 152 bancos de la zona del euro.

Los estándares de crédito son las guías internas de los bancos o los criterios para aprobar préstamos o líneas de crédito. Un 2 % de los bancos encuestados dijo haber endurecido las condiciones de los créditos a las empresas en el cuarto trimestre (un 1 % las endureció en el tercer trimestre) y que mantuvo las condiciones de los préstamos a los hogares para la compra de una vivienda (un 2 % las endureció en el tercer trimestre).

Estándares de los créditos

Un 4 % de los bancos de la zona del euro han relajado en el cuarto trimestre las condiciones de los créditos de consumo (un 3 % las relajó en el tercer trimestre). Los bancos tuvieron «una visión benigna general de los riesgos de los créditos a las empresas, debido principalmente a su valoración positiva de las perspectivas económicas y pese a la pandemia y el impacto amortiguador de los cuellos de botella», según el BCE.

Asimismo, los bancos perciben un impacto menor de los riesgos y mantienen su tolerancia al riesgo. «En el primer trimestre de 2022, los bancos esperan que se mantengan los estándares de los créditos a las empresas», dice el BCE.

Los bancos, añade la entidad, también han indicado «un considerable aumento de la demanda de préstamos de las empresas en el cuarto trimestre de 2021», el mayor aumento desde la primera mitad de 2020 y algo que «parece consistente con el reciente incremento en el crecimiento de los préstamos a las empresas de la zona del euro».

Compra de vivienda

Este aumento de la demanda de préstamos se debe a las necesidades de capital de trabajo a corto plazo posiblemente por los cuellos de botella en los suministros, pero también por el significativo aumento de las necesidades de financiación de las empresas a largo plazo para inversión fija. Los bancos esperan que se mantenga el aumento de la demanda de créditos de las empresas en el primer trimestre de 2022.

También aumentó en el cuarto trimestre la demanda de los préstamos de los hogares para la compra de una vivienda y, en menor medida, de los créditos de consumo, debido a la confianza del consumidor y los bajos tipos de interés.