Economía

La tormenta 'Filomena' provocó daños por 1.157 millones y menos de la mitad estaba asegurado

A nivel global el año pasado se registraron 401 catástrofes naturales, algo menos que en 2020 pero con un impacto económico en daños más elevado.

Trabajos de retirada de la nieve en vías Teruel, tras el paso de la borrasca Filomena.

Trabajos de retirada de la nieve en vías Teruel, tras el paso de la borrasca Filomena. EFE/Ministerio Transportes

La tormenta ‘Filomena’, ocurrida a principios de 2021 en España, ha tenido un coste económico de 1.157 millones de euros y un coste asegurado de 505 millones de euros, como se desprende del ‘Informe Anual de Catástrofes 2021’ elaborado por la compañía de servicios profesionales, Aon. El informe, que evalúa la creciente frecuencia y gravedad de las catástrofes naturales y cómo se protegen las pérdidas económicas, revela también que los eventos más costosos en España fueron las Danas de septiembre de 2019 y la tormenta ‘Gloria’ de enero de 2020: juntas supusieron un 61% del coste de los 10 mayores eventos sucedidos en el país.

El consejero delegado de Iberia Reinsurance Solutions de Aon, Alejandro Mosegui, ha indicado que en España el coste económico acumulado por catástrofes naturales en los últimos 5 años ha sido de 12.057 millones de euros, lo que ha supuesto un crecimiento promedio del 10,7% anual.

Además, se destaca que los sectores más afectados han sido el sector agrícola (35%) y las economías domésticas (31,6%). Asimismo, se estima que la brecha de protección en el periodo fue de un 45,6% una cifra estimada «significativamente menor» a la del resto de países europeos que es del 64,7%.

Desde Aon han explicado que la situación se debe a la cobertura del Consorcio de Compensación de Seguros en este tipo de eventos, ya que «universaliza la protección para catástrofes naturales en gran parte de las líneas de seguro».

Menos catástrofes, más costes

El informe ha revelado también que a nivel mundial las pérdidas económicas en 2021 por catástrofes naturales se elevaron a un total de 343.000 millones de dólares (303.943 millones de euros), de los cuales 329.000 millones de dólares (291.589 millones de euros) se debieron a fenómenos meteorológicos y climáticos.

Asimismo, se destaca que en 2021 se registraron 401 catástrofes notables frente a las 416 de 2020. Es decir, el número de catástrofes disminuyó, pero las pérdidas económicas aumentaron, lo que demuestra el aumento del coste y gravedad de los sucesos. Así, 2021 ha sido el año más costoso del que se tiene constancia una vez ajustada la inflación.

Además, de los siniestros de 2021, solo el 38% fueron cubiertos por el seguro. A pesar del aumento de las pérdidas globales con respecto a 2020, la brecha de protección de las pérdidas económicas no cubiertas por el seguro disminuyó del 63% al 62% en 2021.

En el informe se destaca también que las inundaciones europeos en julio fueron el desastre más costoso, y que los incendios forestales aumentaron su importancia por las condiciones climáticas, lo que ha hecho que el riesgo de incendios forestales peligrosos prevalezca todo el año.

El presidente de Aon, Eric Andersen, ha afirmado que «hay una brecha de protección y de innovación cuando se trata del riesgo climático, por lo que se debe hoy más que nunca recurrir a tecnologías como la inteligencia artificial y los modelos predictivos que aprenden y evolucionan constantemente para mapear la volatilidad de un clima cambiante.

Te puede interesar

Comentar ()