Economía | Empresas

Comercio y construcción encabezan la quiebra de empresas pese a la moratoria concursal

Imagen de dos profesionales de la construcción.

Imagen de dos profesionales de la construcción. FLC

El comercio y la construcción son los sectores que encabezan las declaraciones insolvencia de empresas. Ambos acumulan un 22% respectivamente de quiebras empresariales, seguidos de la industria manufacturera (15%), servicios a empresa (13%) y hostelería (10%).

En el mes de enero, las compañías en España han registrado un crecimiento de la insolvencia empresarial del 15% respecto al mismo mes del año anterior (386 frente a 336). En parte, porque por aquella época los confinamientos y las moratorias decretadas durante la primera ola de la pandemia redujeron fuertemente la presentación de procesos concursales.

Ahora mismo está vigente una tercera prórroga de la moratoria concursal hasta el 30 de junio de 2022. Pero según los datos que constan en el Boletín Oficial del Estado (BOE) recogidos por Iberinform, Cataluña (28%), Madrid (19%), Comunidad Valenciana (18%) y Andalucía (7%) han sido las Comunidades donde más han crecido las quiebras.

Por su parte, el sector turístico es uno de los más castigados por los efectos de la pandemia y tampoco escapa de los procedimientos concursales. Según un estudio de Solunion, en 2021 crecieron un 61% respecto al año anterior, con un total de 160 procedimientos. Se trata del doble que la media del conjunto.

Dependencia de la refinanciación

Según Jordi Solé Tuyá, socio y director ejecutivo de Kreedit, «nos encontramos en una situación en la que la viabilidad empresarial en España depende en exceso de la refinanciación«. Muchas compañías se han decantado durante este tiempo por financiar su pérdidas con deuda.

Y según el responsable de esta firma de financiación de pequeñas, eso solo consigue diluir el impacto entre varios años a falta de transferencias. Por su parte, otras compañías han sustituido la financiación circulante (que no tenían que devolver nunca) por préstamos que se tienen que ir devolviendo. Esto hace que s liquidez se pueda ver muy perjudicada en pocos meses.  

«En el caso de aquellas que acudieron a los préstamos ICO, pese a su aval del 80%, se encuentran con una situación en la que los bancos se muestran cerrados a conceder financiación, en especial si son empresas que no tienen ya una inversión ‘atrapada’ a salvar», ha afirmado Solé en un seminario web organizado con el portal especializado Economist & Jurist.

Los datos el Banco Central Europeo reflejan que nuestro país sigue siendo el Estado de la Unión Europea con el porcentaje más alto (7,1%) de pymes en situación de vulnerabilidad económica.

Para los próximos meses, la situación no es mucho más halagüeña. Kreedit figuran un nivel de concentración bancaria que retirará (todavía más) liquidez a las empresas, el agotamiento de los avales del ICO y una constante escasez de liquidez en el mercado para financiar a las empresas.  

La dificultad en el acceso a la financiación se traduce solo en problemas de liquidez, sino que también supone una barrera para que las compañías puedan acceder al reparto de los fondos Next Generation que la Unión Europea reparte para la reconstrucción tras la pandemia. No en vano, uno de los requisitos para acceder a ello, establecen que se han de cumplir con los plazos de pago.

Te puede interesar

Comentar ()