Economía | Empresas

Las nucleares avisan al Gobierno que con el cierre de las plantas se producirá falta de suministro

El lobby energético pide alargar la vida de las centrales

Central nuclear de Chooz, en Francia.

Central nuclear de Chooz, en Francia. WIKIMEDIA CREATIVE COMMONS

Las centrales nucleares avisan al Gobierno. “Hay riesgo de que no exista el suficiente suministro energético si se cierran las plantas en los tiempos en los que están previstos”. El mensaje lo lanzó el presidente de la Sociedad Nuclear Española (SNE), Héctor Dominguis.

Y es que, a pesar del esfuerzo de Europa y sus gobiernos para que las energías renovables sean suficientemente importantes para la generación eléctrica, aún falta mucho para que eso ocurra.  De acuerdo a la información de Red Eléctrica, durante este 2022, del total de la generación en España, el 61% pertenece a energías no renovables frente al 39% de las renovables. Por tanto, la suma de la energía producida por las centrales nucleares y las de ciclo combinado, representan casi la mitad de la demanda eléctrica que requiere España (46%), evidenciando el enorme camino que España aún tiene que recorrer en materia de energía renovable. 

Desde la SNE se vuelve a defender el papel ya que las nucleares han funcionado 7.597 horas de las 8.760 horas del año, lo cual supone más del 87% del factor de operación, y se han generado 54.000 gigavatios hora de energía neta, lo que corresponde a un 30% de la energía libre de emisiones en España. Además, el lobby recordó que España tiene un 6% de la potencia instalada y generó un 21% durante el año anterior.

Dominguis, en este sentido, considera que las centrales nucleares deben ser “un gran complemento” a las energías renovables. Por eso, la Sociedad Nuclear Española pidió al Ejecutivo de Pedro Sánchez que reconsidere la idea del cierre de las nucleares previstas entre 2027 y 2035 y alargar así su vida. 

“España no puede permitirse el lujo de prescindir de esta energía, reclamamos que se reconsidere el plan de cierre de las plantas nucleares españolas y que el parque nuclear pueda seguir operando como recurso hacia una economía descarbonizada”, concluyó. 

Presión fiscal

La fiscalidad es otro de los aspectos a los que también eludió Dominguis. A su juicio “hay una presión tremenda en la industria española” por lo que debería “ser revisada en un espacio temporal cercano” para que puedan operar con cierta normalidad. “Tenemos claro que cualquier industria sujeta a la misma presión está condenada a la asfixia, las centrales llegan a pagar 60% de impuestos sobre ventas, esa presión fiscal no hay industria que la pueda soportar”, recalcó.

Otra de las grandes peticiones que pide el sector nuclear, según la propia SNE, es la de las inversiones. El lobby indica que, además de alargar la vida de las nucleares existentes en España, se debe estudiar la construcción de nuevas plantas. “Somos un sector seguro, las nuevas tecnologías han avanzado mucho y, además, nuestro país cuenta con los mejores profesionales en materia nuclear”.

Sama Bilbao, directora general de la Asociación Nuclear Mundial, aseguró que la industria española está considerada “como una de las mejores y los profesionales nucleares españoles están reconocidos a nivel mundial en todos los foros, por lo que hay que reconocerla «más allá de su contribución al Producto Interior Bruto (PIB) y a la economía española».

Te puede interesar

Comentar ()