Economía

El gasoil agrícola machaca al campo: usar el tractor cuesta 1.500€ más al mes que hace un año

El aumento del precio del gasoil agrícola hace que el coste de combustible empleado en una hora de trabajo de un tractor haya pasado en un año de 10,6€ a 21,3€

Un tractor recoge cajas de espárragos verdes que los jornaleros han recolectado en una plantación de Guadalajara

Un tractor recoge cajas de espárragos verdes que los jornaleros han recolectado en una plantación de Guadalajara EP

10,7 euros más cada hora, 74,89 euros más cada día y 1.647,49 euros más al mes. Este es es el sobrecoste que tienen que asumir los agricultores y ganaderos que usen su tractor siete horas diarias en 22 jornadas del mes si se compara con lo que les costaba durante la misma semana del 2021. El motivo responde a una sola variable: el precio del gasoil agrícola, cuyo coste medio durante la última semana ha sido de 1,422 euros/litro, mientras que justo hace un año era de 0,7 euros/litro; es decir, si en marzo de 2021 una hora de trabajo de tractor salía a 10,63 euros (15 litros por 0,7 euros/l de combustible) ahora los agrarios tienen que rascar 21,33 euros de su bolsillo para el mismo uso (15 litros por 1,422 euros/l de combustible).

Según explica en conversación con El Independiente Miguel Padilla, secretario general de COAG (Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos) un tractor de 100 CV necesita 15 litros de gasoil por cada hora de trabajo, «y en una explotación agrícola se utiliza siete horas diarias», de ahí las cifras valoradas. El importe adicional pagado estos días en referencia a 2021 ascendería si se tratan las especificaciones de un tractor de 160 CV, en el que el consumo se dispara hasta los 24 litros/hora. Ajena a multiplicaciones y redondeos, la evidencia muestra que el gasoil agrícola está en guarismos históricos. «Desde el segundo semestre de 2021 la subida ha sido espectacular. Si pensamos en las últimas semanas ya no hay ni referencias. Es un auténtico disparate», lamenta Padilla.

Los datos facilitados por ASAJA (Asociación Agraria de Jóvenes Agricultores) a este medio reflejan que el subidón del gasoil agrícola (Gasóleo B) se ha visto impulsado por la invasión de Rusia a Ucrania del pasado 24 de febrero, fecha desde la cual el precio de este hidrocarburo ha aumentando unos 40 céntimos por litro; sin embargo, este alza no se explica sólo con la guerra de Ucrania, ya que en enero el gasoil agrícola estaba a 0,9 euros/l, 20 céntimos más por litro que un año antes. Padilla destaca que «todo lo relacionado con el petróleo ha duplicado su precio en el último año». El representante de COAG destaca que más allá del gasoil, «prácticamente cada día se marca récord en el precio de la luz. Esto es inasumible para el campo». «Todo lo que ha subido de precio afecta directamente al campo: el combustible, los fertilizantes -cuyo coste se ha incrementado un 300%-, los plásticos y hasta las cajas de cartón que sirven de envase para los productos valen cada día más», destaca Padilla.

Medidas para reducir el precio del gasoil agrícola

Los ganaderos y agricultores claman por medidas que rebajen la factura del gasoil agrícola y que hagan de sus empresas negociones más sostenibles. Padilla explica que «el sector está en jaque» y que necesita «un plan de choque del Gobierno para que muchas explotaciones no se queden por el camino». Además, el secretario general de COAG considera que a nivel europeo tiene que haber una respuesta; «La UE (Unión Europea) ha de pensar en cómo mantener la renta de los agricultores y ganaderos europeos porque el tejido agrario está al borde del abismo y se necesitan medidas contundentes».

La línea marcada por Padilla apunta a las exenciones fiscales como principal salvador del sector primario. La devolución de impuestos de hidrocarburo es una de las aristas a la se quieren agarrar agricultores y ganaderos para rebajar el coste del gasoil agrícola. En 2021, el Estado devolvió en el periodo indicado a quienes para uso agrícola -y que hubieran estado inscritos en el Censo de Empresarios, Profesionales y Retenedores- 63,71 euros por cada 1.000 litros del combustible.

Los Técnicos del Ministerio de Hacienda, Gestha, han planteado al Gobierno una batería de medidas para mitigar la crisis de los sectores agropecuario y de transportes después de que Pedro Sánchez abriera la puerta a negociar una bajada de los precios de la gasolina en la Conferencia de Presidentes celebrada recientemente en La Palma. En opinión de los técnicos de Hacienda, hay «poco o ningún margen» para bajar los impuestos a los carburantes, más allá de aumentar la devolución del gasóleo bonificado empleado en la agricultura y ganadería. Según han trasladado los técnicos de Hacienda, esta mayor devolución debería ser transitoria, mientras dure la escalada de precios, pues no hay que olvidar el compromiso de igualar el impuesto al diésel con el de las gasolinas, y los técnicos tampoco ven viable bajar el IVA teniendo en cuenta su «enorme coste» asociado. Padilla tiene claro que en caso de aumento de la devolución de impuestos de hidrocarburo, «tiene que ser de forma muy significativa y no algo testimonial». «Lo lógico es que se incrementara el pago en consonancia con lo que lo hace el precio del gasoil agrícola», concluye.

Te puede interesar

Comentar ()