Economía

El aguacate, por los suelos: "Con la situación económica, entre patatas o aguacate, la gente compra patatas"

Vista de un aguacatero en una plantación en Algarrobo (Málaga, Andalucía).

Vista de un aguacatero en una plantación en Algarrobo (Málaga, Andalucía). EFE/ Daniel Luque

«El oro verde, la fruta de moda, el paradigma de alimento saludable, ideal no sólo para el desayuno…». Estos mantras que hacen referencia al aguacate, han calado – especialmente en los últimos cinco años – entre los consumidores. La fruta tropical ha cautivado los paladares españoles durante la última década; sin embargo, la complicada situación económica ha afectado significativamente a su demanda, lo que ha hundido el precio del aguacate a su valor más bajo a estas alturas de año desde 2015.

Según el Observatorio de precios y mercados de la Consejería de Agricultura, Ganadería Pesca y Desarrollo Sostenible de la Junta de Andalucía -región que concentra el 82% de la producción de aguacate en España- el precio al que venden los agricultores su producto es de 2,15 €/kg, 81 céntimos menos por kilogramo que justo hace un año, cuando lo hacían a 2,96€/kg.

Miguel Gutiérrez, secretario de la Asociación Española de productores de Frutas Tropicales, lamenta en conversación con El Independiente que, tal y como le cuentan los comercializadores, «el descenso del precio tiene que ver con la caída de la demanda». «La situación económica es muy difícil. Es una cuestión de coste de oportunidad: si la gente tiene que elegir entre aguacate o patatas, compra patatas», señala Gutiérrez.

Dura competencia extranjera

Uno de los motivos que ha lastrado el boom del aguacate español es la dura competencia extranjera. «Colombia, Perú y Kenia, entre otros, han multiplicado su producción. Además, Méjico ha entrado muy fuerte en el mercado europeo, algo que hasta ahora no había hecho. «Estos países no tienen los mismos costes – ni laborales, ni energéticos – ni se les somete a los mismo controles fitosanitarios que a nosotros», explica Gutiérrez, que insiste que «no es que tengamos que bajar el precio por eso, sino por la demanda».

España es el principal productor de aguacate en Europa. Según el informe ‘Datos básicos del aguacate Campaña 20/21’ de la Junta de Andalucía, la Unión Europea recibe el 96% de las exportaciones andaluzas, con Francia (43%), Países Bajos (15%) y Alemania (14%) como principales destinos. Gutiérrez sostiene que las exportaciones españolas también se verán reducidas esta campaña por las complejidades económicas que sacuden a Europa. «La debilidad en la demanda no es algo exclusivo de España», asevera Gutiérrez, que sugiere que no sólo los españoles han tenido que priorizar otros alimentos al aguacate en su cesta de la compra.

Las claves que han aupado a un lugar de privilegio al aguacate dentro de la percepción popular son la la publicidad del producto y la divulgación y demostración de sus valores nutritivos y saludables. Pese a ello, esta posición se tambalea justo después de una campaña 20/21 en la que con una media de 2,75 €/kg se obtuvo el precio más alto desde que existen registros. Estos 2,75 €/kg recibidos por los productores en la anterior temporada era un 18% más de lo que facturaban por cada kilogramo de su producto un año antes, ya que en la región andaluza la oferta cayó un 25% y la demanda se mantuvo; justo lo contrario de lo sucedido este año.

«Con una tendencia de precios a la baja y una subida generalizada de los costes de producción… hay que preocuparse» apunta Gutiérrez, que reclama «obras e infraestructuras» para aprovechar el agua de la lluvia. «Desde octubre hasta mediados de marzo no ha llovido nada, 20 litros por metro cuadrado. Además la principal fuente de recursos de la comarca, el pantano de La Viñuela, está en riesgo de sequía extrema», concluye Gutiérrez.

Te puede interesar

Comentar ()