Economía | Finanzas

El Banco de España advierte de que la morosidad va a crecer

Fachada del Banco de España

Fachada del Banco de España EP

El Banco de España ha advertido de que la morosidad financiera va a crecer porque existe una incertidumbre muy grande, que ha visto incrementada por la guerra. Mercedes Olano, directora general de supervisión del BdE, ha señalado que no se sabe hasta que nivel va a llegar, aunque confía en que serán cifras asumibles, «pero dependerá de cuánto dure la guerra».

Según los datos de la Asociación Española de Banca, la ratio de morosidad en 2021 se redujo del 3,69% al 3,64%. Un porcentaje que desde el supervisor bancario apuntan a que será mayor. «No se ha cerrado todavía la incertidumbre de la pandemia», resalta Olano y ha recordado durante la presentación de la Memoria de Supervisión de 2021 que aún hay un 39% de créditos ICO con carencia que empiezan a vencer ahora, pero con la aprobación de la reforma del Código de Buenas Prácticas se ha ampliado ese plazo seis meses más.

Al mismo tiempo, la directora general de Supervisión ha explica que todavía no se están viendo los efectos de segunda ronda de la guerra, «porque tardarán en verse». Estos efectos se incrementarán por el aumento de los precios de la energía, el incremento de la inflación y por el retraimiento del consumo y la inversión.

Desde el Banco de España están elaborando informes y estudios para saber cuánto se va a elevar la tasa de morosidad, porque aún no están seguros, pero sí que ha insistido en que estos efectos de segunda ronda «afectarán mal a la tasa de morosidad». Todo dependerá, ha explicado, en la duración e intensidad de la guerra y de si el impacto real va a ser muy duro: si seguirán subiendo los precios de la energía o la inflación… «no podemos adelantarnos a dar ningún dato».

En la Memoria, la subgobernadora del Banco de España, Margarita Delgado, también hace mención a la morosidad. A pesar de que celebra de que las condiciones de financiación han sido muy favorables durante la pandemia lo que ha contenido la morosidad, advierte a las entidades de que no liberen provisiones hasta que la incertidumbre se disipe, especialmente en los sectores más afectados por la crisis.

Puzle de sanciones

Por otro lado, la directora general de Supervisión ha explicado que los bancos «están preocupados» por el puzle de sanciones impuestas contra Rusia por la invasión de Ucrania. «Hay muchas sanciones para los bancos internacionalmente activos y no son las mismas las europeas, que las de EEUU, que las del Reino Unido que las de Japón», ha apuntado Olano. Y ha añadido la complejidad de entender bien todas estas sanciones, «interpretarlas y aplicarlas adecuadamente».

Esta es una preocupación de los bancos, de los supervisores y de la autoridad bancaria europea (EBA), por lo que se están estableciendo circuitos de preguntas y respuestas para aclarar tanto a las entidades como a los supervisores, qué sanciones hay que aplicar o cómo hay que aplicar las sanciones». La banca ya se ha tenido que enfrentar a esta situación con anterioridad con las sanciones a Irán, Venezuela o Cuba.

Por todo ello, el supervisor bancario está pidiendo a la banca que se vuelque al máximo en establecer férreos controles para cumplir con las sanciones fijadas a Rusia y sus oligarcas y evitar que se les cuelen operaciones susceptibles de penalizar a la propia entidad si acaban transformándose en gravosas multas.

«Si a un banco le sancionan y las sanciones son muy grandes, va a afectar a su situación patrimonial. Y además también nos da una señal de que la gobernanza del banco no es adecuada porque no ha establecido los mecanismos adecuados para que el banco cumpla con la ley», ha explicado la directora general de Supervisión.

De esta manera, pide que «refuercen sus departamentos legales y de compliance para asegurarse de que están adecuadamente informados de las sanciones que tienen que cumplir y que las cumplen», que «refuercen sus marcos de apetito al riesgo», para que si se les cuela algo lo detecten «y puedan parar la operación» y «refuercen su gobernanza general» para que «las unidades efectivas y las unidades de control generen información clara y suficiente para que los órganos de gobierno superiores sean capaces de hacer un seguimiento real del cumplimiento de las sanciones que realiza su banco».

Te puede interesar

Comentar ()