Economía | Empresas

España ya contempla un corte de suministros de gas y petróleo por parte de Rusia

Una central de ciclo combinado de Naturgy

Una central de ciclo combinado de Naturgy

España se protege y ya admite que es probable que sufra un corte de suministros energéticos. Lo hace en el documento del Plan de Estabilización remitido a Bruselas este viernes, tras anunciar una rebaja en el crecimiento en la economía de más de dos puntos y medio porcentuales.

El Ejecutivo de Pedro Sánchez se suma así a los presagios de Alemania y considera que «no se puede descartar completamente la posibilidad de una escalada que desemboque en un embargo del gas o la decisión unilateral por alguna de las partes de cortar el flujo». De hecho, pone como ejemplo los casos de Polonia y Bulgaria. Los dos países dejaron de recibir gas ruso por no acceder a la exigencia de Vladimir Putin de pagar la materia prima en rublos.

Para hacer frente a esta hipotética situación, tal y como recoge el Plan de Estabilidad, el Gobierno explica que se aumentaría la compra de gas natural licuado procedente de Estados Unidos, que se ha convertido en el principal proveedor de España desde que se iniciar la guerra de Ucrania. Cabe recordar que adquirir el gas licuado supone que los costes se eleven en un 50% debido a los diferentes procesos que necesita la materia prima para poder utilizarse.

El corte de suministro de gas ruso supondría un nuevo problema para España ya que Argelia ya ha amenazado con cortar el grifo si el elemento acaba en gasificadoras marroquís, que sufren escasez desde hace meses tras el conflicto diplomático entre Rabat y Argel.

Según los últimos datos publicados por Enagás, el operador del sistema gasista español, EEUU concentró el mes pasado el 34,6% de las importaciones de gas del país, (con 13.103 gigavatios hora, GWh), mientras que Argelia redujo su peso al 25,4% del total de gas recibido (con 9.620 GWh).

Argelia ha sido tradicionalmente el principal país exportador de gas para España. Lo ha sido durante los últimos años y lo fue también en el conjunto del año pasado, con casi un 43% del total, frente al apenas 14% procedente de Estados Unidos, según los registros combinados de Enagás y de la Corporación de Reservas Estratégicas (Cores).

Precio del gas disparado

Las acciones de Putin contra Bulgaria y Polonia y los mensajes de alerta de Alemania ante un posible corte de suministro ha provocado que durante las últimas jornadas el precio del gas se haya disparado.

En concreto, el precio de la materia prima llegó a subir un 24% hasta 127 euros por megavatio hora, ante el temor del mercado a que Moscú aplique a otros consumidores europeos las mismas represalias. Este viernes, el precio por megavatio a la hora en el mercado español llega hasta los 90 euros, si bien este sábado se hundirá hasta los 77 euros, debido a que en el fin de semana se produce una menor demanda por el cierre de la industria.

La Unión Europea, que se ha comprometido a tener un 60% menos de dependencia del gas ruso de aquí a final de año, asegura que está lista para capear los posibles cortes de gas.

«Hemos estado trabajando para garantizar entregas alternativas y los mejores niveles de almacenamiento posibles en toda la UE. Los Estados miembros han puesto en marcha planes de contingencia para tal escenario y trabajamos con ellos en coordinación y solidaridad», dijo Von der Leyen en un comunicado.

Te puede interesar

Comentar ()