Economía

Cada vez menos ‘tontos’: más de un millón de clientes eléctricos dejaron la tarifa regulada por la libre

La subida del precio del 'pool' eléctrico provoca que millones de personas prefieran negociar un precio cerrado con las empresas eléctricas

Un cable, dinero y una factura de luz.

Un cable, dinero y una factura de luz. Europa Press

Solamente los tontos siguen con la tarifa regulada del Gobierno”. Así se despachó el presidente de Iberdrola este jueves en referencia a las personas que siguen estando acogidos al mercado regulado, que sufre los vaivenes diarios del mercado eléctrico español. Ignacio Sánchez Galán -que el viernes por la tarde pidió disculpas a los clientes– quería reflejar que los usuarios deben trasladarse a la tarifa libre para negociar individualmente el precio del kilovatio durante un período de tiempo determinado.

Con la crisis energética iniciada a mediados del año pasado, millones de personas han intentado buscar la mejor opción para ahorrarse una buena cantidad de euros a final de mes con el recibo eléctrico. Según los datos de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia, un total de 1,25 millones de contratos se han pasado de la tarifa regulada por el Gobierno a la libre.

La cifra se dispara también, según los mismos datos de la CNMC, en cambio de contratos de libre a libre. En concreto, un total de 3,3 millones de usuarios se fueron de una comercializadora a otra buscando descuentos para menguar su tarifa energética. Los hay también que prefieren salir del mercado libre e ingresar al regulado (400.000 personas). Este cambio, según cuentan fuentes del sector, se debe a las modificaciones que hizo el Gobierno de Pedro Sánchez para acogerse al bono social eléctrico. El Ejecutivo permite a más usuarios a acogerse a estos descuentos que van en función de las rentas de los clientes.

Respecto al gas, también se produjeron importantes cambios y casi un millón de personas decidieron cambiarse de contrato durante el año pasado, si bien la gran parte de ellos fue de tarifa libre a tarifa libre.

Cambios en las compañías de energía

Esta fuga al mercado libre, se ha dejado notar en la base de clientes en las grandes empresas. Por ejemplo, según datos del sector a los que ha tenido acceso este periódico, el cuarto trimestre de 2021 salieron del mercado regulado en torno a 203.000 clientes. Entre enero y febrero de 2022 salieron del mercado regulado en torno a 205.000 contratos. Es decir, en los últimos 5 meses Endesa son un total de 408.000 clientes.

El cambio de clientes de tarifa regulada a libre arrojó datos en positivo también para Naturgy. El año pasado cerró con 2,08 millones en la segunda opción frente a los 1,9 del 2020. Respecto a la tarifa regulada, la compañía tenía 2,16 millones de clientes mientras que a cierre de 2021, la gasista se quedó con 2,01 millones.

Respecto a Iberdrola, el 86% de los contratos de Iberdrola están ya en el mercado libre. La cartera de clientes gestionada por su comercializadora ha alcanzado los 21,2 millones de contratos a cierre del primer trimestre del año, lo que supone un incremento del 9% con respecto al mismo periodo de 2021.

Iberdrola cuenta con un 86% del total de clientes de libre mercado con más de 18 millones de contratos. “La liberalización del mercado eléctrico español, puesta en marcha en 2003, abrió la posibilidad de que los clientes eligieran libremente la contratación de su compañía eléctrica. La preferencia por el mercado libre se ha intensificado ante la presión sobre los precios de la electricidad provocada por el encarecimiento del gas natural”, señalan fuentes de la compañía.

Descuentos de las grandes operadoras

Desde que comenzara la crisis energética, tanto Iberdrola como Endesa y Naturgy se han enzarzado en una batalla comercial para atraer a clientes a través de la tarifa libre. La tarifa fija se ha erigido como el principal reclamo de las comercializadoras de las grandes compañías energéticas en los últimos días. Naturgy reventaba el mercado con una ofensiva comercial con una promoción de un precio del pool de 60 euros el MWh. La oferta va dirigida a clientes eléctricos de Naturgy, tanto del mercado regulado como liberalizado, y también a los clientes de otras comercializadoras que quieran modificar sus condiciones.

Iberdrola, aprovechando la polémica de llamar “tontos” a los clientes que aún tienen la tarifa regulada, inició el viernes una campaña en la que anima a los consumidores a suscribir contratos de suministro eléctrico a través de contratos libres por ser más baratos que la tarifa regulada por el Gobierno.

“Veinte millones de hogares en España han visto cómo su recibo de la luz es igual o menor que hace un año. Son los de aquellos ciudadanos que tienen tarifa libre. Sin embargo, los contratos de la tarifa regulada por el Gobierno tienen como referencia los vaivenes diarios de los mercados de la energía y resultan insoportables para los ciudadanos adscritos a esta tarifa”, indica la empresa. Por tal motivo, y como continuación a su anterior campaña “Plan Estable” del pasado mes de marzo, esta campaña informativa y publicitaria insistirá en las ventajas de una contratación frente a la otra.

En este sentido, Facua alerta de que las propias comercializadoras buscan que los clientes se pasen a la tarifa libre puesto “que los precios se marcan desde las propias compañías” y en épocas donde la factura eléctrica no vive momentos de estrés como los actuales “los precios por kilovatio suelen ser muy elevados”.

Te puede interesar

Comentar ()