Economía

El alza de precios engorda las arcas públicas, las haciendas vascas recaudan un 18% más

Las tres haciendas ingresan de enero a abril casi un tercio de lo previsto para todo el ejercicio gracias al encarecimiento de previos derivado de las crisis energética y la invasión de Ucrania.

El consejero de Economía y Hacienda, Pedro Azpiazu, junto a los diputados generales, tras la firma del acuerdo en la Comisión Mixta del Concierto. IREKIA

Hace meses que todos los indicadores oscurecen un poco más el panorama. Las incertidumbres económicas se agudizan al ritmo del alza de precios, de cifras récord en la inflación y de una espiral energética que ahoga a empresas y hogares. En este contexto son pocos los que pueden respirar tranquilos y entre ellos, las haciendas públicas. La recaudación de impuestos registra en este tiempo también cifras récord, pero en este caso de repunte al alza. Es el caso de las haciendas vascas que han visto cómo en los cuatro primeros meses de este año sus ingresos impositivos se han incrementado un 18,3%.

La previsión con la que trabajaban las autoridades de Bizkaia, Gipuzkoa y Álava planteaba un repunte en la recaudación para este primer periodo del año del 4,6%, es decir casi cuatro veces menos de lo que finalmente ha entrada en la ventanilla de impuestos. Cierto es que cuando en el último Consejo Vasco de Finanzas se hizo la estimación por entonces la guerra de Ucrania no había estallado, pero sí la crisis energética que hoy se ha agudizado.

De enero a abril de este año las haciendas vascas han recaudado 4.946 millones, o lo que es lo mismo, 768 millones más que en el mismo periodo del año anterior. Donde más ha repuntado el ingreso por el cobro de impuestos concertados es en Gipuzkoa, donde el incremento supera levemente el 20%. En el caso de la hacienda vizcaína el repunte es de casi el 18% y en Álava roza el 17% de mejora respecto al año anterior.

El 31% de la recaudación anual

Sin duda el incremento de precios que se tradujo a finales de abril en una inflación del 8,3% de aumento también ha tenido reflejo en esta mejoría de la recaudación. Una inflación que inquieta a las autoridades económicas y a las empresas que exigen al Gobierno medidas para contenerla y evitar que pueda derivar en una ralentización de la actividad económica. Riesgo que a largo plazo podría derivar en un descenso recaudatorio también para las arcas públicas.

De este modo, en los primeros cuatro meses del año el País Vasco ya ha logrado recaudar casi el 31% del total previsto para el conjunto del ejercicio. Supone una cifra récord, teniendo en cuenta que en ese tiempo del ejercicio no se producen los mayores ingresos por el pago y cobro de impuestos. La previsión para el conjunto del año era de 16.290 millones de euros.

En los últimos años las haciendas vascas están registrando un repunte muy importante en sus ratios de recaudación. Así, el año pasado se cerró el ejercicio con una recaudación de 15.963 millones, una cifra que ya supuso una mejora del 14,4% respecto al ejercicio 2020.

De estos importes, las haciendas vascas reparten lo recaudado entre los distintos niveles institucionales. Así, en términos generales el Gobierno vasco recibe cerca del 70% de los recaudado en tributos y el 30% restante se destina a la financiación de diputaciones forales y ayuntamientos.

Te puede interesar

Comentar ()