Economía

¿Cómo será el ajuste del IRPF que ha anunciado Ayuso?

La deflactación del impuesto anunciado por la presidenta madrileña entraría en vigor en 2023 y permitiría compensar la subida de la inflación

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, saluda a una mujer a su llegada a la solemne misa de apertura del Año Santo de San Isidro, en Madrid.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, saluda a una mujer a su llegada a la solemne misa de apertura del Año Santo de San Isidro, en Madrid. A. Pérez Meca / Europa Press

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, anunció este lunes que su Gobierno va a deflactar -ajustar- el IRPF para contrarrestar los efectos fiscales de la inflación. Según lo anunciado, la medida entrará en vigor en enero de 2023, con lo que tendrá efectos en la declaración de la renta de 2024.

«Si una familia ingresa más ese año, su tramo de renta será ajustado para que siga pagando los mismos impuestos y no pierda su poder adquisitivo por culpa de la inflación», aseguró la presidenta. «Si no hacemos nada, se provocaría una subida de impuestos que queremos evitar, una subida encubierta que lo único que hace es dificultar aún más el acceso de las familias a un coste de la vida que está en permanente crecimiento por todo lo expuesto», amplió.

El presidente del PP, Alberto Núñez Feijóo, ya propuso esta idea a Pedro Sánchez en abril, buscando que la incluyese en su paquete de medidas para hacer frente al impacto que la guerra está teniendo en la economía, pero el Gobierno rechazó la idea. Ahora, el PP ha anunciado que si el Gobierno no toma medidas, lo harán las regiones gobernadas por los populares, sumándose a la iniciativa de Ayuso.

¿Qué implica exactamente esta posible deflactación del impuesto sobre la renta? ¿Cómo afectará al bolsillo de los madrileños? ¿Cuánto verían disminuir sus impuestos ¿A quiénes beneficiará? Resolvemos estas y otras dudas.

¿Qué es deflactar el IRPF?

El razonamiento es el siguiente: con una inflación en máximos históricos -en marzo los precios subieron un 9,8% frente al mismo mes del año anterior, un incremento no visto en 37 años-, lo normal es que los trabajadores también exijan subidas salariales, buscando no perder poder adquisitivo. Pero, en caso de obtenerlas, podrían tener que pagar más por IRPF: sucedería así en caso de que suban de tramo, pero también porque la base sobre la que tributan sería mayor.

Así, ajustar la tarifa podría ayudar a que no se pierda poder adquisitivo, o a que no se pierda tanto, dependiendo de cómo se lleve a cabo. Según un ejemplo que figura en la nota de prensa enviada por la Comunidad de Madrid a los medios, si un sueldo sube un 5%, eso puede llevar a que pase de su actual tramo de impuestos a uno superior, que en caso de un contribuyente que declara ingresos de 40.000 euros, implicaría pagar 300 euros más.

El Gobierno de Ayuso promete, con esta deflactación, «que se siga aportando lo mismo que hasta ahora». La incógnita es cómo se acometería exactamente ese ajuste, y si compensaría totalmente la subida de los precios, o solo una parte, ya que las comunidades autónomas solo tienen competencias sobre el 50% de lo que se paga de IRPF.

¿Cuánto quiere Ayuso ajustar esta tarifa?

No lo ha dicho. El equipo de prensa de la Consejería de Economía apunta que no lo han calculado aún. Tampoco está claro cómo se hará, si se tomará como referencia la subida de la inflación o la de los sueldos, ni si se tomará este año como referencia, un mes concreto, o un periodo de tiempo mayor.

En una entrevista en Onda Cero, Ayuso aclaró este martes que no tenían claro si usar un dato u otro. «Estamos viendo si lo hacemos a través de los salarios o de la inflación, no lo tenemos todavía cerrado», aseguró. Sin embargo, en un texto titulado Argumentos deflactación IRPF Comunidad de Madrid, con fecha de este lunes, facilitado por su equipo, la Consejería de Economía asegura que la Comunidad deflactará su tarifa del IRPF «la cuantía en la que suban los salarios».

Pero no existe una estadística que recoja cuánto suben los sueldos de todos los españoles cada año. El dato que normalmente se toma como referencia es el de cuál ha sido la subida recogida en los convenios que se han actualizado durante los últimos meses, algo que solo afecta a los trabajadores que están bajo esos convenios concretos. Preguntado al respecto, el profesor de Economía en la Universidad Pablo de Olavide e investigador asociado del centro de estudios Fedea Diego Martínez López asegura que cuando se han llevado a cabo medidas de este tipo se ha tomado el dato de la inflación, no el de los salarios, y recuerda que también recuerda que deberían tocarse las deducciones, los mínimos personales y las bonificaciones.

¿A quiénes beneficiaría?

Según la idea inicial, a todos los madrileños que hagan la declaración de la renta. Es decir, no solo a aquellos que vean subir su salario este año. «Si el salario del contribuyente no aumenta, esta medida constituye una bajada de impuestos porque pagaría un tipo medio efectivo menor», reza el anuncio.

Asimismo, afectará a los contribuyentes con mayor poder adquisitivo y a los que tienen menos, ya que la idea es deflactar todos los tramos. Es una continuación de la medida que ya se ha tomado para este año, como se aprobó en diciembre: rebajar en medio punto todos los tramos autonómicos del IRPF, en vigor desde el pasado 1 de enero y que supondrá un ahorro total de 334 millones.

¿Conseguirá que los madrileños paguen los mismos impuestos?

Ayuso solo tiene competencias para rebajar el tramo autonómico del IRPF. Esto genera una duda: ¿va a tratar de neutralizar toda la subida de la inflación, intentando compensar también el tramo del Estado, o el 50%? Es otro punto que no han aclarado desde la Comunidad.

En cualquier caso, Díaz Ayuso no ha comunicado qué coste supondrá para el Gobierno autonómico esta medida, ni cuánto ahorrarán con ella los madrileños. De la misma manera, recuerda el profesor Martínez López, deberá aclarar si toman como referencia el dato de inflación inflación prevista para este año, el dato de final de año, el medio de este 2022, o si irán más atrás y tomarán también la inflación de 2021, como la presidenta también ha dejado entrever.

Te puede interesar

Comentar ()