Economía | Empresas

La fiebre de los patinetes en Madrid: 313 multas diarias y medio centenar de accidentes

Por la capital circulan unos 5.000 patinetes compartidos operados por diversas empresas de movilidad

Varios patinetes de alquiler en la madrileña calle Serrano.

Varios patinetes de alquiler en la madrileña calle Serrano. EP

La fiebre de los patinetes en Madrid sigue imparable. Las aceras de la capital se encuentran inundadas por estos vehículos de movilidad individual operados por un pequeño grupo de empresas desde 2018. Los controladores del Servicio de Estacionamiento Regulado (SER) intentan poner coto a su proliferación en medio de las aceras, donde obstaculizan el paso de los peatones.

En los primeros cuatro meses del año emitieron sanciones contra 37.633 patinetes, según los datos ofrecidos esta semana por el Ayuntamiento de Madrid. Esto arroja una media de 313 denuncias al día por estacionar en lugares indebidos y representa el 74% de las amonestaciones a Vehículos de Movilidad Personal (VMP).

Las motocicletas compartidas recibieron 10.624 amonestaciones (21%) y las bicicletas compartidas fueron amonestadas con 2.655 multas (5%). El balance del pasado 2021 arroja porcentajes similares. Del total de 150.023 vehículos de micromovilidad sancionados, el 81,9% eran patinetes, un 13,3% motocicletas y un 4,8%, bicicletas

Según la normativa de movilidad del consistorio madrileño, los patinetes sólo pueden aparcar en las aceras cuando no haya un lugar específicamente destinado al efecto en menos de 50 metros y dejen un paso libre de tres metros de ancho. No pueden aparcar en calles peatonales ni en el entorno de las paradas de autobús.

Pero al margen de las molestias para los viandantes, la estadística del Ayuntamiento que gobierna José Luis Martínez Almeida refleja que en lo que va de año han participado en al menos 47 accidentes de los que tiene constancia la Policía Municipal.

La obligación de los usuarios de estos vehículos es circular por carriles bici, ciclocalles, zonas 30 y calles con velocidad limitada a 30 kilómetros por hora. En cambio, tienen prohibido circular por aceras, zonas peatonales o carriles de 50 kilómetros por hora.

Los patinetes llegaron a la ciudad en 2018 a través de unas licencias del Ayuntamiento gobernado por Manuela Carmena, que el actual consistorio pretende modificar. Del boom de empresas que entraron en la capital con los vehículos compartidos, apenas quedan unas ocho operativas para un total de 5.000 patinetes.

Te puede interesar

Comentar ()