Economía

La división entre asociaciones de autónomos complica el acuerdo del nuevo sistema de cuotas

UPTA y Uatae se muestran alineadas con el planteamiento del Gobierno, aunque la segunda pide cuotas más bajas para quienes menos ganan, y ATA rechaza de plano la propuesta de Escrivá

Una fisioterapeuta atiende a un paciente en una clínica.

Una fisioterapeuta atiende a un paciente en una clínica. Jesús Hellín / Europa Press

La división de opiniones entre las tres asociaciones de autónomos que se están reuniendo con el Gobierno para negociar el nuevo sistema está complicando la posibilidad de alcanzar un acuerdo. Mientras que la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (UPTA) -ligada a UGT- y la Unión de Asociaciones de Trabajadores Autónomos y Emprendedores (Uatae) -ligada a CCOO- ven con buenos ojos el planteamiento del Ejecutivo, la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA) -que forma parte de la patronal de empresarios CEOE- se opone de frontalmente a él.

UPTA y Uatae consideran necesario que los autónomos que ganan menos paguen cuotas inferiores a las que abonan en la actualidad, y, en esa línea, están alineados con el Gobierno, como se constató tras la reunión que mantuvieron el lunes. «Es de justicia que los que menos pueden tengan que hacer un esfuerzo menor, los que tienen la suerte de tener más, tienen la obligación de contribuir más. Nadie puede estar en contra», ha dejado claro en Twitter el presidente de UPTA, Eduardo Abad. Sin embargo, ATA rechaza de plano la idea de Escrivá, sobre todo reivindicando menores cuotas para los trabajadores por cuenta propia que más ingresan.

El Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones ha prometido a la Comisión Europea, a cambio de fondos europeos, reformar el actual sistema de cotización de los autónomos españoles y que el nuevo entre en vigor en 2023. Así, la negociación podría alargarse hasta final de año. El objetivo es que cada trabajador pague una cuota acorde con el beneficio que obtenga, puesto que con el mecanismo actual, pueden elegir y la mayor parte opta por pagar una cuota baja, lo que lleva, entre otros, a que las pensiones de los autónomos sean 500 euros al mes inferiores a las de los asalariados.

El Gobierno no tiene la obligación legal ni de Europa de llegar a un acuerdo con las diferentes asociaciones de autónomos sobre el nuevo sistema, pero está buscando el consenso, de la misma manera que lo hizo para aprobar la reforma de las pensiones o la reforma laboral, consiguiéndolo en ambos casos. Ahora, mantiene que perseguirá el mismo objetivo cueste lo que cueste, pero fuentes del Ministerio ven complicado llegar a un punto en común mientras las asociaciones estén en puntos tan diferentes.

En su nueva propuesta, que puede leerse más detenidamente aquí, Escrivá plantea cuotas de entre 250 y 550 euros al mes para el periodo 2023-2025, dependiendo de los rendimientos de los autónomos. Esta cuota mínima, de 250 euros, está un poco por encima de la última propuesta que el Gobierno hizo en abril, de 240, y la máxima, de 550, está ligeramente por debajo de los 600 euros que planteó en aquella ocasión. En todas las propuestas se mantiene la tarifa plana de 70 euros al mes para los dos primeros años de actividad para trabajadores con beneficios por debajo del salario mínimo

Para ATA, la propuesta actual «es inaceptable»

Desde ATA no transmiten una posición oficial frente a la nueva propuesta del Gobierno, limitándose a insistir en que siguen negociando, pero su presidente, Lorenzo Amor, publicó ayer un mensaje que no dejaba lugar a la interpretación: «Hemos dicho NO a la nueva propuesta de tramos del Gobierno», escribió en Twitter, postura que este martes ha reiterado.

«La inaceptable propuesta del Gobierno para los autónomos. Pretender que con la que está cayendo y la que está por caer los autónomos que ganen más de 1.700 euros al mes paguen entre 1.272 y 3.072 euros más al año en cotizaciones es vivir en otro mundo y alejados de la realidad económica que nos azota», ha asegurado.

ATA se opone tanto a la subida de las cotizaciones de los autónomos que más ganan, por considerar que no pueden pagar más en este momento, como a la bajada de las tarifas para la parte del colectivo que menos factura, argumentando que este grupo tendría «menos prestaciones y pensiones al bajar su base de cotización», como también explicó Amor en Twitter. Sin embargo, él mismo manifestó que la bajada a los autónomos que menos ganan le parecía insuficiente en un tuit posterior.

En la propuesta que la asociación y la CEOE remitieron al Ministerio en abril, cuya tabla puede consultarse en su web, planteaba cuotas que iban de los 205 euros (89 euros menos que la mínima actual) hasta los 330 para los que ganan más de 3.600 euros al mes. El Gobierno, en cambio, pretende que los que más beneficios registren paguen una cuota bastante superior, de 550 euros según la última tabla que se ha filtrado.

UPTA y Uatae, más alineadas con el Gobierno

La posición de UPTA y Uatae, en cambio, es más favorable a la propuesta del Gobierno. Por el lado de UPTA, Abad ha afirmado que se adecua «bastante» a las pretensiones de su asociación, mientras que en UATAE se muestran de acuerdo con el planteamiento general pero reivindican mayores rebajas para los tramos inferiores.

«Queda mucho por hacer, ahora apenas hay diferencia entre alguien que ingresa lo mínimo y alguien que tenga unos ingresos algo mayores. En los tramos mayores se puede hacer un mayor esfuerzo», expresan desde la asociación. Resaltan, sobre todo, que la tarifa mínima planteada ahora por el Gobierno es de 250 euros, tan solo 44 euros inferior a la actual, lo que implicaría que la diferencia entre quien ingresa menos y quien ingresa más sería de tan solo 300 euros. En anteriores propuestas, Escrivá sí contemplaba tarifas muy superiores para quienes más ganan, de hasta 1.000 euros, pero ha ido rebajándolas-

Además, ambas organizaciones reivindican que el Gobierno empiece a hablar de la protección social de los autónomos, tanto del cese de actividad como de otro tipo de coberturas y medidas para la conciliación. Es decir, entrar en reformas del sistema que vayan más allá de las cuotas, en las que se está centrando el debate y también las reuniones que hasta ahora están manteniendo.

Te puede interesar

Comentar ()