Economía

Paradores prevé pagar hasta 10.628 euros más de luz y gas al día por la subida de precios

La hotelera estatal saca a concurso el suministro energético para el segundo semestre del año por 14,62 millones, un 17,35% más que de enero a junio | La empresa ha rechazado las nuevas tarifas que le proponía Endesa para prorrogar el contrato actual

Acceso al parador de turismo de Ávila, uno de los establecimientos que tiene la cadena en Castilla y León.

Acceso al parador de turismo de Ávila, uno de los establecimientos que tiene la cadena en Castilla y León. EP

Paradores de Turismo prevé pagar durante el segundo semestre del año hasta 10.628 euros más al día que de enero a junio en concepto de luz y gas debido el encarecimiento de los precios de la energía, que siguen su escalada pese a las medidas adoptadas por el Gobierno para amortiguar su impacto en las empresas y las economías domésticas.

La sociedad estatal ha sacado a concurso la contratación del suministro de energía eléctrica y gas natural para los próximos seis meses en un intento de conseguir precios más económicos que los que le ofrecía la actual adjudicataria -Endesa Energía SAU- para prorrogar el acuerdo. Hasta el próximo 27 de junio admite ofertas, según detalla el anuncio de licitación.

El contrato que expira a final de mes se formalizó el pasado 1 de enero, 11 días después de que el consejo de administración de Paradores eligiera la propuesta de Endesa (Iberdrola Clientes SAU pujó por el lote de la luz). El precio a pagar por seis meses se pactó en 12.459.339,75 euros (IVA incluido), de los que el 78 % correspondía al suministro de energía eléctrica (9.719.867,08 euros).

Importe del contrato adjudicado por Paradores a Endesa Energía SAU para el primer semestre de 2022.

De esta forma, la empresa ha venido pagando por la luz y el gas que necesita su red de establecimientos para funcionar una media diaria de 68.836 euros (181 días), una cantidad significativamente inferior a la que previsiblemente tendrá que abonar en la segunda mitad del año por la subida de los precios de la energía. El presupuesto base de la licitación en marcha asciende a 14.621.379,85 euros, un 17,35 % superior.

Desglosado por conceptos, el importe estimado semestral en el caso de la luz es de 11.873.367 euros, 2.153.500 euros más que de enero a junio (un 22,15 % más). Para el lote del gas natural, la cantidad se ha fijado en 2.748.012,87 euros, exactamente 8.540,2 euros (un 0,31 % más). En el caso de que se sumara algún parador más a la oferta actual, la factura aumentaría en unos 829.000 euros.

Presupuesto de la licitación que ha puesto en marcha Paradores para el suministro en el segundo semestre.

En el caso de que la empresa estatal termine firmando el nuevo contrato de suministro con el mismo importe que el presupuesto máximo de licitación, el gasto medio diario crecería hasta los 79.464 euros (184 días), exactamente 10.628 euros más de la cantidad promediada con los precios que están vigentes de enero a junio.

Paradores tenía dos opciones. Una era aceptar la revisión de precios propuesta por el adjudicatorio actual y ejecutar una de las prórrogas previstas en el contrato inicial, lo que suponía -en el caso de la energía eléctrica (100 % renovable)- un aumento del 7,16 % (793.238,49 euros) sobre los 11.080.128,51 euros estimados para el periodo julio-diciembre siempre que la comercializadora mantuviera los precios adjudicados inicialmente. En el gas, el incremento era del 26 %.

Paradores licita el suministro energético por 14,62 millones, un 17,35% más que en el primer semestre del año

La otra posibilidad era, partiendo de estas previsiones, no prorrogar el contrato con Endesa Energía SAU y sacar la contratación nuevamente a concurso a fin de «testar el mercado e intentar conseguir mejores condiciones económicas». Es lo que decidió el Comité de Compras de Paradores el pasado 25 de abril tras analizar las propuestas de nuevas tarifas que le había hecho llegar el actual suministrador durante abril con vistas a una hipotética renovación y los informes elaborados tanto por la Dirección de Infraestructura Hotelera, Mantenimiento y Decoración como por Auren Consultores SP, la empresa externa que le asesora en materia de suministros energéticos.

En su dosier, fechado el pasado 20 de abril, el socio director de Auren (Javier Yáñez Vila) aconsejaba sacar la licitación en mayo dado que los precios «alcanzarán su mínimo de la mitad de año en adelante». Con todo, el especialista llamaba la atención sobre la «extrema volatilidad de los mercados» y los «cambios regulatorios constantes», por lo que no descartaba que las condiciones que finalmente se obtengan sean «más desfavorables» que las tarifas actuales y que las que había propuesto Endesa para prorrogar el contrato.

«Una fórmula ideal sería exigir un precio fijo a las comercializadoras, pero, en el contexto actual de mercado, hay altas posibilidades de que una licitación de estas características quede desierta. Sin embargo, es posible plantear esta posibilidad junto con el resto de los índices dentro de la licitación, de forma que quede abierta la posibilidad», recomendó Auren.

«Precio fijo»

Según se detalla en el pliego de cláusulas administrativas, los licitadores que opten al suministro de la luz durante el periodo comprendido entre el 1 de julio y el 31 de diciembre de 2022 deberán ofertar un «precio fijo» que no incluye ni los peajes de acceso ni los cargos del término de energía. También quedan obligados a presentar una doble propuesta: con y sin energía 100 % renovable. «Paradores se reserva el derecho a elegir la alternativa más conveniente en función del equilibrio entre el coste que oferten los licitadores y la sostenibilidad medioambiental», señala.

El encarecimiento de los precios de la energía tendrá impacto en la cuenta de resultados de la empresa estatal que gestiona la red pública de establecimientos hoteleros. En una conferencia organizada el pasado 8 de junio por el Consejo General de Economistas, el presidente y consejero delegado de Paradores, Pedro Saura, destacó el positivo comportamiento de las reservas y auguró que los ingresos aumentarán este año un 25 % en relación con 2021.

El pasado ejercicio, Paradores volvió a los números negros tras registrar un beneficio neto de tres millones de euros, muy lejos de las pérdidas de 63,9 millones con que saldó 2020 por el desplome de la actividad provocado por la pandemia. Saura pronosticó también un incremento de los beneficios, si bien no los concretó por la evolución de los costes que sufre el sector.

Te puede interesar

Comentar ()