Economía

Bruselas avala otros 12.000 millones de fondos para España pero duda de la reforma de las pensiones

Cree "optimistas" las estimaciones de gasto de España con respecto a la reforma de las pensiones y le preocupa la sostenibilidad fiscal del país

La presidenta del Comisión Europeo, Ursula Von der Leyen

La presidenta del Comisión Europeo, Ursula Von der Leyen EP

La Comisión Europea ha dado este lunes su aprobado preliminar al desembolso del segundo paquete de fondos europeos Next Generation para España, aquellos diseñados en 2020 para impulsar la salida de la Unión Europea de la crisis del coronavirus. Tras esta evaluación positiva de la Comisión, el Consejo de la UE debe emitir un dictamen en cuatro semanas como máximo, y después de nuevo la Comisión adoptará una decisión final sobre este desembolso y ya podrá llegar el dinero a España.

Entonces, el país recibirá 12.000 millones de euros, el mayor tramo de todo el paquete, que se sumarán a los 19.000 millones que ha percibido hasta ahora. Cuando se ratifique esta decisión, la Comisión ya habrá autorizado el desembolso de 31.000 millones de euros, casi la mitad de todos los fondos previstos (el 44,5% de los 70.000 millones que componen el total).

A Comisión le preocupa la sostenibilidad fiscal española

Aunque la Comisión no ha empezado a evaluar la sostenibilidad fiscal de las reformas aprobadas en España, algo que hará a final de año, le preocupa la estabilidad del sistema. Sobre todo, a consecuencia de la reforma de las pensiones, que liga estas prestaciones al IPC, lo que provocará un aumento considerable del gasto a lo largo de los próximos años, por la jubilación de la generación del baby boom.

El Gobierno español cree que la indexación con el IPC aumentará el gasto en 2050 en hasta 2,7 puntos de PIB más que con el régimen anterior, pero que otras medidas conseguirán rebajar ese desembolso hasta al menos los 1,6 puntos de PIB, como las que buscan impulsar el retraso de la jubilación y «penalizar» las jubilaciones anticipadas. Pero en la Comisión piensan que se trata de estimaciones optimistas, que deberían recortar a la baja para que fuesen más realistas.

En cualquier caso, Bruselas no evaluará ahora la sostenibilidad fiscal española, sino que lo hará de cara al desembolso del cuarto paquete de los fondos. Para el tramo que España previsiblemente recibirá en unas semanas ha tenido en cuenta que el Gobierno ha cumplido con la promesa de aprobar la reforma laboral -a finales del año pasado- y parte de la de pensiones.

De cara al tercer desembolso de fondos, previsto para diciembre y con un montante asignado de 6.000 millones de euros, la Comisión evaluará otras reformas en las que España está trabajando ahora. Entre otros, el Gobierno deberá aprobar la reforma del sistema de cotización de los autónomos. El Ministerio de Seguridad Social está intentando este mismo lunes alcanzar un acuerdo con tres asociaciones de autónomos sobre el nuevo sistema.

Te puede interesar

Comentar ()