Economía

El INE confirma la mayor subida de la inflación en tres décadas

El precio de los combustibles y de la electricidad siguen marcando el IPC

Una persona se dispone a llenar de gasolina su depósito en una estación de servicio de Barcelona

Una persona se dispone a repostar en una estación de servicio de Barcelona. EFE/Alejandro García

El Instituto Nacional de Estadística ha confirmado este viernes el dato que avanzó hace unas semanas del IPC. Así, el organismo sostiene que la cesta de la compra se encareció un 10,8% respecto a la de hace un año y baja 0,3% en el intermensual. El organismo, a su vez, ha vuelto a situar la inflación subyacente en un 6,1%.

Tal y como señala el Instituto Nacional de Estadística (INE), y como viene siendo habitual, el incremento de la inflación se debe «principalmente al aumento de los precios de los alimentos y de la electricidad». La bajada del intermensual se debe a la cierta relajación del precio de los carburantes y de la factura eléctrica.

Con todo, el dato de julio supera el pico alcanzado el pasado mes de junio cuando el IPC se situó en el 10,2%, su nivel más alto desde 1985. El Gobierno y los principales económicos esperan que a partir de agosto la inflación se modere y comience cierta relajación en el coste de los bienes.

Las autoridades monetarias, a su vez, han decidido activar sus planes contra la inflación subiendo los tipos de interés. La Fed aplicó esta misma semana un aumento de 75 puntos básicos mientras que el Banco Central Europeo (BCE) los subió 50 puntos básicos. Con estas decisiones se pretende tener menor acceso al dinero y frenar el consumo, provocando una bajada de precios generalizada.

De acuerdo a los datos del INE, los grupos que más se encarecieron durante julio fueron vivienda (gastos relacionados con el consumo de hogar), que presenta una variación del 2,6%, consecuencia de la subida de precios de
la electricidad y, en menor medida, del gas; hoteles, cafés y restaurantes, cuya variación del 0,9%, que repercute 0,116, está causada por el incremento de los precios de la restauración y los servicios de alojamiento; ocio y cultura, con una tasa del 1,2% y una repercusión de 0,073, debidas al aumento
de los precios de los paquetes turísticos.

Los alimentos y bebidas no alcohólicas también han provocado que la cesta de la compra se encarezca notablemente y presentan una variación del 0,3%, debida a subidas de precios generalizadas en todos sus componentes. Entre los aumentos, destacan los de la carne, el pan y cereales, la leche, queso y huevos y el pescado y marisco.

Te puede interesar

Comentar ()