Inteligencia Artificial

Economía | Empresas ENTREVISTA | PEDRO MIER (AMETIC)

“Hemos cometido errores al ser dependientes en el sector tecnológico”

Pedro Mier, presidente de Ametic

Pedro Mier, presidente de Ametic

La digitalización y la tecnología se ha convertido en una de las bazas para Europa. Antes de la invasión de Rusia y que la energía se convirtiera en una obsesión para Bruselas, el de las telecomunicaciones y sus derivados era la base del crecimiento para el Viejo Continente. La crisis de suministro de microchips por culpa de la pandemia que ya parece pasada puso de manifiesto la necesidad que tiene Europa para crecer en este área.

Para ello, Bruselas y todos los países miembro de la Unión Europea han lanzado importantes inversiones para dejar de depender de Asia o de Estados Unidos. Es aquí donde Ametic, la patronal de las empresas tecnológicas en España, hace hincapié en los errores que ha cometido Europa y señala el enorme reto al que se enfrentan los países. Pedro Mier, presidente de Ametic, recibe a este periódico durante el Encuentro de la Economía Digital y las Telecomunicaciones de Ametic.

Pregunta.- ¿Cómo afronta el sector los próximos meses?

Respuesta.- Tenemos que navegar juntos, pero somos optimistas por naturaleza. Afrontamos esta nueva etapa con muchas incertidumbres por el contexto económico y geopolítico. Pero tenemos muchas ganas de afrontar todo lo que viene.

P.- ¿Preocupa el escenario macroeconómico?

R.- Eso nos preocupa obviamente a todos. En particular la inflación. Se habla mucho de que si la guerra ha sido el detonante, pero antes hemos tenido que hacer frente a una pandemia que también ha sido decisiva en este aspecto. Pero nos debemos sobreponer y gracias a ello se ha inyectado grandes cantidades de dinero en el sistema económico. Hemos tenido que hacer frente a adversidades y ahora nos toca remar juntos.

P.- El sector tecnológico depende de la luz y los costes se están disparando. ¿cómo se afronta?

R.- Somos dependientes, pero no deficientes porque en nuestros procesos en los que interviene la energía eléctrica existen soluciones transversales y eso es lo que nos motiva. Defendemos tener una industria digital justa y poner a España como referente. Cuando hablamos de industria digital hablamos de una industria que genera las soluciones que están detrás de la revolución digital del sector. Tenemos una red de industrialización potente con un fortalecimiento muy grande en los campos que van a mandar en los próximos años. Obviamente son con tecnologías sostenibles, como es el caso de los microchips.

P.- España tendrá un PERTE de microchips, ¿qué importancia tendrá?

R.- Para Europa y, principalmente para España, se ha descubierto que por fin podemos estar a la vanguardia. Hemos cometido errores por ser dependientes. No se trata de ser completamente autónomos, y eso nadie lo piensa, pero sí debemos tener independencia. Hemos vivido momentos de urgencias como ha sido la pandemia, pero ahora tengo la esperanza de que todo va a cambiar. Hace años, durante las conferencias en Santander, los expertos pedían inversiones y ahora es justo lo que vamos a tener. Los microchips van a estar en todos los sectores. Lo vemos en los dispositivos de electrodomésticos, coches, etc. Diseñar nuestros propios chips nos hará competitivos y es muy importante que las empresas españolas tengan la capacidad suficiente para asumir los nuevos retos.

P. ¿Llegaremos a la cuota de mercado de ese 20% comprometido?

R.- Europa hace años producía más del 40%, ahora estamos por debajo del 10%. Esto significa que tenemos que doblar nuestra producción y es un gran objetivo. Un verdadero reto para toda Europa. En nuestro caso (España) estamos en la parte del diseño que es la parte que más valor añadido tiene. Llegar a los porcentajes está muy bien siempre y cuando las empresas tengan acceso a la financiación y capacidad de inversión.

P.- ¿Y qué beneficios tiene para España?

R.- En lo que se refiere a la industria propiamente española, nos vendrá bien porque pasaremos a tener capacidad de diseño con nuevos dispositivos y en particular con las nuevas tecnologías y técnicas abiertas que permitirán a nuestras empresas crear elementos diferenciales para poder competir en el mercado internacional. Es el caso del automóvil que va a pasar de ser una industria mecánica a una electrónica de software y digital y que ayudará a la electrificación de la economía.

Te puede interesar

Comentar ()