Economía | Empresas

Descontento en los empleados de RTVE con la llegada de Elena Sánchez: “Es una chapuza”

La plantila de RTVE durante una jornada de protestas

La plantila de RTVE durante una jornada de protestas Twitter

José Manuel Pérez Tornero puso este lunes punto y final a su periplo en Radio Televisión Española. Las presiones políticas, las malas audiencias y su desconfianza con el consejo de administración provocó que acabara antes de tiempo su estancia en el despacho de Torrespaña.

Pero como dice el refranero popular español, ‘a rey muerto, rey puesto’. Por eso, el máximo organismo del ente público ya sopesa quién debe ocupar el cargo. No obstante, y según apuntan fuentes conocedoras de la situación, se manejaron varios perfiles para ocupar el puesto de Tornero. Pero, finalmente se decidió por Elena Sánchez.

Moncloa, de hecho, ha sido su gran valedora para conseguir su nuevo puesto. La histórica periodista de Televisión Española era uno de los perfiles que más gustan a los asesores de Pedro Sánchez debido a su pasado relacionado con el PSOE y por la larga trayectoria que tiene en Televisión Española. Su nombre ya sonó con fuerza hace varios meses antes de que Tornero se hiciera con la presidencia tras el acuerdo histórico entre Partido Popular y Partido Socialista.

La periodista nació en Madrid en 1957 y es licenciada en Periodismo por la UCM. Tras trabajar como periodista desde 1979 en distintos medios públicos y privados (Diario 16, Antena 3 Radio y Agencia EFE). Su llegada a TVE se produce en el área de deportes de RTVE en 1984 y en 1987 obtiene por oposición la plaza de redactora. Durante su estancia en la tele pública ha ocupado numerosos puestos dentro del ente.

Por ejemplo, ha sido reportera en Informe Semanal o Crónicas, así como en los informativos de TVE. Además impulsó el órgano de la Defensa de la audiencia y en 2018 fue nombrada secretaria general de la Corporación, pero lo abandonó en septiembre de 2020.

Pero, la llegada a la presidencia del consejo de administración de Elena Sánchez no ha hecho más que espolear el malestar de los trabajadores de Radio Televisión Española. En conversación con este periódico, fuentes de las diferentes redacciones tildan de “chapuza histórica” el ascenso de la periodista.

Una de las razones por las que califican de esta manera el nombramiento es por la polémica suscitada por el plagio durante el proceso de vocales para el consejo de Radio Televisión Española. Según explica a este periódico uno de los expertos encargados de llevar a cabo el proceso de selección su trabajo fue “sorprendente” ya que saltaba a la vista “que su documento presentado era un ‘copia y pega’ de la Wikipedia”. “Es inadmisible que el enchufismo y el colegueo político esté dentro del medio de comunicación estatal”, remarcan las fuentes consultadas dentro de TVE.

“A este paso vamos camino del cierre de la televisión española. Todos los políticos siempre dicen que la televisión pública debe ser neutral y que no haya influencias en nuestro trabajo, pero nunca pasa. Es muy triste que la labor que hacemos día a día se vea empañado de esta manera”, puntualizan.

Fuerte politización

De hecho, en la tarde del lunes, y antes de que se hiciera oficial el nombramiento de Sánchez, el Consejo de Informativos de TVE admite que el balance de Pérez Tornero no es positivo en cuanto a los servicios informativos, porque su gestión ha estado marcada por «la ausencia total de proyecto, la inestabilidad en la dirección (designaciones ‘fallidas’ y dimisiones varias) y por algunos lamentables episodios de extralimitación de sus competencias, tratando de influir en el relato de los Telediarios».

Los trabajadores de RTVE remarcan que la corporación queda en manos de un puñado de voluntades, “con enorme riesgo de sufrir una fuerte politización a las puertas de un año con varias citas electorales”. A los trabajadores de Informativos de TVE les produce auténtico “hastío escuchar en los medios de comunicación que RTVE fue moneda de negociación partidista entre Gobierno y PP en el contexto de renovación de otros órganos institucionales”.

Estas palabras cobran fuerza después de que Elena Sánchez sea la mujer de Pedro Pablo Mansilla, ex director general de Instituciones Penitenciarias durante la presidencia de José Luis Rodríguez Zapatero.

El propio Mansilla llegó a tener su cupo en Radio Televisión Española para gestionar la venta de unos terrenos que eran propiedad de la corporación en las instalaciones de Prado del Rey. No obstante, aquella salida nunca se produjo.

Te puede interesar

Comentar ()