Economía | Hacienda

Los españoles pagarán 15.700 millones más en 2023 para sostener las pensiones

En enero entrará en vigor la subida de las cotizaciones sociales que aprobó el Gobierno el pasado diciembre

Varias personas mayores en una manifestación en Madrid.

Varias personas mayores en una manifestación en Madrid. Carlos Luján / Europa Press

A partir de enero, los españoles deberán pagar más cotizaciones sociales -mes a mes, a través de su nómina- para sostener el sistema de pensiones. Si no recuerdan por qué, retrocedamos a noviembre del año pasado: el Gobierno había prometido a Bruselas aprobar una nueva fórmula en sustitución del ya derogado factor de sostenibilidad de Rajoy y Escrivá acordó con los sindicatos UGT y CCOO el llamado mecanismo de equidad intergeneracional, que consistía en una subida de las cotizaciones para poder pagar las pensiones.

Ese incremento de las cotizaciones entrará en vigor en 2023, y llevará a los trabajadores del país a abonar algo más a la Seguridad Social durante 10 años, esto es, hasta 2032. Con esos ingresos adicionales se nutrirá el Fondo de Reserva de la Seguridad Social, tal y como apareció recogido en el Boletín Oficial del Estado el pasado 28 de diciembre, ley 21/2021.

El mecanismo de equidad intergeneracional (MEI) se creó buscando dar respuesta a la jubilación de la generación del baby boom, una de las mayores de la historia del país. Su retiro provocará que los jubilados crezcan un 67% de aquí a 2050, mientras que en ese mismo periodo la población en edad de trabajar caerá un 10%.

Para ello, se decidió subir las cotizaciones sociales 0,6 puntos, de los que 0,5 puntos los pagarán las empresas y 0,1 los trabajadores. La misión es acumular 40.000 millones de euros en la década en la que en principio estará activo. A partir de entonces, quedará como «una válvula de seguridad» que se activará solo si el gasto en pensiones crece por encima de lo previsto. La ley también establece que a partir de 2023 estará sometido a evaluaciones trimestrales.

El Estado ingresará un 11,5% más por cotizaciones sociales

En este contexto, los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2023, que se han hecho públicos este jueves después de que el Consejo de Ministros los aprobase el martes, recogen un fuerte aumento de los ingresos del Estado en concepto de cotizaciones sociales. En concreto, de un 11,5% con respecto a este año, uno en el que el empleo se ha comportado especialmente bien -ya se recuperó el nivel de empleo previo a la pandemia en el verano de 2021-.

El Gobierno espera que el conjunto del Estado ingresará 11.500 millones más en 2023 en concepto de cotizaciones sociales frente a este año, algo que se deberá en parte al aumento previsto para enero, pero también al mejor desempeño de la economía y el mercado laboral.

La recaudación total prevista de la Seguridad Social es de 204.208 millones de euros, frente a los 181.081 presupuestados para este año. Las cotizaciones representan un 74,5% de todos los ingresos de la Seguridad Social, que también se nutre de tasas, transferencias e ingresos patrimoniales, entre otros. En total, la Seguridad Social prevé recaudar el próximo año 204.208 millones de euros, un 12,8% más que este año, de nuevo, según se desprende del libro amarillo que desglosa las cuentas del estado para 2023.

Dentro del presupuesto de Seguridad Social también destaca que el ingreso mínimo vital (IMV) aumentará un 8,5% en 2023, al igual que las pensiones contributivas y no contributivas. En total, el Gobierno prevé gastar en pensiones un 11,4% más el próximo año frente a este, tanto por la revalorización de las prestaciones con el IPC como por el aumento de los jubilados.

Te puede interesar

Comentar ()