Economía

Las palabras por las que la banca cancela pagos por Bizum y transferencias

Las entidades financieras tienen departamentos específicos para controlar el blanqueo de capitales o el envío de dinero a organizaciones terroristas

Dos usuarios utilizando la app de Bizum. EFE

Bizum ha supuesto una revolución en el pago instantáneo entre amigos. Ya no hay necesidad de hacer una transferencia y esperar un día a recibir el dinero o llevar efectivo para pagar las deudas entre amigos. Con tener el móvil del usuario y la aplicación del banco ya se pueden hacer todos los pagos. De hecho, en abril se alcanzaron los 20 millones de usuarios (ahora están cerca de los 22 millones) y ya superan las 1.000 millones de transacciones. Todas ellas se revisan para saber si cumplen todos los requisitos, es decir, lo habitual es que cuando un concepto puede inducir a alguna actividad ilegal, los departamentos jurídicos de los bancos contactan con las personas para conocer más detalles. Hay varias palabras, cantidades de dinero o de pagos que hacen saltar las alarmas.

Esas palabras son las que todo el mundo se imagina: armas, guerra, bomba, drogas, atentados… En muchas ocasiones, este asunto puesto en un Bizum se hace de broma, pero tiene que pasar el control. Fuentes del sector bancario explican que las palabras que hacen investigar el pago son las típicas, pero que se va más allá y no solo investigan si pone “revólver para sicario”. De hecho, por motivos de seguridad no enumeran cuáles son, aunque son conscientes de que muchas veces una palabra no supone un peligro.

Los bancos explican que con este control lo que están haciendo es cumplir la ley y la normativa de prevención del blanqueo de capitales y de financiación del terrorismo. Las transacciones a través de Bizum son miles cada día, por lo que hay automatismos que detectan patrones y todo lo que suene raro genera una alerta que es comprobada.

Bizum tiene una normativa estándar y luego todas las entidades tienen el suyo propio que puede ser más restrictivo, pero siempre partiendo del de la compañía de pago. Las fuentes financieras consultadas por El Independiente explican que se revisan todos los movimientos a través del uso intensivo de los datos y cuando salta la alarma la entidad interviene, se comunica al cliente, se cancela el envío del dinero e incluso se puede llegar a paralizar el servicio.

Las cancelaciones de los Bizum son frecuentes, ya que este sistema de pago es muy usado y es muy cómodo para todos, por lo que es normal que se produzcan muchos avisos. No obstante, desde el sector aseguran que no hay mucha diferencia respecto a las transferencias, que también se revisan una a una. En este caso, la mayor diferencia es que los pagos con Bizum son inmediatos y se tiene que intervenir más rápido que con las transferencias, que suelen tardar unas horas o incluso algún día.

A un usuario de la red social Twitter le pasó este verano. Según explica en un hilo, hizo un pago a través de esta plataforma a un amigo con el concepto ‘Armas de Siria’ que nunca llegó a su destinatario y sí que salió de su cuenta. Recibió una llamada por parte de la entidad que le explicó por qué había ocurrido este bloqueo y según apunta, “le dijeron que si el concepto hubiera sido correcto no habría problemas”.

En el hilo creado por este usuario, hay una respuesta de otro que asegura que le llamaron de su banco por una transacción de dos euros en el que ponía “pedidos irán (sic)” y él explicó la situación que, finalmente, acabó arreglándose. Sin embargo, sí que puntualiza que en otros pagos con otros conceptos sí que le han cancelado la transacción.

Este es otro ejemplo:

Sin embargo, el concepto no es el único motivo por el que saltan las alarmas en los departamentos de seguridad. Las cantidades de dinero o las veces que hace una persona un bizum al mismo usuario también se tiene en cuenta. Esto también hace que se paralice la transacción y que el banco o la entidad comience a investigar. Además, los bancos utilizan todos sus servicios para evitar blanqueo de capitales a través de este método.

Actualmente, el límite de operaciones recibidas a través de Bizum es de 60 operaciones al mes para evitar irregularidades y de 2.000 euros al día. Tal y como avisa el Banco de España, en caso de realizar un pago a una persona que lo ha sobrepasado, la plataforma envía un mensaje alertando de que esa operación no puede efectuarse y que no se producirá ningún movimiento de fondos de tu cuenta. No obstante, el usuario sí que puede realizar pagos a través de la herramienta.

Según las normas de Bizum, el importe mínimo por operación es de 0,50 euros y el máximo de 1.000 euros. Dado que cada entidad bancaria puede establecer o modificar los límites, CaixaBank decidió desde junio que el límite máximo fuera de 500 euros.

Te puede interesar

Comentar ()