Economía

Decenas de jubilados denuncian el embargo ilegal de sus pensiones

La Agencia Tributaria pide a los afectados que presenten recursos para conseguir la devolución del dinero | Las víctimas están creando una asociación para reivindicar estas cantidades

Una pareja de jubilados pasean en Madrid.

Una pareja de jubilados pasean en Madrid durante la desescalada del Covid. Marta Fernández / Europa Press

Decenas de jubilados han contactado durante las últimas semanas con este periódico para denunciar el embargo ilegal de sus pensiones. Tras la publicación de la historia de José Luis Fuentes y Soledad Alonso el pasado 28 de septiembre -quienes en junio vieron embargadas sus prestaciones contraviniendo lo que dictó una resolución judicial en mayo-, más de 30 personas han escrito a El Independiente asegurando que se encuentran en la misma situación. Y, en paralelo, Fuentes ya ha preparado recursos para otras alrededor de 40 personas que lo han contactado a través de las redes sociales por también afectados.

Estos pensionistas, todos con deudas pendientes con el Estado o terceros, se encuentran en una de las dos situaciones siguientes: o bien fueron embargados en junio a pesar de que sus pensiones son inferiores al salario mínimo interprofesional, pese a que la resolución del Tribunal Económico Administrativo Central (TEAC) de mayo exige lo contrario, o bien, si sus pensiones sí superan el SMI, fueron embargados por encima de lo establecido en la citada resolución. Según el Ministerio de Seguridad Social, actualmente hay unos 100.000 jubilados con parte de su pensión embargada por deudas.

Por todo ello, el jubilado está creando una asociación con la que exigir a la AEAT que devuelva a todos los afectados las cantidades embargadas por encima de lo legal, y que lo haga sin necesidad de que cada uno de ellos presente recursos de forma individual. Cuando se terminó de escribir este artículo, la mujer de Fuentes, Soledad Alonso, era la única pensionista contactada por este medio que había conseguido de vuelta los 140 euros. La cantidad le fue ingresada este sábado 21 de octubre, casi cuatro meses después de que ella presentase -en julio- un escrito ante la AEAT exigiendo el reintegro.

Mientras, desde la Agencia Tributaria aseguran que una vez que se conoció la resolución judicial del TEAC levantó el embargo de todos los pensionistas, algo que hizo «fuera de procedimiento» para que no se produjera esta situación, pero esgrimen que «no consiguieron llegar a todos». También especifican que quienes hayan sido embargados de más en junio deberán pedir la devolución a la AEAT, argumentando que les es imposible ejecutar los reintegros de oficio.

Y desde Seguridad Social afirman, en la misma línea, que no dio tiempo a aplicar la resolución para las pagas de junio, pero que sí se hará en las de noviembre, cuando los pensionistas vuelvan a percibir juntas su prestación ordinaria y la extra. Es decir, que ya en noviembre los jubilados con pensiones inferiores al SMI no verán embargadas sus prestaciones porque no se sumarán la paga ordinaria y la extraordinaria como si fuesen dos percepciones. Y que se usará ese mismo método para calcular el importe embargable de aquellos con pensiones mayores.

El primero fue el caso, por ejemplo, de Rosa María Rodríguez. Esta pensionista de 71 años, residente en la provincia de Lérida y que siempre se ha dedicado al sector de la limpieza, tiene una deuda con Hacienda tras no haber podido pagar el IBI de una vivienda familiar. Rodríguez recibe una pensión de 750 euros mensuales, pero durante los últimos dos años en los meses en los que cobra la paga ordinaria junto a la extra, como el pasado junio, la AEAT le embarga 142 euros.

¿Por qué, si la Ley de Enjuiciamiento Civil recoge literalmente que son inembargables las pensiones que no excedan de la cuantía señalada para el salario mínimo interprofesional (actualmente, 1.000 euros)? Como ya explicó este medio, porque desde 2020 se suma el importe de la paga ordinaria y de la extra en base a un dictamen de la Dirección General de Tributos, que entonces zanjó un largo debate al establecer que los meses de pagas extra sí se podían unir ambas prestaciones para embargar.

Sin embargo, la resolución del TEAC de mayo apunta lo contrario. Según su criterio, el límite de inembargabilidad de los sueldos y pensiones en aquellos meses en los que se perciben junto a una paga extraordinaria debe ser el doble del importe del SMI mensual, es decir, 2.000 euros. Rosa María Rodríguez no conocía esta resolución, y fue a través de este periódico como supo que en junio la habían embargado por encima de lo legal.

Rosa María desconocía la resolución del TEAC, por eso no ha reclamado la devolución del dinero

«Yo estoy de acuerdo con la deuda, yo tengo esa deuda con Hacienda y Hacienda somos todos, como dicen ellos. Por eso no he reclamado nada cada vez que me han embargado, siempre en los meses de pagas extra», explica por teléfono. Esta jubilada entendía que el embargo era legal, al sumar su pensión y su paga extra 1.500 euros (más de 1.000, el SMI). De acuerdo con la resolución, sin embargo, al no sumar más de 2.000 euros la pensión y paga extra de junio de Rosa María, sus pagas son inembargables.

Su caso es el mismo que el de Juan Hernández Baraja, vecino de Conil (Cádiz). Con una pensión de 720 euros mensuales, desde 2017 le vienen embargando 133 euros dos veces al año, cuando en el mismo mes recibe su pensión y la paga extra. Eso mismo sucedió este junio. «Pero entonces no sabía que no se podía embargar y por eso se me pasó el plazo para recurrir», explica en conversación con este medio.

Pero tras conocer la sentencia del TEAC, el 30 agosto presentó una denuncia en un juzgado de guardia. Ahora, ha recibido una carta por correo ordinario en la que el Gobierno le explica que no le embargará más a partir de este noviembre, pero, como el resto de pensionistas contactados por este medio con la excepción de Soledad Alonso, no ha tenido noticias del dinero que le fue embargado por encima de lo legal en junio.

Las pensiones superiores al SMI, también afectadas

Otros jubilados con pensiones superiores al SMI también se han visto perjudicados por la no aplicación de la resolución del TEAC de mayo. Es el caso del propio José Luis Fuentes, y también de Eulalia, de 67 años y residente en Valencia, y de María, de 65 años y que vive en Granada, quienes prefieren que este medio no publique su nombre completo.

La primera, según la documentación que ha podido consultar El Independiente, recibe una pensión de jubilación y otra de orfandad de unos 1.300 euros en total. Cada mes le descuentan unos 300 euros de su pensión, pero en los meses de paga extra el importe embargado asciende a 600 euros.

En este caso, Hacienda está considerando inembargables los primeros 1.000 euros, en lugar de los primeros 2.000, como se establece en la resolución del TEAC. «En el caso de que en el sueldo mensual percibido estuviera incluida la parte proporcional de las pagas o gratificaciones extraordinarias, el límite de inembargabilidad estará constituido por el importe del SMI en cómputo anual (SMI mensual x 14) prorrateado entre 12 meses. Al exceso percibido sobre tal cantidad se le aplicará la escala recogida en el artículo 607.2 de la LEC», reza el escrito del Tribunal.

En el caso de María, la retención mensual es de 700 euros y la de cada mes de paga extra, de 1.400, de nuevo al estar considerando los 1.000 primeros euros inembargables en lugar de los primeros 2.000. Ahora ya ha recibido la carta en la que el INSS la avisa de que a partir de noviembre los primeros 2.000 euros -sumando la pensión ordinaria y la extra- no se le embargarán, pero también debe reclamar la cantidad de junio para conseguirla de vuelta.

Hacienda solo devolverá el dinero de junio a quienes lo reclamen

El INSS asegura que va a aplicar la resolución del TEAC de cara a noviembre. Por tanto, ese mes no se verán embargados aquellos que reciban habitualmente pensiones inferiores al SMI aunque sí lo superen al sumarse la paga ordinaria y la extra, y los que las superen no podrán ver embargados los primeros 2.000 euros.

Pero con respecto a los embargos de junio, la Agencia Tributaria avisa de que no actuará de oficio: los afectados deberán solicitar la devolución del dinero para recibirlo de vuelta. En este sentido aconsejan presentar un recurso de reposición por registro administrativo a la AEAT, sin importar que ya se les haya pasado el plazo oficial para reclamar, o llamar al teléfono 915536801.

En el caso de aquellos que ya hayan solicitado la devolución y que hayan recibido un escrito de la AEAT reconociendo que tienen razón, como fue el caso de la mujer de José Luis Fuentes, Soledad Alonso, la Agencia asegura que devolverá el dinero tan pronto como sea posible, algo que podría tardar «días o semanas». Según Hacienda, si ya han pasado meses desde que un jubilado comenzó este proceso, ya debería haber percibido la cantidad, pero Soledad Alonso no lo consiguió hasta este mismo sábado.

Una asociación para unir a los afectados

Cinco meses después de la resolución del TEAC, y varios después de que algunos de estos pensionistas presentasen recursos para conseguir el dinero de vuelta, varios de ellos han decidido poner en marcha una asociación de afectados puesto que no han recibido el dinero de vuelta. Con José Luis Fuentes a la cabeza, los retirados está trabajando en la creación de la futura Asociación de jubilados afectados por los embargos ilegales de la AEAT, que verá la luz en unos meses.

«Los afectados de esta asociación que se encuentra en trámites de su fundación pedimos que de oficio la AEAT devuelva a todos los embargados esas cantidades ilegalmente detraídas de sus pagas de pensionistas», explica Fuentes a este medio. «Y, en el hipotético caso que ese organismo no nos conteste o nos lo deniegue, presentará la Asociación una querella en el juzgado que corresponda solicitando esa cantidad», advierte.

«Nosotros somos mayores, claro que sí, somos esas generaciones que yo llamo de hierro, en las que más de uno empezó a trabajar con 12 años. Nosotros ayudamos a levantar un país, y es por eso por lo que estamos dispuestos a luchar con todas nuestras fuerzas por nuestros derechos», afirma. El jubilado tiene claro que, aunque ya ha conseguido la devolución del dinero de su mujer, va a seguir peleando para conseguir que el Gobierno reintegre lo embargado de más a los pensionistas en junio: «Por supuesto que voy a llegar hasta el final. Es lo mínimo que puedo hacer».

Te puede interesar

Comentar ()