Economía | Empresas

Mediaset trocea el poder de Vasile y nombra a tres ejecutivos para solucionar la crisis de audiencias

Borja Prado tendrá más poderes ejecutivos tras la salida del histórico directivo

Cartel Mediaset España en la Sede de Telecinco, en Madrid.

Cartel Mediaset España en la Sede de Telecinco, en Madrid (España). Ricardo Rubio / Europa Press

Mediaset ha decidido dividir el poder de la compañía en España tras la salida de Paolo Vasile de la cadena española. La compañía ha comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) la nueva estructura a partir del 1 de enero, último día del histórico directivo en el conglomerado televisivo.

Así, la sociedad nombrará a Alessandro Salem como nuevo consejero delegado de la compañía. El Italiano, con una dilatada experiencia dentro del mundo televisivo, era el director de contenidos de Mediaset. Anteriormente, ocupó cargos en Publitalia o la radio televisión italiana pública.

Pero, como se mencionaba anteriormente, la compañía ha decidido dividir en tres la dirección ejecutiva y Massimo Musolino ha sido nombrado como CEO de la Sociedad responsable de las áreas de gestión y operaciones.

Borja Prado, hasta ahora presidente de la compañía, también adquirirá poder dentro del organigrama ejecutivo de la compañía y será responsable de Relaciones Externas e Institucionales, Asuntos Jurídicos y Regulatorios, Auditoría Interna, Cumplimiento Normativo y Responsabilidad Social. Hasta la fecha, estas funciones las ostentaba Mario Rodríguez, quien pasará a depender directamente de Pardo a partir del día uno de enero.

Con los nuevos nombramientos, Mediaset busca dar un giro a la difícil situación que atraviesa sus cadenas en audiencias. A pesar de que Mediaset acapara más de la cuarta parte de la audiencia en abierto (un 26% a cierre del último mes de septiembre) y una proporción mucho mayor en lo que respecta a la tarta publicitaria (un 41,8% de la inversión total en el medio, canales de pago incluidos, según el recuento de Infoadex correspondiente al primer semestre de este año), los últimos meses reflejan una caída sin precedentes en su programación.

Su buque insignia como ha sido Sálvame y Sálvame Deluxe ha ido cayendo en picado y los televidentes han optado por otros contenidos durante la sobremesa y la tarde o el fin de semana. Ahora, la compañía ha recortado la programación del magazine vespertino y ha optado por Café con aroma de mujer, pero que tampoco ha mejorado los registros del programa de Jorge Javier Vázquez.

De hecho, el día del estreno Antena 3 consiguió liderar su franja con un 11,8% de cuota de pantalla y 1.068.000 espectadores, sacando un punto de ventaja a la cadena de Mediaset.

Te puede interesar

Comentar ()