Tendencias

Sonsoles Ónega apuesta, gana y arrasa

Sonsoles Ónega ha pulverizado todas las estadísticas. Cuando, después de muchas semanas de ir calentando motores, por fin el lunes 24 de octubre se estrenaba Y ahora Sonsoles, muchos dudaban de que el programa estuviera a la altura de tanta expectación. Tenía que competir con Sálvame, nada menos, una apuesta que hace unos años nadie hubiese creído posible. Pero los tiempos han cambiado mucho, el espacio de Jorge Javier Vázquez ya no es lo que era, Telecinco está inmersa en muchos cambios y Antena 3 no ha desaprovechado la coyuntura para asestar un golpe de gracia a su rival. Arriesgado, audaz, pero efectivo.

Muchos creían que no sería posible, pero el programa de Sonsoles dio la campanada. Alrededor de 1,5 millones de espectadores y un 17,6% de la audiencia, lo mejor de la franja de tarde desde la vuelta de Pasapalabra en mayo del 2020.

Un espacio consolidado

La suerte de los principiantes, dijeron algunos. Tan solo es el primer día, aseguraron otros. Pero de nuevo erraban: Y ahora Sonsoles se ha mantenido líder en su espacio horario. En los cinco primeros días se ha consolidado con más de 1,2 millones de espectadores y un 14,7% de la audiencia media. Ahí es nada. Pero lo mejor, sin duda, es que en tan breve espacio de tiempo el programa se ha consolidado.

Ahora, tan solo unos días después del estreno, Sonsoles Ónega ha conseguido lo que muchos intentan y pocos logran: parece que lleve toda la vida en Atresmedia y presentado su espacio. Desde luego, tiene una gran baza como cara visible de un espacio televisivo: la presentadora tiene una versatilidad increíble y se mueve como pez en el agua por varios registros. Tanto te habla del famoseo como de política, unos días interactúa con una señora mayor del público y luego da paso al tiempo. Te la ves dando noticias de actualidad, charlando de lo que pasa en un pueblo y riéndose a carcajada limpia con los últimos cotilleos.

Ella, desde luego, resulta cercana, cae simpática y, sobre todo, engancha. Lo que en términos televisivos es impagable. El formato de Y ahora Sonsoles, además, le va como anillo al dedo. Esa mezcla entre entretenimiento, actualidad y crónica social, aderezado con tertulianos y con escaso o nulo margen para la política, parece funcionarle. Y eso que no era fácil: los programas de más puro directo son difíciles de encajar en la franja de las siete, cuando los espectadores ya están desconectando de sus quehaceres cotidianos y sus preocupaciones, y buscan evadirse. Antena 3 llegaba años evitando directos a estas horas.

La vuelta del corazón a Antena 3

Luego, además, están los temas del corazón, un tema que en Antena 3 siempre se ha visto con mucho recelo. La cadena llevaba más de una década esquivando como a la peste la crónica rosa. El último espacio que le dedicó fue ¿Dónde estás corazón?, con Jaime Cantizano, que llegó a emitirse en primer time allá por el 2003. Pero luego fue siendo relegada a un segundo plano y, el 24 de septiembre del 2003, dejó de emitirse. Aunque ahora no nos acordemos, en su día la plantilla contó con María Patiño y Chelo García-Cortés.

Hace poco, algunos directivos de Atresmedia reconocían que no pensaban hacerle ascos a la crónica rosa siempre y cuando se encontrase un formato adecuado. Lo que, traducido al román paladino, venía a significar que no querían caer en el griterío ni en la crónica burda y sensacionalista. Sonsoles les ha ofrecido una solución de lujo: se ha rodeado de periodistas sólidos del periodismo del corazón, muchos con una trayectoria de décadas a las espaldas, y el tono por el momento es jugoso, pero civilizado.

De hecho, se ha traído a Isabel González, subdirectora de Es la mañana de Federico (Losantos, se sobreentiende), para comentar las noticias de la revistas. Carlos Pérez Gimeno, otro colaborador habitual de esRadio, también ha sido fichado. Otra cara que comentará los temas de corazón es Lorena Vázquez, una profesional respetada, muy conocida como una de las famosas Mamarazzis y una de las responsables en dar la primicia mundial de la ruptura de Shakira y Piqué.

Pero no todo es corazón. Y ahora Sonsoles también incorpora temas de actualidad. El primer día, por ejemplo, arrancó con una entrevista a la amiga de la secuestradora del bebé Aimar antes de contactar en directo con el Teatro Real, donde los Reyes acaban de llegar para ver el estreno de la Aída de Verdi. Letizia, amiga de Sonsoles, saludó desde la distancia al programa e incluso le lanzó un beso. Un guiño de amistad que pocas veces vemos en la casa real. Mientras los temas se sucedían a mucha velocidad, los tertulianos iban comentando las noticias al vuelo. Miguel Lago, una de las bazas indiscutibles del programa, soltó frases divertidas y ácidas que hicieron las delicias de la audiencia.

Cambios drásticos en Telecinco

En la cadena rival, desde luego, debieron sonar las alarmas al ver los resultados de Sonsoles. Telecinco no dudó en mover ficha y anunciar cambios drásticos. Sálvame naranja se iba a reducir y Sálvame sandía directamente se suprimía. A las siete, además, se iba a introducir una nueva serie, un éxito mundial para más inri: después de triunfar en Netflix, Telecinco anunciaba que Café con aroma de mujer ocuparía sus tardes hasta las nueve. Es decir, ponían al guapo guapísimo de William Levy a competir, no solo con Sonsoles, sino de paso también con Pasapalabra.

Pero ni con un galán semejante pudieron mejorar los ratios. El miércoles 2 de noviembre, Café con aroma de mujer se estrellaba y solo conseguía un 9,5% de share o, lo que es lo mismo, 964.000 espectadores. Ese mismo día, Sonsoles se quedaba el 11,8% de cuota de pantalla; y Pasapalabra, el 22% (2.506.000 espectadores).

Por si alguien en Mediaset aún lo dudaba, el reino absoluto de los programas de corazón a chillido limpio ya ha llegado a su fin. Han tenido un reinado exclusivo durante trece años, pero la fórmula ya no da para más y el público busca otras cosas. Habrá que ver qué se inventan ahora. De momento, ya hay rumores de un nuevo concurso de Christian Galvez, titulado 25 palabras. Veremos a ver si funciona.

Te puede interesar

Comentar ()