Economía | Empresas

Los despidos de Twitter y Facebook alejan el sueño de los ingenieros de trabajar en las grandes tecnológicas

Aplicaciones en un teléfono móvil.

Aplicaciones en un teléfono móvil. EP

Las grandes tecnológicas y compañías líderes de internet siempre han atraído la mirada de los empleados, sobre todo los ingenieros, para trabajar en ellas. Innovación, dinero y un gran nombre eran las virtudes que veían muchos trabajadores para soñar con esos puestos. Sin embargo, ahora las tecnológicas no pasan por su mejor momento. Ya no solo por su recorrido bursátil (están viviendo un desplome este año), sino también por el negocio en sí, ya que muchas de ellas están sufriendo despidos multitudinarios.

Meta, matriz de Facebook, WhatsApp e Instagram, despedirá a 11.000 trabajadores, el 13% de su plantilla (87.000 empleados), según anunció la compañía este miércoles. Las salidas, que suponen el mayor recorte de su historia, se esperaban desde el arranque de la semana. Estos despidos serían los primeros en los 18 años de historia de la empresa. Pero todo apunta a que no serán los últimos.

El consejero delegado y fundador de Meta, Mark Zuckerberg, señaló recientemente que algunos equipos de la compañía crecerán “significativamente”, pero matizó que “la mayoría de los otros grupos de trabajo permanecerán igual o se reducirán el próximo año”. En septiembre, The Wall Street Journal informó que la empresa planeaba recortar gasta en al menos un 10% en los próximos y que se haría, en gran parte, mediante reducción de personal.

Twitter es otra de las grandes tecnológicas que ha sacado la tijera. Elon Musk compró la compañía por 44.000 millones de dólares y anunció el despido de más de 3.000 empleados en todo el mundo. Entre otras cosas, este anuncio ha supuesto el cierre de la oficina española, que se abrió hace una década. Musk indicó que «no tenía elección» con respecto a los recortes, ya que la empresa estaba perdiendo 4 millones de dólares diariamente. Otra noticia que hizo el nuevo propietario fue el fin del trabajo en remoto, asegurando que llegaban tiempos difíciles. Anteriormente, Twitter había instalado el teletrabajo para todo aquel que quisiera.

Netflix es otra de las grandes compañías que ya ha ido despidiendo, pero en este caso a varios periodistas que trabajan para Tudum, que es un sitio complementario oficial. La compañía ha despedido a 450 empleados este año. Además, Netflix ha puesto en marcha el plan low cost con anuncios, de 5,49 euros al mes, para poder conseguir más clientes, ya que en los últimos resultados comunicó una reducción. Sin embargo, la plataforma líder de streaming prevé que los próximos trimestres ese número vuelva a remontar.

Microsoft también ha despedido a personal dentro de su objetivo de recorte estructural. La compañía liquidó el 1% de su plantilla de 180.000 empleados en oficinas y divisiones. Por otro lado, desde Amazon han comunicado que se va a frenar el ritmo de contrataciones, pero sin llegar a anunciar despidos.

Contrataciones en pandemia

Las grandes tecnológicas fueron las grandes beneficiadas de la pandemia. Pasar tanto tiempo confinados en las viviendas hacía que el consumo aumentase. Se veían más películas y series en Netflix, se utilizaban más las redes sociales, se teletrabaja y se compraba por comercio electrónico. Al levantarse las restricciones, estas empresas han visto como su actividad se ha visto reducida.

En otros casos, como el de Meta, hay que añadir al fin de la pandemia, la inversión de Zuckerberg en el metaverso, en el ha hecho una gran apuesta. Víctor Alvargonzález, director de estrategia de la firma de asesoramiento financiero independiente Nextep Finance, explica que el mercado no ha entendido esta apuesta. Por lo que la compañía no gana dinero por un ámbito en el que ha hecho una gran inversión.

Durante 2020 y 2021, Meta contrató a más de 27.000 empleados en 2020 y 2021 y a otros 15.344 en los primeros nueve meses de este año, aproximadamente una cuarta parte de ellos durante el trimestre más reciente.

Te puede interesar

Comentar ()