Economía

Facebook, Netflix y Amazon se desploman en bolsa: ¿se ha pinchado la burbuja tecnológica?

La subida de tipos y el fin de la pandemia hacen que estas compañías hayan registrado caídas importantes en Wall Street

Trump aviva los miedos del mercado y Wall Street pierde más de un 3%.

Operador de bolsa en Wall Street. EFE

Las compañías tecnológicas no están teniendo su mejor año bursátil. Facebook, Netflix, Amazon, Apple, Google y Microsoft, seis de las empresas más importantes del sector, están registrando caídas importantes en Wall Street, que llegan incluso a ser superiores al 70% en algún caso. Pérdidas de miles de millones. En general, la bolsa está sufriendo grandes caídas este 2022, la inflación, la reacción de los bancos centrales y la posible recesión están marcando el devenir de todos los mercados. Pero en el caso del sector tecnológico estas caídas son todavía más acusadas.

Meta (matriz de Facebook, WhatsApp, Instagram) es de las seis la que se ha llevado el mayor batacazo. La compañía presidida por Mark Zuckerberg acumula una caída del 73% en el año. Llegó a valer en bolsa más de un billón de dólares hace un año pero ahora su capitalización es de 263.000 millones de dólares. Víctor Alvargonzález, director de estrategia de la firma de asesoramiento financiero independiente Nextep Finance, explica que el mercado no ha entendido la apuesta por el metaverso

“El problema es que el fundador ha vendido mal su apuesta por el metaverso, porque solo lo ha vendido como un sitio donde la gente se divierte, pero es la próxima fase de internet”, apunta Alvargonzález. Meta ha invertido mucho dinero en toda la tecnología relacionada con este sector, pero “el mercado no ha entendido su apuesta”. No obstante, señala que el mercado lo acabará valorando, pero pueden pasar varios años hasta que así sea. 

Andrés Allende, gestor de A&G, se pregunta si es justo el castigo o si ha alcanzado niveles extremos. Para responder a esa cuestión, el gestor explica que es necesario ir compañía a compañía. Por ejemplo, en el caso de Meta, Allende explica que Facebook creció y triunfo con el monopolio en redes sociales, pero ese punto está de capa caída “por eso se afana en reinventarse, para monetizar más y mejor”.

Por su parte, Netflix registra una caída del 56% en el acumulado anual. La compañía de streaming ha perdido muchos suscriptores, por lo que ha lanzado nuevas ofertas y nuevas campañas como la de imponer anuncios. Los últimos resultados, sin embargo, fueron mejor de lo previsto, ya que anunció que confía en captar 4,5 millones de clientes en el cuarto trimestre, Un anuncio que convenció al mercado, pero que no borra las caídas anteriores.

La compañía presidida por Mark Zuckerberg acumula una caída del 73% en el año. Llegó a valer en bolsa más de un billón de dólares hace un año

Amazon es una de las compañías que más está sufriendo la inflación y la pérdida de poder adquisitivo, ya que el consumo de sus clientes se nota en sus ventas. La compañía fundada por Jeff Bezos acumula una caída del 45%. Un impacto en el consumo que también nota Apple. A pesar de presentar unos resultados récord, las ventas del nuevo iPhone 14 presentaban algunas sombras. El nuevo modelo solo estuvo a la venta durante unos días dentro del periodo contable de los resultados, pero la compañía ya ha admitido cierta debilidad en la demanda. Su caída acumulada es del 22%. 

Por lo que respecta a Alphabet (matriz de Google), los resultados empresariales que presenta mes a mes son su mayor debilidad. La compañía ya se deja un 41,3% en el año. Microsoft también está siendo castigada en bolsa por sus resultados, pero sobre todo por su pérdida de peso en el mercado de la nube, por ello acumula una caída del 35%. 

El experto de Nextep Finance explica que el recorrido en bolsa de estas compañías era relativamente bueno, pero “las cosas que le venían bien en el pasado, han cambiado hace unos meses”, asegura el experto. Así, enumera tres aspectos que han hecho que estas acciones se desplomen. 

El primero es que las tecnológicas “se beneficiaban” de que hubiera dinero “abundante y barato”, pero con el cambio de ciclo de la política monetaria se está revirtiendo está situación. “Ahora el dinero empieza a ser escaso y caro y el mercado interpreta que quienes se han beneficiado anteriormente son los más perjudicados”, apunta. De hecho, asegura que los bancos podrían ser los que empiecen a subir en bolsa

El segundo de los aspectos es el fin del covid y por consiguiente el fin de los confinamientos. “Las tecnológicas fueron las grandes ganadoras de la pandemia. Si te confinan ves mucho Netflix y compras mucho en Amazon”, asegura. Por último, Alvargonzález comenta que las acciones tecnológicas son “más volátiles” que otras más tradicionales (como Coca-Cola o Gillette), es decir “suben mucho cuando el mercado está bien y bajan con fuerza cuando el mercado cae”.

El director de estrategia de Nextep no se atreve a señalar estas caídas como algo coyuntural, porque no se sabe cuánto van a durar, pero sí que asegura que mientras el dinero “sea escaso y caro, seguirán cayendo”. Así, explica que si hubiera una recuperación importante, un cambio de tendencia, “quien más sube es quien más ha caído antes, por lo que podrían protagonizar un rebote importante”. No obstante, matiza que ha habido ligera mejoría en Wall Street y no se ha visto reflejada en estas acciones.

Para Andrés Allende, la diferencia respecto a los últimos 10 años es que “cada uno de ellos fue el ganador, el superviviente, y prácticamente el monopolio en su campo; ahora muchos de ellos se enfrentan entre sí en batallas convergentes por el liderazgo”. Por ello, asegura que el mercado irá decidiendo a quién premiar: “El trabajo del inversor es evitar lo poco claro,y aprovechar los movimientos indiscriminados”. 

Te puede interesar

Comentar ()