Economía | Pymes y Autónomos

Aires de Jaén, la empresa familiar que lleva el aceite español a medio mundo

Hace más de una década que la familia López apostó por la internacionalización de su negocio con el respaldo financiero de Banco Santander. Hoy, Aires de Jaén es uno de los principales exportadores de aceite de Andalucía

Aires de Jaén, la empresa familiar que lleva el aceite español a medio mundo. Hace más de una década que la familia López apostó por la exportación. Hoy venden fuera cuatro de cada nueve litros de su aceite de oliva.

Algunos de los miembros de la familia López entre los olivos de la Finca Los Badenes, corazón de Aires de Jaén.

Pese a la compleja situación internacional, el comercio exterior sigue siendo una de las principales fortalezas de la economía española, y el aceite de oliva uno de sus sectores más importantes. España es líder mundial en superficie cultivada, producción y exportación. Más de 350.000 agricultores, según datos del Ministerio de Agricultura, se dedican al cultivo del olivar. Además, un moderno ecosistema empresarial de cooperativas y pequeñas y medianas empresas garantiza la calidad y la competitividad del producto. Negocios de tradición familiar y ubicados en el entorno rural que han apostado por la tecnología y la internacionalización para crecer y contribuir al desarrollo de los pueblos y comarcas donde están ubicados. Uno de ellos es Aires de Jaén.

Delimitadas por un amplio meandro del Guadalquivir, entre las localidades de Mengíbar y Jabalquinto, se ubican la finca y las instalaciones de esta empresa jienense, una de las principales exportadoras de aceite de Andalucía. De los nueve millones de litros que produce al año, dedica aproximadamente cuatro millones a la exportación. «Hacerse hueco en el mercado nacional no es fácil, pero fuera de nuestras fronteras hay mucho camino por recorrer y mucha cultura que difundir respecto al aceite de oliva virgen extra», explica Rosa López, directora general de la compañía.

Cuatro generaciones de olivareros

Matías López, abuelo de Rosa, puso a mediados de los años 60 la primera piedra de un negocio que en 2010 se transformó para ser la empresa que es hoy, con más de 30 trabajadores y volcada en la exportación. Sus productos llegan a más de cincuenta países de los cinco continentes. José Manuel López, hijo de Rosa y cuarta generación de esta familia de olivareros, es uno de los responsables del departamento de Exportación de Aires de Jaén. «Me formé en Madrid, pero siempre tuve claro que quería volver a casa. Muchos amigos han apostado como yo por el entorno rural, y se lo recomiendo a cualquier joven que tenga la oportunidad de hacerlo», afirma.

José Manuel López, responsable del área de exportación de Aires de Jaén y miembro de cuarta generación de esta empresa familiar.

Su tío Matías, que desempeña junto a su hermana Rosa la dirección de la compañía, insiste en la importancia de empresas como la suya para asegurar la prosperidad del campo y combatir el éxodo rural. «Industrias de este tipo, ubicadas en estos entornos, fijan población y ponen de manifiesto que existen otras alternativas, muy válidas, para el desarrollo de las personas».

Santander, «un ‘partner’ indispensable»

Para el éxito de la estrategia de internacionalización de Aires de Jaén ha sido clave el respaldo financiero de Banco Santander, «un partner indispensable para poder llevar nuestros productos a todo el mundo», subraya Rosa López. Desde hace años, Santander acompaña al sector agro en su transformación. Solo durante la primera mitad de 2022, la entidad puso 3.200 millones de euros de financiación a disposición de los más de 415.000 clientes agricultores y ganaderos con los que cuenta en España.

Productos como el Préstamo I+D+I Agro, los Anticipos Cosecha o los préstamos a largo plazo para la transformación de fincas a cultivos más rentables son algunas de las soluciones más demandadas. Con su gama específica de productos para el sector primario, la entidad apoya agricultores y ganaderos para que no se queden atrás en la apuesta por la digitalización y la sostenibilidad. En este sentido, el banco cuenta con el Fondo Agro Smart, dotado con 500 millones de euros, para aquellas empresas que quieren ampliar sus inversiones y acometer nuevos proyectos de crecimiento, transformación de fincas, digitalización y creación de empleo. 

Te puede interesar