Economía

Los agricultores claman contra la nueva PAC: "Obliga a utilizar más combustible"

Ignacio Fernández, presidente de ASAJA Córdoba, denuncia que uno de los ecoregimenes dirigido a los restos de poda "impone al agricultor más recursos de dinero y tiempo" y va en contra del objetivo de sostenibilidad

Un olivar en Antequera (Málaga).

Un olivar en Antequera (Málaga). EI

El debate sobre los detalles de la bautizada por los agricultores como «la nueva PAC verde» se intensifica con su puesta en práctica. Los tan discutidos eco regímenes, unas prácticas voluntarias medioambientales que suponen una remuneración extra para el dueño de la explotación, han despertado la crítica de los agricultores, ya que se topan con «incongruencias» que la reforma de la Política Agraria Común (PAC) no ha contemplado «porque los que la hacen no han pisado el terreno en su vida». La queja de los profesionales del campo hace referencia al eco regimen de los restos de poda triturados sobre el suelo del cultivo leñoso. «Obliga a utilizar más combustible cuando el objetivo es el beneficio medioambiental, lo que se consigue es el efecto contrario. Si cuando se poda se dejan los restos sobre el terreno de una manera determinada, la máquina cubre ese espacio de una pasada, mientras que si se exige cubrir un 40% del ancho de la calle hay que esparcir los restos por todo el marco y dar 100 vueltas con el tractor», lamenta en conversación con El Independiente Ignacio Fernández, presidente de ASAJA (Asociación Agraria de Jóvenes Agricultuores) Córdoba.

La nueva norma señala que se deben depositar sobre el suelo una cantidad de restos de poda que ocupen una superficie mínima, en cada calle del 40% de la anchura libre de la proyección de copa, para reducir la emisión de gases de efecto invernadero y aumentar el carbono orgánico; sin embargo, los agricultores condenan que la cifra es muy elevada para innumerables casos y que aumenta el uso de la maquinaria. «Si se cubre un espacio menor se cumplen las metas medioambientales sin necesidad de que las trituradoras estén calle arriba y calle abajo constantemente», explica Fernández.

Ignacio López, director de Relaciones Internacionales y PAC de ASAJA, indica a este diario que para adaptarse a este eco régimen el agricultor tendrá que usar más maquinaria para esparcir los restos de poda y, de este modo, necesitará más combustible, lo que choca con los propósitos medioambientales que persigue la norma, a pesar de que la práctica ya alcanza los beneficios de reducción de gases de efecto invernadero y aumento del carbono orgánico del suelo. «Surgen problemas porque hay estándares en los que cumplir con lo establecido ni es rentable económicamente ni se consigue el objetivo de sostenibilidad», argumenta López.

Los agricultores cargan contra «una PAC de despacho»

Las organización profesional advirtió en su momento que la nueva PAC era «un entramado de burocracia cada vez más complejo», algo que reafirma ahora López: «La conclusión es que desde la Administración demuestran que no están en el campo. Estas medidas tienen que ser comprensibles y rentables, no solo se puede imponer un criterio medioambiental puro cuando el agricultor tiene que pensar en sobrevivir». El director de Relaciones Internacionales y PAC de ASAJA subraya que los eco regímenes han de seducir al agricultor para que éste se lance a ellos. «Tienen que otorgar beneficios para que los profesionales cubran gastos y reciban una repercusión directa sobre su tierra. Si se pierde dinero por acceder a un eco regimen se convierte en un desincentivo, todo lo contrario de lo que se busca».

El presidente de ASAJA Córdoba, Ignacio Fernández, asevera que llevar a la práctica que los restos de la poda ocupen el 40% de la anchura libre de la proyección de copa es «una insensatez que hace que el tiempo de trabajo y el gasto se duplique». «No tiene sentido porque si la montonera de restos de poda es más estrecha la máquina consigue con una pasada triturar las ramas y dejar esa cubierta inerte, que es la que cubre el terreno y produce el efecto beneficioso, mientras que al ser tan grande el área la maquinaria hará más viajes para lo mismo», destaca Fernández, que recuerda que «cuanto más tiempo este encendido el tractor echando humo peor para el medioambiente».

Los ecoregímenes son la novedad fundamental de esta nueva reforma de la PAC. Aunque para los agricultores no es obligatorio acogerse a ellos es muy importante, ya que según apunta López «si no lo haces dejas de cobrar un 25% del presupuesto de los pagos directos totales, que para España son unos 1.100 millones de euros anuales». «La Administración debe repensar sobre muchos de estos eco regímenes en los que hay contrasentidos. Para ellos son sin duda el buque insignia de la nueva reforma de la PAC, pero deben plantearse si la gente del campo está para plantearse esto», concluye el representante de ASAJA.

Te puede interesar

Comentar ()