Economía

Yolanda Díaz se impone a Sánchez: el impuesto a las energéticas será permanente

Balance del año de Pedro Sánchez.

Balance del año de Pedro Sánchez. EFE

Las negociaciones entre PSOE y Sumar por el nuevo paquete de medidas anticrisis han concluido con la victoria de Yolanda Díaz en uno de los temas más controvertidos que enfrentaba a ambas partes del Gobierno de coalición: los impuestos extraordinarios a la banca y las energéticas. "El Gobierno ha decidido prorrogar los gravámenes a las energéticas y a la gran banca", ha anunciado el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en rueda de prensa. "Se introducirán modificaciones en la ley de presupuestos generales para que se puedan deducir las inversiones estratégicas vinculadas con proyectos industriales y con la descarbonización del sistema productivo", ha añadido.

Además, ha anunciado que el impuesto a las energéticas tendrá carácter permanente: "Lo que hemos hecho ha sido garantizar su pervivencia a partir de 2024", ha informado, puntualizando que se revisará ligeramente para llevar a cabo este cambio. Sumar, el partido de Yolanda Díaz, venía presionando para que ambos tributos se mantuvieran en el tiempo y sin modificaciones al menos hasta el último trimestre del próximo año, mientras que Calviño defendía "ajustar" su diseño por las diferencias entre el escenario actual y el pasado, en el que se aprobaron.

De forma similar ha sucedido con el resto de las medidas que incluía el paquete, que en general se extienden a lo largo de 2024. Se mantiene la rebaja del IVA de los alimentos al primer semestre, y también los descuentos al transporte público durante todo el año, aunque no es el caso de parte de los impuestos a la electricidad, que se retirarán de forma progresiva. El presidente no ha concretado exactamente cómo se llevarán a cabo el regreso de estos gravámenes, por lo que es necesario esperar al comunicado oficial de Moncloa para conocer lo acordado.

También se mantendrán durante el primer semestre el bono social, el tope al precio del gas (para generar electricidad) y de la bombona de butano y las medidas antidesahucios y de amortizaciones (parciales y totales) de hipotecas. Por otro lado, es reseñable que se introducen dos medidas nuevas: la eliminación de las comisiones bancarias por la retirada de efectivo en ventanillas bancarias para las personas con discapacidad y las personas mayores; y la cesión de la gestión del ingreso mínimo vital (IMV) "a las comunidades del régimen común que así lo deseen".

Acuerdo para prorrogar la mayoría de las medidas

Por otro lado, el Consejo de Ministros ha terminado con el acuerdo sobre la bonificación del transporte público para todos los ciudadanos. La diferencia de posiciones entre PSOE y Sumar se ha cerrado con otra cesión de los socialistas, ya que el partido liderado por Pedro Sánchez pretendía que la bonificación del transporte público se centrase en menores, jóvenes y desempleados; mientras que la postura de los de Yolanda Díaz extendía la bonificación del transporte público a todo el mundo, tal y como se ha concretado finalmente.

"Se extenderá la aportación de la Administración General a las comunidades autónomas del 30% de la tarifa de interurbanos condicionada a que los gobiernos aporten al menos otro 20% para alcanzar un descuento mínimo del 50%", ha anunciado Sánchez, "y se extiende la gratuidad para los usuarios de ferrocarriles Cercanías, Rodalies, Media Distancia y Avant, y la de los servicios de transporte regular por carretera que son competencia de la Administración General del Estado".

Por tanto, el servicio de abonos para viajeros frecuentes continuará siendo gratuito en Renfe Media Distancia y Cercanías, se mantendrá el descuento al 50% en el transporte público en aquellas comunidades autónomas que decidan contribuir a ello, y se extienden los descuentos del transporte regular por carretera. Sánchez no lo ha mencionado, pero ya aseguró en un discurso anterior que en 2024 el transporte público sería gratis para jóvenes, desempleados y menores, algo a lo que podrían haber dado marcha atrás.

Se retiran progresivamente los descuentos a la energía

Las bajadas de impuestos vinculadas a la energía se retirarán progresivamente, pero el presidente no ha concretado cuándo ni cómo. "Vamos a retirar las bajadas de impuestos vinculadas a la electricidad y al gas de forma gradual", se ha limitado a afirmar. Hay que recordar que en junio de 2021 el Gobierno rebajó el IVA de la electricidad al 10%, y después lo volvió a bajar al 5%. Pero ahora un regreso al 21% que tenía antes provocaría un fuerte repunte de la inflación, y es esto lo que el Ejecutivo intenta evitar.

Del lado del IVA del gas, Sánchez sí ha especificado que recuperará sus valores normales a partir de febrero, cuando haya terminado el invierno, aunque tampoco queda claro si será de forma inmediata o progresiva. Asimismo, se prorroga la reducción del 80% de los peajes eléctricos para la industria electrointensiva y la flexibilidad en el cambio del contrato de suministro eléctrico para los consumidores.

El IVA de los alimentos básicos continúa suprimido todo el primer semestre

Finalmente el Gobierno ha decidido extender al primer semestre de 2024 la supresión del IVA de los alimentos más básicos (leche, huevos, frutas, verduras, hortalizas, legumbres, pan, tubérculos o cereales), más la rebaja del 10 al 5% para el aceite y la pasta. De nuevo, eliminar este descuento habría supuesto un fuerte repunte inmediato de la inflación, como ya anticipó el Banco de España. El PP insistía en que la rebaja se extendiese el descuento a la carne y los pescados, algo que no parece que haya dado fruto.

Todas las claves de la actualidad y últimas horas, en el canal de WhatsApp de El Independiente. Únete aquí

Te puede interesar