Economía

Del móvil al reloj: los españoles pagaron más de 4.000 millones de euros con dispositivos en seis meses

Este importe supone un aumento del 8,4% respecto al primer semestre de 2022

Christiann Koepke/Unsplash

La forma de pagar se ha transformado en los últimos años. El 2020 fue sin duda un punto de inflexión a la hora de utilizar diferentes métodos de pago. A pesar de ello, el efectivo sigue siendo la opción mayoritaria por los españoles, pero, poco a poco, otros métodos están ganando más adeptos. Una de esas opciones es el dinero digital, es decir, pagar con dispositivos como el reloj o el móvil. Durante el primer semestre de 2023, los españoles pagaron un total de 4.116 millones de euros a través de dinero digital. 

Según los datos del Banco de España, este importe supuso un aumento del 8,4% respecto al año anterior, lo que demuestra que es una tendencia al alza. Sin embargo, las operaciones con dinero electrónico han supuesto el 1,3% y el 0,1% en relación al número e importe total de las operaciones de pago.

El número de operaciones de pago con dinero electrónico también se ha incrementado, en este caso un 13,5%, hasta las 94,4 millones. Es decir, aumenta más rápidamente el número de operaciones con dinero electrónico que el importe. Estos datos apuntan a que el pago medio con dinero electrónico es algo superior a los 43 euros por operación.

Del número total de estas operaciones, las efectuadas con tarjetas en las que se puede almacenar dinero electrónico representaron el 98%, mientras que las realizadas con cuentas de dinero electrónico supusieron el 2% y, en términos de importe, la proporción fue del 63% frente al 37%.

El Banco de España define el dinero electrónico como un instrumento financiero que permite realizar pagos y transferencias con un dispositivo electrónico. Su funcionamiento consiste en almacenar dinero que está físicamente en billetes y monedas, en una cuenta corriente o en una tarjeta de crédito, en cualquier soporte electrónico como puede ser una tarjeta física, una tarjeta virtual, un teléfono, un ordenador o cualquier otro dispositivo cuya memoria permita hacerlo, que luego se puede utilizar para realizar pagos con el límite del importe que se haya cargado. 

Se puede utilizar para realizar pagos en internet. Además de la seguridad de que disponga ya el instrumento que se utilice (tarjeta, teléfono, etc), estará la garantía del límite de disposición, ya que sólo podrás realizar pagos por el importe previamente cargado. También se puede utilizar para realizar pequeños pagos. Al ser aceptado como medio de pago por empresas distintas al emisor, podrás pagar en autobuses, teléfonos, restaurantes o quioscos.

Diferencia con la zona euro

España ha registrado un mayor crecimiento del uso del dinero electrónico que la media de la zona euro. En el primer semestre de 2023, el número de operaciones de pago con dinero electrónico realizadas en la zona del euro se incrementó un 6,9% con respecto al primer semestre de 2022 y se situó en 4.400 millones de operaciones, frente al crecimiento del 13,5% de España. 

Por lo que respecta al importe, también se vio un mayor crecimiento en España. En la zona euro, el importe total correspondiente aumentó un 7%, hasta los 0,2 billones de euros. Del número total de estas operaciones, las efectuadas con tarjetas en las que se puede almacenar dinero electrónico representaron el 9%, mientras que las realizadas con cuentas

de dinero electrónico supusieron el 91 % y, en términos de importe, la proporción fue del 11% frente al 89%.

Datos generales

En España, en el primer semestre de 2023 el número total de operaciones de pago efectuadas con instrumentos distintos del efectivo alcanzó 7.330 millones de operaciones de manera que se produjo un incremento del 12,1% en comparación con el primer semestre de 2022. En relación con el importe que fue de 5.773 miles de millones, experimentó un incremento de 11,3% respecto al primer semestre de 2022.

Las transferencias que representan un 16,3% respecto al número total de operaciones, se sitúan, sin embargo, en un 88,1% respecto al importe total. Por otro lado, los pagos con tarjeta que constituyen el 66,8% sobre el total de operaciones, sólo suponen el 2,8% respecto al importe total de pagos en España. Se concluye que, las tarjetas son el medio de pago que más se utiliza en España para realizar pequeños pagos, mientras que el uso de las transferencias se lleva a cabo para operaciones de pago de importes superiores. Los adeudos directos representan el 14,5% respecto al número total de operaciones de pago y el 5,7% respecto al importe total.

El número de pagos con tarjeta sin contacto iniciados en terminales de transferencia electrónica de fondos en punto de venta se incrementó un 14,9% en comparación con la primera mitad de 2022 hasta los 1.423 millones de operaciones. Su importe total subió el 10,5% y se situó en 78.083 millones de euros. Como resultado, el peso de estas operaciones en el número total de pagos con tarjeta no remotos fue del 36%, mientras que el porcentaje correspondiente en términos de importe ascendió al 67%

Todas las claves de la actualidad y últimas horas, en el canal de WhatsApp de El Independiente. Únete aquí

Te puede interesar