Economía

La subida del alquiler y de las hipotecas provoca que el 10% de los hogares tengan retrasos en sus pagos

En 2023, el precio del alquiler subió más de un 10% y el euríbor se situó algunos meses por encima del 4%

La hipoteca fija se ha encarecido más que la variable, a pesar del euríbor Pixabay

El euríbor ha roto su tendencia bajista y en febrero ha vuelto a cerrar con una ligera subida hasta el 3,667%. En un principio, el mercado esperaba que el índice al que están referenciadas la mayoría de las hipotecas a tipo variable volviese a caer este mes y que incluso se situase por debajo de febrero de 2023, haciendo que las cuotas mensuales bajasen. Pero no ha sido así. Esta continúa subida de las hipotecas que se suma al de los alquileres provoca que el 10% de los hogares tengan retrasos en sus pagos.

La encuesta de condiciones de vida del Instituto Nacional de Estadística (INE) muestra que en 2023 uno de cada 10 hogares tuvo retrasos en el pago de gastos relacionados con la vivienda principal. Es decir, no pudieron afrontar en tiempo algún pago de la hipoteca o alquiler o de los recibos del gas, de la comunidad… en los últimos 12 meses. Un porcentaje que se repite si se mira el del año anterior y que tiene su explicación en que el alquiler subió más de un 10% en 2023 y que el euríbor continuó su tendencia alcista. 

En este último punto hay que tener en cuenta que la mayoría de las hipotecas en España son a tipo variable. Según los datos del Banco de España, el 75% del crédito hipotecario vivo está sujeto al euríbor (o a otros índices que varían según el mercado). Y es que en 2023, este índice superó el 4% por primera vez desde noviembre de 2008, lo que provocó que las personas con hipotecas a tipo variable vieran como sus cuotas subían y que el precio de sus préstamos aumentasen en 1.000 euros al año de media. 

Si se desgranan los datos por tipo de hogar, se ve que los hogares monoparentales con un niño o más a su cargo son los que más han sufrido, ya que el 21,5% de los hogares con estas características han tenido retrasos en el pago. En el otro lado de la balanza se ve que los hogares formados por dos adultos sin niños dependiente son los que menos han sufrido en este aspecto, ya que ‘solo’ el 6,7% han tenido retratos en los pagos relacionados con la vivienda principal. 

El mercado espera que el euríbor baje este año y no se vean subidas tan fuertes como en 2023. Sin embargo, febrero ha cerrado con una subida que, aunque es ligera, rompe la tendencia bajista de tres meses. Esto provocará que la cuota hipotecaria continúe subiendo y que rompa con las previsiones que esperaban los expertos, ya que en un primer momento se apuntaba a que el euríbor cerraría este mes de febrero por debajo del porcentaje del mismo mes de 2023, pero todavía está por encima. 

Por ello, las personas con hipotecas a tipo variable que tengan que revisar su préstamo este mes seguirán viendo cómo aumenta la cuota, aunque en esta ocasión serán unos 5 euros mensuales para una hipoteca de 150.000 euros contratada en 2008 a euríbor +0,99%. Esta subida supondrá ‘solo’ 60 euros al año, pero será la segunda subida que registran, ya que en 2023, el índice cerró en 3,534% y el año anterior estaba en negativo. En estos dos años, el acumulado de subida ha sido de 1.900 euros. 

Desde Asufin,  apuntan que esta subida en febrero anticipa un descenso a lo largo del año muy lento y progresivo, con pequeñas subidas y bajadas, llena de zigzags. Sin embargo, tampoco hay que llevarse las manos a la cabeza. Según explica Simone Colombelli, director de Hipotecas del comparador y asesor hipotecario iAhorro, “el euríbor es un indicador volátil y que suba o baje un poco cada mes es esperable. Lo que no esperamos es que vuelva a situarse por encima de la barrera del 4% o que baje de repente a niveles más cercanos al 3%; esto no sería lógico a menos que se produzca un cambio macroeconómico inesperado (una guerra, una pandemia, una bajada de los tipos de interés oficiales…)”.

Por este motivo, Colombelli añade: “Pese a que el euríbor haya subido levemente, si miramos su evolución a largo plazo, seguimos en un momento de estabilidad dentro de la bajada que se prevé que registre este indicador”. Y es que, si miramos la línea de evolución de los datos medios mensuales marcados por el índice de referencia en el último año vemos que es bastante plana, con subidas y bajadas poco pronunciadas. Es más, en febrero de 2023 el euríbor registró una media del 3,534%, solo 0,133 puntos porcentuales por debajo de la media actual (3,667%).

“Los datos demuestran que la euforia con la que terminó 2023 y comenzó 2024 -ante la expectativa de una posible bajada de tipos en marzo- se empieza a desvanecer y que los mercados empiezan a confiar en los sucesivos avisos del BCE. En este contexto, prevemos un euríbor en el entorno del 3,5% durante la primera mitad del año, que iría bajando progresivamente hasta cerrar 2024 rondando el 3%”, explica la portavoz de Kelisto.es, Estefanía González.

Todas las claves de la actualidad y últimas horas, en el canal de WhatsApp de El Independiente. Únete aquí

Te puede interesar