Economía

Declaración de la renta 2023

Cómo tributan las letras del Tesoro en la declaración de la renta

El boom por este producto financiero provocará que muchos tengan que incluirlas en la renta por primera vez

Varias personas son atendidas en la Agencia Tributaria para presentar la declaración de la renta, en Madrid.

Varias personas son atendidas en la Agencia Tributaria para presentar la declaración de la renta, en Madrid. Carlos Luján / Europa Press

Las letras del Tesoro han sido las grandes protagonistas de la inversión en el último año. Su rentabilidad se ha visto incrementada por la subida de tipos de interés, lo que sumado a la falta de remuneración de los depósitos por parte de los bancos ha provocado largas colas en la sede del Banco de España, en Madrid, e incluso el colapso de la web del Tesoro por la avalancha de peticiones. Solo en enero de 2023, los hogares adquirieron tanta deuda pública como en todo 2022, y el supervisor terminó implementando un sistema de cita previa para realizar los trámites.

Ahora llega el momento de afrontar la campaña de la declaración de la renta, que arranca este 3 de abril, y tributar el rendimiento generado por este producto financiero. Pero, ¿qué fiscalidad tienen las letras? ¿Cómo se incluyen en el borrador de la declaración? ¿Qué consideración tiene su rendimiento? Y, sobre todo, ¿cuándo tengo que pagar por ellas?

Las letras del Tesoro son títulos de renta fija a corto plazo y cotizan en la declaración de la renta como rendimientos del capital mobiliario en la base del ahorro

Lo más importante a tener en cuenta es que solo si el contribuyente ha obtenido ingresos por letras del Tesoro, sea por vencimiento o transmisión, lo debe incluir en el modelo 100 de la declaración de la renta. Así lo recuerdan desde la entidad especializada en asesoramiento financiero Abante, donde desarrollan que esa diferencia entre el valor de reembolso de la letra y su precio de adquisición será la rentabilidad generada por el activo financiero.

Es decir, que los tipos a los que están sujetas las letras se aplicarán sobre la ganancia. Por ejemplo, si se compra una letra por 900 euros y después se vende por 950 euros, tributaremos por los 50 euros que hemos ganado, como también explican desde BBVA. Además, a la ganancia hay que restarle los gastos asociados, por ejemplo, la comisión que nos pueda cobrar la entidad intermediaria, y así obtendremos la cantidad por la que debemos tributar en el IRPF.

La propia guía elaborada por Abante para la declaración también especifica que quienes no sean residentes en España no están obligados a tributar aquí los rendimientos de la deuda pública española, siempre y cuando los obtengan personas físicas o entidades no residentes que no operen a través de establecimientos permanentes en España.

Los tipos de las letras

Ahora bien, ¿cuánto he de pagar por lo que he ganado con mis letras? Para la declaración de la renta del ejercicio del 2023, se aplica un tipo progresivo dependiendo del rendimiento, como puede comprobarse en la propia web del Tesoro. Hay que tener en cuenta que este tipo de rendimientos no tiene retención previa, por lo que las letras no tienen mayor carga impositiva que otros productos, como podrían parecer:

  • Un 19% para los primeros 6.000 euros
  • Un 21% entre 6.000 euros y 50.000 euros
  • Un 23% entre 50.000 y 200.000 euros
  • Un 27% entre 200.000 y 300.000 euros
  • Un 28% para todas las rentas que excedan los 300.000 euros

Una vez obtengamos el resultado, hay que incluir el rendimiento obtenido en la casilla número 30 de la declaración de la renta, que viene especificada como letra del Tesoro. Después, es aconsejable conservar todos los justificantes de compra y amortización.

Por otro lado, no hay que olvidar que el Ministerio de Hacienda tiene previsto mantener la obligación de presentar la declaración del IRPF de manera telemática, pese al rifirrafe con la Justicia, que dictaminó el año pasado que los contribuyentes podían liquidar el impuesto por otros medios, como el papel. Previsiblemente, en las próximas semanas Hacienda aprobará el nuevo modelo de declaración y en él establecerá que la declaración tendrá que presentarse por medios electrónicos a través de internet, pero no en papel, como ya lo venía exigiendo desde 2018.

Todas las claves de la actualidad y últimas horas, en el canal de WhatsApp de El Independiente. Únete aquí

Te puede interesar