Empresas | Objetivos Desarrollo Sostenible Día Mundial del Medio Ambiente

ACS construye el futuro respetando el planeta

El Plan Director de Sostenibilidad 2025 establece la hoja de ruta del Grupo ACS para liderar la transición global hacia unas infraestructuras sostenibles y alcanzar la neutralidad de carbono en 2045, adelantándose cinco años al mandato de la Unión Europea

El Plan Director de Sostenibilidad 2025 de ACS establece la hoja de ruta del Grupo ACS para liderar la transición global hacia unas infraestructuras sostenibles y alcanzar la neutralidad de carbono en 2045.

ACS está construyendo el puente Gordie Howe, que unirá Canadá y Estados Unidos entre las ciudades de Windsor y Detroit. ACS

Los desafíos del cambio climático y la descarbonización incumben a todos los sectores económicos. También al de la construcción y las infraestructuras. ACS lleva años integrando en su actividad la protección de los ecosistemas y la gestión eficiente de los recursos. Su Política Ambiental, aprobada en 2018 y actualizada en 2020, se despliega ahora en el Plan Director de Sostenibilidad 2025, que recoge todas las iniciativas del grupo en materia de gobierno ambiental, social y corporativo (ESG, por sus siglas en inglés). Adelantar la neutralidad de carbono de la compañía, liderar la transición global hacia unas infraestructuras sostenibles, integrar los principios de la economía circular y seguir garantizando la protección del medio ambiente allá donde desarrolla sus proyectos son los grandes objetivos del Grupo ACS en materia medioambiental.

Neutralidad de carbono para 2045

El Acuerdo de París fijó el horizonte para alcanzar la neutralidad de carbono en el año 2050. Como parte de su Plan Director de Sostenibilidad, ACS pretende hacerlo un lustro antes, en 2045. Para ello, se ha propuesto reducir sus emisiones directas (Scope o Alcance 1) en un 35% hasta 2030, con un objetivo intermedio del 15% en 2025, y hasta un 60% las emisiones indirectas (Scope 2; aquellas derivadas, por ejemplo, de la producción de la energía que consume) con un objetivo intermedio del 30%. Desde 2018, el grupo ha reducido en más de la mitad el total de sus emisiones directas e indirectas.

Desde 2018, el grupo ha reducido en más de la mitad el total de sus emisiones directas e indirectas

Además, ACS ha puesto en marcha multitud de iniciativas para compensar su huella de carbono. Como el hormigón neutro en carbono, ofrecido por el proveedor Holcim y empleado por CPB Contractors, filial de ACS, en las nuevas instalaciones de mantenimiento de trenes del Proyecto Regional de Ferrocarriles en Dubbo, en Nueva Gales del Sur. O los proyectos implementados en 2021 por Dragados y Vías para recuperar y conservar la cubierta vegetal en áreas donde desarrollan su actividad. En las provincias de Burgos y Palencia han plantado ejemplares autóctonos de roble y pino –como el Quercus pirenaica, Quercus ilex o el Pinus nigra hispánica– para consolidar nuevas masas arbóreas. Bosques que evitan la desertificación, enriquecen la biodiversidad y favorecen la captura de CO2 de la atmósfera. En solo un año, ambas empresas han aumentado de 9 a 244 las toneladas de CO2 compensadas.

Infraestructuras sostenibles

ACS quiere aprovechar su experiencia y su implantación internacional para liderar la transición hacia unas infraestructuras sostenibles. Se trata de que en 2025 al menos el 45% de ventas en este sector correspondan a proyectos certificados. Para ello, el grupo pretende desarrollar soluciones innovadoras en diseño, optimizar los recursos, analizar el ciclo de vida de los materiales y promover su durabilidad. ACS está integrando los principios de la economía circular en todas sus líneas de actividad y mantiene una tasa de reutilización y reciclaje de residuos de al menos el 80%.

Un ejemplo en este sentido es la ampliación del metro de Sídney, en la que participan las empresas de ACS en Australia CPB Contractors y UGL. El proyecto de infraestructuras de transporte más importante de aquel país es también una obra precursora en cuanto a sus exigencias ambientales. Para conseguir la máxima eficiencia en el uso de recursos y materiales, se ha establecido una reducción de la huella de carbono de al menos un 15% respecto a lo habitual, la reutilización del 100% de escombros útiles, una reducción del uso de agua de al menos el 26%, la utilización de madera 100% reciclada o sostenible o el empleo de acero de refuerzo producido con procesos de reducción de energía.

Las obras de ampliación del metro de Sídney realizadas por la filial de ACS en Australia, CPB Contractors, han merecido el máximo galardón del sector por su complejidad técnica y su compromiso ambiental.

Protección del medio ambiente

Junto a este esfuerzo continuado y creciente por la sostenibilidad, ACS persevera en su compromiso con la protección activa del medio ambiente, previniendo y minimizando el impacto ambiental de su actividad. El Plan Director de Sostenibilidad 2025 contempla la reducción a cero de los incidentes ambientales con daños severos, y apuesta por el incremento de los sistemas de gestión ambiental certificados bajo el estándar ISO 14001. Ya en 2021, ejercicio en que el grupo encargó 1.143 auditorías externas en materia medioambiental, el 87,3% de sus operaciones fueron realizadas por empresas con sistemas de gestión certificados con dicha norma.

El uso responsable de los recursos hídricos es una de las prioridades de la política ambiental de ACS. El grupo trabaja en una metodología propia para medir la huella hídrica de sus proyectos. Además, lleva a cabo iniciativas de reducción de consumo, monitoriza la extracción de agua en aquellas zonas que padecen estrés hídrico y cuenta con procedimientos de reciclado y reutilización.

Preservar la biodiversidad

El Plan Director de Sostenibilidad refuerza las medidas destinadas a preservar y restaurar la biodiversidad en todos las obras de ACS realizadas en áreas sensibles. Un ejemplo son las acciones de mitigación de impacto en la avifauna local incluidas en el proyecto del puente internacional Gordie Howe que Dragados está construyendo entre Canadá y Estados Unidos. Cada día, especialistas en aves inspeccionan el entorno de la obra para identificar posibles riesgos para las especies que habitan la zona. Si se detectan nidos antes de comenzar la actividad de construcción en un área, técnicos ambientales intervienen, identificando el entorno de vida silvestre y garantizando que no se produzca una ruptura en el espacio de anidación.

Vista aérea de los trabajos de construcción del puente internacional Gordie Howe entre Detroit y Windsor.

Entre los objetivos a largo plazo de la política de sostenibilidad de ACS se encuentra también el desarrollo de productos y servicios que contribuyan a la descarbonización. Es el caso, por ejemplo, de la empresa de energía renovable que planea establecer con el grupo francés Vinci, con la instalación de 15 GW de potencia fundamentalmente eólica y fotovoltaica hasta 2030.

Te puede interesar