El consejo de administración de Sabadell ha dado ya su visto bueno al nombramiento de César González-Bueno como consejero delegado de la entidad. El histórico banquero sustituye en el cargo a Jaime Guardiola, que se jubila tras trece años al frente de Sabadell.

«En el día de hoy, el consejo de administración de Banco Sabadell ha nombrado a don César González-Bueno consejero delegado para sustituir a don Jaime Guardiola, una vez se obtengan las correspondientes autorizaciones regulatorias», ha indicado la entidad a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) en un escueto comunicado.

Guardiola sale de la entidad para jubilarse del cargo de consejero delegado, pero seguirá vinculado al banco como presidente de la filial de la entidad en México, un país al que se encuentra muy ligado tras trabajar durante años en la alta dirección de BBVA en la región. Se trata de un cargo meramente institucional, sin funciones ejecutivas.

El banquero trabajará conjuntamente con González-Bueno para efectuar la transición. Sobre su papel en la entidad, Josep Oliu, presidente de Sabadell, ha apuntado que «ha desarrollado un papel fundamental como artífice del crecimiento y consolidación del banco», hasta convertirlo en «una de las mejores franquicias de España». «Sin su labor, dedicación y visión, sería imposible abordar esta nueva etapa», ha añadido.

Guardiola se mantendrá en la entidad hasta que culmine la transición, lo que podría extenderse algunos meses debido a que es necesario que el Banco Central Europeo (BCE) autorice el nombramiento de González-Bueno, si bien es posible que el plazo se acorte dado que el banquero ya pasó por el test de calidad del supervisor británico en el momento de su incorporación a TSB como consejero.

Sabadell ha explicado en otro comunicado que González-Bueno, en su nuevo cargo, participará desde el primer momento en el desarrollo del nuevo plan estratégico del banco, que presentará en el primer trimestre del próximo año. «Este nombramiento culmina el proceso de relevo ordenado iniciado hace meses y de acuerdo con el plan de sucesión aprobado por Banco Sabadell», añade la entidad. 

«La dilatada experiencia de César, así como su exitosa trayectoria liderando procesos estratégicos de innovación, digitalización y restructuración, lo convierten en el perfil idóneo», ha señalado Oliu sobre su nuevo número dos.

Oliu dejará de ser ejecutivo

Por otra parte, Oliu dejará sus funciones ejecutivas próximamente como parte de un proceso que ya se inició hace unos meses, antes de proyectar la salida de Guardiola o de que comenzaran las negociaciones para la fusión con BBVA, que fracasó hace unos días. Este cambio aún no ha sido aprobado por el consejo de administración y no estaba en el orden del día del encuentro celebrado este jueves.

En el marco de este proceso, algunas funciones ejecutivas de Oliu ya habían pasado a estar bajo el mando de Guardiola, como todo lo relativo al negocio de la entidad. Además, David Vegara, exsecretario de Estado de Economía, adquirió ya hace unos meses funciones ejecutivas en el marco de este proceso.

El BCE es partidario de que los poderes estén repartidos entre los dos primeros espadas, con un presidente del consejo sin funciones ejecutivas y un consejero delegado que aglutine todas.