Con la aprobación de la Ley de Reformas Urgentes del Trabajo Autónomo, que tuvo lugar el año pasado, llegaron una serie de mejoras para el autónomo. Una de las más destacadas, la normativa para regular cómo los profesionales pueden desgravarse gastos del hogar.

Lo que parecía una gran noticia, pues iba a marcar unas reglas del juego claras para desgravar este tipo de gastos, se ha convertido en una trampa. La Ley de Reforma Urgente del Trabajo Autónomo, trae consigo el reconocimiento legal de poder desgravarse, en teoría, el 30% de los gastos del hogar, en el caso de que se desempeñen funciones profesionales en él como autónomo. Pero la redacción final no es exactamente esta. El resultado del artículo finalmente aprobado marca que el trabajador por cuenta propia podrá desgravar el 30% del espacio afecto a la actividad. Un espacio que debe ser previamente declarado, y que nunca superará el 30%.

En otras palabras, el autónomo que trabaja en casa puede desgravarse el 30% del 30%… Es decir: un 9%, en lugar del prometido 30% inicial.

Cambios que proponen las asociaciones

Desde la Unión de Profesionales Trabajadores Autónomos proponen una nueva redacción del articulado, para aclarar esta cuestión. Según su propuesta, el trabajador que opere de manera habitual en su vivienda podrá desgravarse los gastos de suministros (agua, gas, electricidad, telefonía e internet), en el porcentaje correspondiente al número de metros cuadrados destinados a la actividad sobre el total de la superficie de la vivienda.

Reduce la capacidad de deducción

Lo que parecía una buena noticia, pues iba a dar legalidad a lo que muchos autónomos hacían por lógica y costumbre, se ha convertido en un drástico descenso de la capacidad de deducción de estos profesionales. Es decir, ahora pagan más que antes.

Muchos autónomos venían deduciendo porcentajes entre el 20 y el 30 % con carácter general. La nueva norma reduce drásticamente su capacidad de deducción, agravando el coste fiscal. En todo caso la nueva propuesta limitaría la deducción al 30 % del total de la vivienda, a fin de evitar abusos, y otra parte se eliminaría la coletilla de “salvo que se pruebe un porcentaje superior o inferior” a fin de evitar mantener la litigiosidad que este tema viene sufriendo.

Contenido elaborado por: Sego finance