La cotización por ingresos reales es un asunto que suscita mucha confusión entre los trabajadores autónomos. Ni siquiera las propias asociaciones u organismos del sector, que suelen ser las que manejan los mejores datos del colectivo, se ponen de acuerdo sobre si resulta beneficioso o no para la mayoría de profesionales.

Por ejemplo, ATA (Federación Nacional de Trabajadores Autónomos) reconoce que podría ser una forma equitativa. Sin embargo, está en contra de la implantación por las dificultades e imposibilidad de medir acertadamente cuáles son esos ingresos reales. Según una encuestra sobre sus asociados, sólo dos de cada diez encuestados estaría a favor de una cotización en base a sus ingresos. Por contra, seis de cada diez se mantienen contrarios a la medida.

Por su parte, la UATAE (Unión de Asociaciones de Trabajadores Autónomos y Emprendedores) sí que se posiciona a favor. De hecho, comparten (siempre según sus datos) que la mayoría de los trabajadores por cuenta propia pagarían al mes menos cuota que ahora, frente a un 30% que pasaría a pagar más.

En concreto, casi la mitad de los autónomos dados de alta pasarían a pagar la mitad de la cotización (mínima) que tienen en la actualidad, ya que tienen un nivel de ingresos inferior a los 12.000 euros al año. También el tramo siguiente de ingresos (que va desde los 12.000 a los 15.000 euros al año) debería abonar el 75% de su cuota de cotización actual, correspondiendo a un 25% de profesionales.

Aquellos que pagarían más serían los que tienen unos ingresos anuales entre 18.000 y 21.000 euros, entre 21.000 y 24.000, entre 24.000 y 27.000, entre 27.000 y 30.000, entre 30.000 y 36.000 y, por último, entre 36.000 y 45.000. La subida sobre la cotización mínima no sería igual para todos, así, el primer tramo pagaría el 125% de esta base mínima, el segundo el 150% y, a partir de este, subiría un 50% a cada tramo hasta llegar al último, que pasaría a cotizar sobre la base máxima.

Aún así, de estos autónomos a los que les subiría la cotización, conviene destacar que ya hay un 15% de ellos que pagan más de la base mínima y a los que, por tanto, no les afectaría la medida.

Contenido elaborado por: Sego finance