No ha habido anuncios, ni mensajes ocultos que permitan augurar un adelanto electoral. Tampoco nuevas definiciones sobre la mediación o la figura de los relatores. El discurso del presidente del Gobierno ha estado repleto de reproches; a los independentistas, al PP, a Ciudadanos… El primero ha ido dirigido “a las derechas”, a las que Pedro Sánchez les ha acusado de escenificar mañana en la concetración convocada en la Plaza Colón de Madrid a “la España en blanco y negro”. Poco después ha llegado la “advertencia” a los independentistas catalanes: “La autodeteminación no sólo no es constitucional sino que no la vamos a aceptar nunca”.

Ha sido en un clima de respaldo de los suyos en Barakaldo, donde ha acudido a arropar al candidato a la alcaldía de este municipio, Alfredo Retortillo. Tras escuchar en reiteradas ocasiones por parte de sus teloneros que “no eres un traidor” y “no has traicionado a España”, el presidente del Ejecutivo les ha urgido a movilizarse más que nunca de cara al 26 de mayo para cambiar las cosas “en ayuntamientos y autonomías”. Por ahora, en las generales, parece que no.

Sánchez pide “tomar nota” si “la ultraderecha de PP y Cs” se alía con el independentismo contra los presupuestos

Sánchez ha asegurado que PP, Cs y Vox suponen un retroceso en la España de libertades y derechos que la izquierda defiende. Ha recordado que los que mañana se concentrarán en Madrid son los que defienden “una España marcha atrás”, de retroceso de derechos y libertades “frente a quienes defendemos una España en positivo que quiere derechos y defiende oportunidades para todos”. Ha pedido a los españoles “que tomen nota” si finalmente el próximo martes “la ultraderecha representada en el Congeso por PP y Ciudadanos” se alía con las formaciones independentistas catalanas para tumbar las cuentas.

Una España “marcha atrás”

Ha recordado que durante años “llegaron tarde y mal y arrastras” a cuestiones como el aborto, los derechos de las mujeres o el matrimonio homosexual, “pero es que ahora lo que plantean no es llegar sino dar pasos atrás”. Ha afirmado que PP y Ciudadanos se alían convencidos de que moderarán a la extrema derecha “y está ocurriendo lo contrario, es ella la que les está radicalizando y mañana tendremos un ejemplo”.

Ha recordado cómo el PP de Casado intenta retroceder en derechos sociales, “como el aborto que dice que si queremos pensiones no podemos abortar” o mensajes de la derecha española en la que se “banaliza” la violencia contra las mujeres. Sánchez ha defendido el proyecto social del PSOE dirigido al respeto de las mujeres, “porque este es el siglo de las mujeres y cualquiera que articule un proyecto en contra de las mujeres pierde seguro”.

El diálogo dentro de la Constitución es el único camino posible y transitable en Cataluña”

Respecto a la crisis en Cataluña, el presidente del Gobierno se ha reafirmado en su apuesta por “el diálogo y la Constitución”. Ha defendido “la España autonómica” y no “el camino a ninguna parte de los independentistas”. Ante cientos de simpatizantes en el BEC de Barakaldo, Sánchez ha apostado por continuar, pese a ser “el camino más largo”, por el diálogo y la Constitución para resolver la crisis catalana “es el único posible y transitable”, ha dicho. Ha subrayado la coherencia del PSOE “que siempre hemos estado en el mismo sitio”, apostando por “la ley y el diálogo”, respeto a la Constitución y diálogo dentro de la Constitución”.

Ha defendido la posición del PSOE y su Gobierno entre “el viaje a ninguna parte de unos” y la “recentralización” del Estado de las Autonomías que promueven PP y Cs: “Nosotros defendemos la España autonómica con la garantía de una unión basada en la cohesión social y territorial”. Ha instado a quienes defienden un referéndum de autodeterminación en Cataluña a que aprendan de lo sucedido en el Reino Unido con el ‘brexit’: “No saben cómo gestionar un referéndum que ha dividido para siempre a la sociedad británica. Del ‘brexit’ hay muchos en Londres que deben aprender, pero también deberían reflexionar los que están en Barcelona defendiendo un referéndum que dividirá para siempre a la sociedad catalana”.

Autodeterminación ‘inconstitucional’

El presidente del Gobierno ha apuntado que la autodeterminación es inconstitucional y que es la propia sociedad catalana la que ha manifestado “de modo reiterado que no quiere independizarse de España”. Sánchez ha defendido que se debe “trascender la dinámica de bloques”  entre quienes defienden la independencia y los que son partidarios de “dejar las cosas como están”: “Nosotros proponemos el autogobierno de Cataluña”.

Los que te llaman traidor son los que nos lo llamaron a nosotros. Acabamos con ETA. Te lo llaman por recurrir al diálogo y la ley”.

Gran parte de su intervención ha estado dedicada a desgranar las virtudes del proyecto presupuestario que podría tumbar la Cámara el martes cuando se sometan a votacion las enmiendas a la totalidad. Ha denunciado que los independentistas catalanes y “la ultraderecha representada en el Congreso de los Diputados votan en contra de unos presupuestos sociales despues de siete años de recortes, espero que los españoles tomen nota”.

La secretaria general del PSE, Idoia Mendia ha agradecido a Sánchez “tu valentía” y le ha recordado que en Euskadi, algunos “estuvimos defendiendo la pluralidad con nuestras vidas”. Mendia le ha asegurado que lo que ahora sucede, las acusaciones de traición a España, es algo que “ya ocurrió antes”: “Conseguimos que ETA se acabase sin que se descosiera ni un hilo del Estado de Derecho. Nos llamaron traidores, ganamos y jamás nos pidieron perdón. Son los mismos que hoy te acusan de traición por apostar por el diálogo y la ley”.