El secretario general del Partido Socialista de Euskadi en Guipúzcoa, Eneko Andueza, ha recordado hoy a Pedro Sánchez que él también fue elegido presidente del Gobierno gracias a los votos de EH Bildu, por lo que no comprende que ahora se quiera vetar una posible abstención de la coalición de la izquierda abertzale en Navarra. Andueza ha apuntado que Bildu es una formación «plenamente legal» y con «legitimidad» para hacer política no sólo en el País Vasco y en Navarra sino también en el Congreso, tal y como sucede, «¿por qué no llegar a acuerdos con ellos?».

El líder de los socialistas en Guipúzcoa ha afirmado que él no tiene «ningún complejo». Ha señalado que «nuestro presidente fue elegido con sus votos, esa es la realidad» por lo que si la abstención de la coalición que lidera Arnaldo Otegi facilita una presidencia socialista en Navarra, «pues bienvenida sea»: «Es la realidad que tenemos y la oportunidad que tenemos en Navarra es espléndida».

Andueza ha subrayado que en ocasiones se aboga por tomar decisiones en función de «acuerdos globales» cuando las realidades de unos lugares y otros son diferentes, ha señalado en declaraciones a ETB. Ha apuntado que la normalidad con la que el PSE se relaciona con EH Bildu en Euskadi es algo asumido en «el día a día del Parlamento Vasco», ya que ésa es «la realidad»: «La realidad de Navarra y Euskadi no es la de Andalucía, Valencia o Castilla La Mancha», ha asegurado. En su opinión, «muchas veces estas cosas de Miranda hacia abajo no se entienden».

Si Bildu se abstiene, pues bienvenido sea, tenemos una oportunidad espléndida en Navarra»

Ha comparado la posición que se defiende desde Ferraz para condicionar los acuerdos en Navarra con lo que se está promoviendo en otras Comunidades Autónomas. Andueza ha asegurado que también él «podría decir que los acuerdos en Castilla La Mancha o Castilla y León con Ciudadanos, si se logra un acuerdo, no me gustan. Mi formación tiene libertad para decir estas cosas y emitir nuestra opinión».

En relación a las palabras de la vicepresidenta del Gobierno en funciones, Carmen Calvo, en la que se mostraba contraria a alcanzar ningún tipo de acuerdo de Gobierno con Bildu «en ninguna de sus formas», Andueza ha respondido destacando que Chivite no contempla incluir a la coalición abertzale en el Ejecutivo. Ha confiado en que pese a la presión de Ferraz, la secretaria general del PSN, María Chivite, lleve «hasta el final» las negociaciones que iniciará mañana con Geroa Bai y que culminará con Podemos e Izquierda Ezkerra el viernes.

El dirigente del PSE en Guipúzcoa ha afirmado que se tome la decisión que se tome deberá someterse a la opinión de las bases antes de ratificarla, «tal y como establecen nuestros estatutos».

Aquí la realidad es distinta, muchas veces estas cosas de Miranda para abajo no se entienden»

El PSN se ha ratificado hoy en su deseo de continuar con la ronda prevista. A través de las redes sociales, la formación de Chivite ha afirmado que «volvemos a tener la oportunidad de liderar un ejecutivo progresista y de izquierdas y cumpliremos nuestro compromiso».

Ábalos no ve un «desafío»

Precisamente hoy, el secretario de organización del PSOE, José Luis Ábalos, se ha referido a las negociaciones en Navarra. Ha señalado que la ronda de contacto que llevará a cabo Chivite no es un «desafío» a Ferraz, «no hay ningún problema desafío». Sí ha señalado que lo que inquieta no es tanto la abstención de Bildu de cara a una investidura sino a que la estabilidad del futuro Gobierno pudiera depender de EH Bildu.

Ábalos ha añadido que lo que ahora se debe impulsar en una mayor «cultura política» para el acuerdo y evitar que «el pluralismo pueda convertirse en un espacio de bloqueo». «Hay que salvar lo imprescindible, lo esencial. Hacen falta acuerdos y propósitos de no bloqueo». Unos entendimiento de los que el PSOE continúa excluyendo no sólo a Bildu sino también a Vox, «no representan el espacio de encuentro y moderación», ha apuntado.

También hoy el líder de Ciudadanos, Albert Rivera se ha referido a las negociaciones en la Comunidad Foral y ha instado al Partido Socialista de Navarra a abstenerse para facilitar la llegada al Ejecutivo de la coalición Navarra Suma que lidera Javier Esparza.