España | País Vasco

Ortuzar se va de vacaciones "perplejo" ante la falta de negociación de Sánchez con el PNV

La formación nacionalista no ha recibido ninguna propuesta para negociar desde el pleno del martes, cuando se abstuvo a la espera de que "de aquí al jueves" algo pudiera cambiar.

Pedro Sánchez y el presidente del PNV, Andoni Ortuzar, en una imagen de archivo. EFE

Era uno de los pocos apoyos que parecía seguro. Pero también ése se ha ido decolorando víctima de la decepción y la perplejidad. En el PNV no salen de su sorpresa por el modo en el que PSOE y Unidas Podemos están llevando a cabo el proceso negociador que hoy, salvo sorpresa de última hora, fracasará por segunda vez en el Congreso de los Diputados. El malestar entre las nacionalistas vascos es importante al considerar que el candidato Pedro Sánchez siempre ha dado por seguro el respaldo del grupo que lidera Aitor Esteban sin que se esforzara para obtenerlo.

El pasado martes, durante la intervención de Esteban desde la tribuna le aseguró al líder del PSOE que «hoy martes» tendría la abstención del PNV, pero que no diera por seguro el sí en la segunda votación que se celebra hoy, «tendrá que poner algo de su parte», le recordó. Para ello, habría que negociar, llamar y tener en cuenta también al PNV. Esteban llegó a asegurar que se iba con «la esperanza de que de aquí (por el martes) al jueves pase algo».

Y no ha pasado, no al menos con los nacionalistas vascos y su petición de negociación. Tanto es así, que el líder del partido, el presidente del Euzkadi Buru Batzar, Andoni Ortuzar, se ha ido de vacaciones y lo ha hecho «perplejo» ante la ausencia de los contactos. Según fuentes consultadas por ‘El Independiente’, el dirigente del PNV tomó la decisión de iniciar su periodo vacacional el miércoles visto el desarrollo de las negociaciones y, sobre todo, la ausencia de implicación del PSOE hacia ellos en el proceso de negociación.

Esteban señaló el martes que apenas ha habido dos encuentros con el PSOE pero que en ellos no se bajó al detalle de la negociación y todo se limitó a «generalidades y buenas palabras». Y de eso, hace dos semanas. Desde entonces, los contactos y el detalle de los mismos ha sido prácticamente nulo y eso, además de cierto malestar, ha suscitado una profunda «perplejidad» en el PNV.

Los nacionalistas vascos siempre han defendido que no votarían en contra de Sánchez, al considerar que es la única alternativa con viabilidad, pero que ganarse su apoyo explícito requeriría bajar al detalle y cerrar algún tipo de compromiso, algo que no se ha producido. En este punto, el PNV recuerda que pese a los avances que se produjeron en matera de transferencias durante los primeros meses del gobierno del PSOE, fundamentalmente con la aprobación de un calendario de cesión de transferencias, «también ha habido incumplimientos», no sólo en el citado calendario sino en otras cuestiones muy importantes para el PNV, como los plazos del tren de alta Velocidad.

La formación de Ortuzar ha venido recordando estos días que tan sólo en dos ocasiones ha votado a favor de un candidato a la presidencia del Gobierno, una de ellas en 1996 a José María Aznar, y después de haber cerrado un acuerdo con contenido «y muy detallado», extremo que no se da en esta ocasión.

Esta mañana fuentes del PNV en el Congreso aseguraban que seguían con atención «los acontecimientos y valorando la situación» para decidir cuál será su posición final. Remiten a la intervención de Esteban desde la tribuna, si bien todo apunta a que como nada ha cambiado desde la primera votación, la abstención sea de nuevo el voto definitivo de los seis diputados del PNV en la Cámara Baja a partir de las 14.25 horas.

 

Comentar ()