La ministra de Educación y Formación Profesional, Isabel Celaá, ha cogido sobre las 15.oo horas de este viernes un vuelo desde Madrid con destino Bilbao para realizarse un chequeo con su médico de cabecera tras sufrir una indisposición la noche anterior, según han confirmado a El Independiente fuentes de Educación.

La ministra, natural de Bilbao y con varias propiedades en el País Vasco, ha tomado el vuelo pocas horas después de que el Consejo de Ministros aprobara el estado de alarma en la capital, aunque la prohibición de salir y entrar de la ciudad no ha entrado en vigor hasta las 15.48 horas, con la publicación del decreto en el Boletín Oficial del Estado.

La información sobre el viaje de Celaá ha comenzado a circular en Twitter antes de las 15 horas, cuando un usuario, Íñigo (@InigovanEyck en la red social), ha denunciado que la ministra se había subido al vuelo UX7153 de Air Europa.

El avión, según Flightaware, ha despegado a las 14.48 horas desde el Aeropuerto de Madrid-Barajas y ha aterrizado a las 15.41 en el Aeropuerto de Bilbao.

Según este usuario, Celaá ha sido la última en entrar al aeroplano. Una vez ahí, ha detallado, el «atento personal de Air Europa ha estado raudo en ponerle una cortinilla y darle privacidad». Cuando ha llegado al Aeropuerto de Bilbao, la titular de Educación ha abandonado «escopetada» del avión y no ha utilizado la habitual salida de llegadas, un protocolo normal para las autoridades gubernamentales.

Este perfil de Twitter ha publicado, además, unas fotografías de la ministra en el interior del aeroplano. En ellas se la ve cubierta con una mascarilla quirúrgica y sujetando una carpeta roja. @InigovanEyck ha obtenido las imágenes gracias a un conocido que ha cogido el mismo vuelo.

La agenda prevista para este viernes situaba a Celaá en una presentación educativa en Pamplona a las 12 horas, junto al ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska. Pero tras anunciar Sánchez el jueves la reunión extraordinaria del Consejo de Ministros, Celaá tuvo que cambiar sus planes. Según confirman fuentes de Educación, la ministra estaba el jueves en Bilbao y empezó a encontrarse mal. La indisposición le asustó y, este viernes, tras la reunión, regresó a la capital vizcaína para realizarse un chequeo recomendado por su médico de cabecera.

Las imágenes han provocado una enorme polémica en las redes sociales, donde se ha criticado que la ministra salga de Madrid tras participar en el Consejo de Ministros extraordinario en el que se ha aprobado declarar el estado de alarma en Madrid. Las medidas adoptadas restringen la movilidad en la capital y otros ocho municipios. Sus ciudadanos sólo pueden salir de los perímetros por causa justificada, como en el caso de la ministra, insisten las mismas fuentes.