España | Madrid

Ayuso busca un plan alternativo 'in extremis' para eludir el estado de alarma

Ayuso, Aguado, Almeida, Villacís y todo el gabinete de crisis de Madrid permanece reunido para buscar alternativa que evite el cierre definitivo por parte del Gobierno

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso. EFE

Madrid no cede a la presión del Gobierno y apuesta por volver a las restricciones por zonas básicas de salud. Esa es la idea con la que se trabaja a esta hora en la Puerta del Sol, donde se descarta de lleno las tres opciones que dio Sánchez a Ayuso ayer por la noche: ni cierre de Madrid, ni estado de alarma consensuado, ni intervención unilateral. Ayuso se pondrá en contacto con el presidente una vez que su equipo termine de perfilar la propuesta con la que pretende convencer al Ejecutivo y evitar el cierre inmediato de la región.

La Comunidad de Madrid ha amanecido este viernes con el ultimátum de Moncloa planeando sobre toda la región. Ayer por la noche trascendía que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, había convocado un Consejo de Ministros extraordinario para decretar el estado de alarma en Madrid, después del varapalo judicial del TSJM que soterró la orden del Ministerio de Sanidad tras cuestionar su base jurídica.

A esta hora permanecen reunidos en la Puerta del Sol todo el gabinete de crisis de la presidenta regional, incluidos sus consejeros de Sanidad y Justicia, el regidor de la capital, José Luis Martínez Almeida, la vicealcaldesa Begoña Villacís, y los servicios técnicos de la región para ultimar un plan con el que espera convencer al Ejecutivo para no aplicar el estado de alarma en Madrid.

Sin embargo, el choque de trenes parece estar garantizado, pues el Gobierno no contempla esa propuesta del ejecutivo regional de confinar por barrios y no por municpios. Sánchez contempla únicamente tres opciones que transmitió ayer a la líder regional: que el ejecutivo regional active una orden al amparo de la Ley de Medidas Especiales en Materia de Salud Pública para rehacer la orden de Sanidad que tumbaron los tribunales; activación conjunta del estado de alarma; o aplicación unilateral del estado de alarma.

Las tres propuestas del Gobierno contemplan las mismas restricciones y en los mismos municipios que estaban confinados desde el pasado viernes por orden del Ministerio de Sanidad: Madrid capital, Alcobendas, Alcalá de Henares, Torrejón de Ardoz, Alcorcón, Fuenlabrada, Móstoles, Parla, Getafe y Leganés, en total casi cinco millones de madrileños, el 70% de la región. A falta de que se concreten las nuevas medidas y a la espera de si Ayuso y Sánchez logran alcanzar un acuerdo, lo que Moncloa contempla son las mismas restricciones en estos territorios que entraron en vigor el pasado viernes: prohibidas entradas y salidas salvo por causa de fuerza mayor; reducción generalizada de aforos al 50%; cierre de hostelería y restauración a las 23:00 horas de la noche; y prohibidas las reuniones sociales de más de seis personas.

El caos y la incertidumbre siguen siendo los protagonistas en Madrid tras semanas de guerra y desconcierto entre administraciones, con el agravante de estar a las puertas del puente del Pilar. Madrid y Moncloa sólo han coincidido en un punto en las últimas horas: pedir a los madrileños que no salgan de la región este fin de semana para evitar la propagación del virus en lo que se resuelve el caos institucional.

Comentar ()