La asistencia de Salvador Illa -junto a otros miembros del Gobierno- a un acto con más de un centenar de personas ha generado este martes una gran polémica en las redes sociales. La fiesta estaba organizada por El Español, con motivo de su quinto aniversario y la entrega de sus Premio Leones.

El acto se celebró en el Casino de Madrid y fue multitudinario. Por él se dejaron ver numerosas personalidades del mundo político y empresarial. El propio Gobierno, sólo un día después de anunciar el estado de alarma, envió a una nutrida representación. A la fiesta fueron, además del titular de Sanidad, la ministra de Defensa, Margarita Robles; el de Justicia, Juan Carlos Campo; y el de Cultura, José Manuel Rodríguez Uribes.

La representación del Partido Popular estuvo encabezada por su líder, Pablo Casado; y el secretario general, Teodoro García Egea. También estuvo en el Casino de Madrid la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso; el alcalde, José Luis Martínez Almeida; la portavoz del PP, Cuca Gamarra; y la diputada y exministra Ana Pastor.

Al acto de El Español también acudieron representantes de Ciudadanos, como Inés Arrimadas y la vicealcaldesa de la capital, Begoña Villacís. En la entrega de premios también se dejó ver el presidente castellanomanchego, el socialista Emiliano García Page.

Pedro J. Ramírez, director del medio, ha señalado en las redes: «Cuidado con las mentiras interesadas, con el fanatismo y con la envidia. 80 personas asistieron en el Casino de Madrid a los premios de EL ESPAÑOL con una ocupación del 33%».

Montero aduce que se respetó el protocolo antiCovid

Precisamente, la portavoz gubernamental, María Jesús Montero, ha sido interrogada al respecto durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros. Ha defendido que en los actos en los que participan miembros del Gobierno, en este caso, invitados «con personas de notoriedad pública» «nos atenemos al protocolo de esos entornos». El acto, ha aducido, contaba con todas las garantías de la Comunidad, pero ha admitido que «toca una autorreflexión por parte de todos los que tenemos que participar en actos públicos y tomar nota porque somos referentes del conjunto de la población». Tras llegar a equipararlo incluso con su asistencia al Congreso, ha matizado que «aún siendo legal y respetando los protocolos, podemos entender que haya que cuidar esas cuestiones para que no sean malintepretadas».

https://twitter.com/PODEMOS/status/1321114312354779137?s=20

Las formaciones políticas de Vox y Unidas Podemos han criticado la celebración de la fiesta en las redes sociales. «Todos los ministros y ministras fueron invitadas, pero los/as de Podemos decidieron no asistir».

https://twitter.com/vox_es/status/1321116448920641536?s=20

Desde Vox han cargado contra el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida: «¿Qué tal ayer la fiesta con la mafia mediática y los poderosos mientras los madrileños permanecían secuestrados en sus casas?».