España

"Zarpazo represor": los independentistas salen en defensa de los detenidos

Carles Puigdemont, en Bruselas. EFE

El expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont ha avisado este miércoles de que las detenciones producidas en la operación de la Guardia Civil por presunto desvío de fondos al independentismo buscan «la muerte política y civil» del mismo. La operación policial ha desatado un aluvión de protestas del independentismo, desde Esquerra al PDeCat y las entidades secesionistas ANC y Ònminum, que han participado en una concentración de protesta en la Plaza Sant Jaume encabezada por el ex presidente Quim Torra.

«Tres años después de la declaración de independencia seguimos luchando por una causa justa y democrática. No lo han conseguido, y no lo conseguirán. Todo el apoyo a los detenidos en este nuevo zarpazo represor», ha lamentado en un mensaje en su cuenta de Twitter recogido por Europa Press.

En otro mensaje posterior, en inglés, ha lamentado las detenciones vinculadas el movimiento independentista y ha reclamado que los pongan «en libertad de inmediato». «Actuar contra los disidentes políticos es una enorme violación de los derechos fundamentales», ha recalcado.

Torrent y Junqueras contra «la represión policial»

El presidente del Parlament, Roger Torrent, también ha criticado este miércoles la operación de la Guardia Civil: «Basta de montajes para criminalizar al independentismo», protestaba.

En un tuit ha defendido que el conflicto catalán necesita una «solución política que desactive la represión policial y judicial». «El conflicto necesita una solución política que desactive la represión policial y judicial: ¡Amnistía y autodeterminación!», ha afirmado.

Por su parte, el líder de ERC y exvicepresidente del Govern, Oriol Junqueras, ha criticado que «la represión contra el independentismo no tiene freno» tras las detenciones que se han practicado este viernes por presunto desvío de fondos, y ha advertido que las convicciones y determinación del movimiento tampoco lo tienen.

En un apunte en Twitter, Junqueras ha asegurado que desde el independentismo no desfallecerán: «Por la libertad, la justicia social y la república catalana».

El PDeCat, ex partido de Puigdemont, se ha sumado a las críticas tachando de «festival de venganza y castigo» la operación». En un comunicado, el PDeCAT ha afirmado que los arrestos suponen «un nuevo espectáculo de imágenes inculpatorias» que se produce «un día después de la efeméride de los tres años de la declaración de independencia del Parlament de Cataluña».

Carrizosa acusa al Govern de «financiar»el independentismo

El líder de Cs en Catalunya, Carlos Carrizosa, por el contrario, ha acusado al Govern de dar «contratos a empresas para financiar el movimiento independentista».

En una entrevista en La Xarxa este miércoles recogida por Europa Press, Carrizosa ha apuntado que es evidente –dice– que el independentismo no estaba siendo sostenido con los fondos y aportaciones de la gente. «Quien está sosteniendo este movimiento independentista? Pues la vieja trama del 3%».

El presidente del PPC, Alejandro Fernández, ha considerado que es «positivo» que se investigue y se esclarezca «quién estaba detrás de Tsunami Democràtic y quién lideró aquellas manifestaciones, algunas de una violencia absolutamente execrable».

En un mensaje de voz distribuido este miércoles, Fernández ha apuntado que era «evidente» que Tsunami no era «un movimiento espontáneo, que salía de la nada» sino que tenía «una estructura perfectamente organizada, perfectamente financiada y que lideró manifestaciones».

Entre los detenidos en esta operación hay David Madí, Xavier Vendrell, Oriol Soler y Josep Lluís Alay, así como otras personas relacionadas con los partidos y organizaciones independentistas por desvío de fondos al ‘proceso independentista en connivencia con dirigentes del Govern liderado por el expresidente Quim Torra.

Comentar ()