La alcaldesa socialista de La Coruña, Inés Rey, ha decidido este martes revocar las competencias delegadas a la concejala de Empleo, Formación, Innovación e Industria, Eva Martínez Acón, por «su nula dedicación a las tareas de gobierno». Martínez Acón es, además, secretaria general del PSOE coruñés.

Rey ha citado a Martínez a su despacho para comunicarle su decisión de apartarla del Gobierno local, y como ejemplo de su «nula dedicación» ha sido que no ha desarrollado «ni un solo programa de empleo durante la pandemia» y, a estas alturas de 2020, la ejecución presupuestaria de su departamento es del 16%.

«Es insostenible que siga ocupando responsabilidades de gobierno por las que cobra 59.400 euros», añaden las fuentes, que detallan que son cuatro los motivos fundamentales para apartar del Gobierno coruñés a Martínez, muy cercana al secretario general del PSdeG, Gonzalo Caballero.

El «absentismo laboral continuado» y la «falta de dedicación» a las tareas de gobierno son los dos primeros y su «falta de lealtad» a la alcaldesa al «no respetar las líneas fijadas por quien lidera el gobierno de la ciudad» es el tercero.

«Actitud obstruccionista»

Finalmente, el cuarto es «no respetar los acuerdos mayoritarios del grupo municipal socialista y tener una actitud obstruccionista y desafiante con la alcaldesa que lidera el gobierno socialista».

Martínez podrá mantener su acta de concejal pero sin competencias ni dedicación, y su remuneración se limitará básicamente a lo estipulado por la asistencia a plenos.

Este es el segundo cambio en el Gobierno de Inés Rey en poco más de dos meses, cuando nombró concejal de Deportes a Mónica Martínez, que dejó de formar parte de Ciudadanos el pasado 2 de junio, la única edil de la formación naranja, la primera de la historia en el consistorio coruñés, que además se opuso a dejar su acta de concejal y pasó al grupo de no adscritos. 

Según Martínez Acón, la regidora ha tomado esta decisión como represalia por haber reclamado a distintos miembros del Gobierno local que abonasen al partido las aportaciones económicas que adeudaban

Según informa Abc, la tesis de Martínez Acón es muy diferente. La ya ex concejala de Empleo ha enviado una carta a los militantes coruñeses en la que explica que la regidora ha tomado esta decisión como represalia por haber reclamado a distintos miembros del Gobierno local que abonasen al partido las aportaciones económicas que adeudaban.

«Desde la toma de posesión del actual equipo municipal, hace casi un año y medio, la agrupación vive una situación económica crítica derivada de la falta de ingresos, lo que ha impedido, entre otras cuestiones, pagar el alquiler de la sede durante varios meses», escribe la secretaria del PSOE coruñés en la misiva a la que ha tenido acceso Abc.

Martínez Acón asegura que desde la agrupación local se reclamó firmar un convenio para que el grupo municipal y los concejales realizasen las aportaciones. «Un/a concejal/a con dedicación exclusiva de 59.582,74 euros/año, puede contribuir fácilmente con 243 euros mensuales (y no solo 100 €, como establece la tabla provincial) a sostener la actividad del partido y más todavía quien ostenta la alcaldía o responsabilidades remuneradas en concello y diputación», argumenta la exconcejala. «No podemos defender las normas del PSOE sólo para cobrar un salario o para sentarnos en un despacho, sino también para cumplir lo que el Partido y su máximo órgano ha dictado», añade.