España CRISIS MIGRATORIA EN CANARIAS

El cabreo con el Gobierno en Arguineguín: "No han hecho absolutamente nada en tres meses"

El Ministerio del Interior traslada a un acuartelamiento sin uso a un primer grupo de 200 migrantes para aliviar la situación que se registra en el puerto grancanario / El Ayuntamiento de Mogán critica duramente la "improvisación" del Ejecutivo

Campamento habilitado en el antiguo acuartelamiento de Barranco Seco, en Las Palmas.

Campamento habilitado en el antiguo acuartelamiento de Barranco Seco, en Las Palmas. M. INTERIOR

Las críticas por la gestión del problema migratorio en Canarias han arreciado este miércoles contra el Gobierno tanto en el Congreso de los Diputados como en Gran Canaria, que vive la mayor crisis de los últimos 14 años al incrementarse en más de un 1.000 % la llegada de migrantes en lo que va de 2020 por el cierre de la ruta del Mediterráneo.

Este miércoles por la tarde, horas después de que el PP y Coalición Canaria pidieran en el Parlamento la destitución del ministro Grande-Marlaska, Interior ha procedido al traslado de un primer grupo de 200 migrantes desde el puerto de Arguineguín hasta el antiguo acuartelamiento militar de Barranco Seco. En este polvorín en desuso se han habilitado carpas y baños portátiles, y allí aguardarán hasta que se completen los trámites administrativos y se proceda a su deportación.

La medida se ha producido al día siguiente de que se conociera que, en plena pandemia por el coronavirus, se había permitido que 227 migrantes que se encontraban en el campamento improvisado de Arguineguín abandonaran el muelle sin un lugar donde pernoctar o al que acudir. Interior informó este martes de que se estaban realizando los trámites para «reubicarlos en el sistema de acogida».

Con la presencia aún de unas 2.000 personas en el recinto portuario, la medida ha sido calificada de «irrisoria» por el gobierno de Mogán (Ciudadanos por el Cambio), el municipio grancanario en el que se encuentra Arguineguín. El Ejecutivo local ha criticado duramente la «desorganización» e improvisación» del Gobierno de la nación en vísperas de que, este viernes, se cumplan tres meses desde que se colocó la primera carpa en el muelle para atender a los migrantes.

«El Gobierno, a través del CNI, tenía conocimiento desde mucho antes de que iba a venir una avalancha desde las costas africanas a Canarias teniendo en cuenta que la ruta del Mediterráneo la habían cerrado. Y no ha hecho absolutamente nada», declara a este diario Mencey Navarro, primer teniente de alcalde y delegado de Seguridad en Mogán.

Sin «cabeza visible que ejerza el mando»

Este Ayuntamiento grancanario lamenta que «no haya una cabeza visible que ejerza el mando» para dar una solución a la presión migratoria que está viviendo la isla desde el pasado verano, al tiempo que advierte de que el traslado a Barranco Seco «no arregla el problema». Aún quedan otros 2.000 migrantes en Arguineguín.

En su opinión, el Gobierno tiene que habilitar más instalaciones militares -actualmente cerradas- para ofrecer mejores condiciones que las que se pueden brindar en el recinto portuario. Y cita el caso del acuartelamiento de La Isleta (Las Palmas de Gran Canaria), con capacidad para acoger a unas «2.500 personas» en su interior y con terreno para montar otro campamento que alivie la situación que se vive en Arguineguín. «Desde hace semanas nos están diciendo que lo están acondicionando. O no se termina de acondicionar, o no se ha empezado o están faltando a la verdad de forma grosera», añade Mencey.

Interior traslada a un cuartel sin uso a un primer grupo de 200 migrantes para aliviar la situación que se vive en el puerto de Arguineguín

Frente a estas críticas, Interior asegura que en los últimos se ha trabajado «de forma intensa y continua» en los trabajos de logística para dotar a Barranco Seco de «las instalaciones y los servicios pertinentes para garantizar la atención a los migrantes y el desarrollo del trabajo policial». Tanto el director general de la Policía, Francisco Pardo Piqueras, como el Director Adjunto Operativo (DAO), José Ángel González Jiménez, han estado este miércoles «supervisando directamente» las labores en dichas instalaciones militares.

De acuerdo con las estadísticas difundidas por el Ministerio del Interior, el número de migrantes que habían llegado por mar a Canarias hasta el pasado 15 de noviembre ascendía a 16.760 personas, un 1.019 % más que en el mismo periodo del año anterior. Las embarcaciones han pasado de 93 a 553 (un 494,6 % más).

Estos datos contrastan con las llegadas a la península y Baleares, donde se constatado un descenso del 22,8 % al pasarse de 19.762 a 15.260 personas. También han decrecido de forma importante los migrantes que lograron llegar a Ceuta y Melilla tanto por vía terrestre como marítima.

Comentar ()