España

La alcaldesa de Mogán carga contra Carmen Calvo: "No acierta ni una a la hora de coordinarse"

Desalojan a unos 200 migrantes del muelle de Arguineguín (Gran Canaria)

La alcaldesa de Mogán (Gran Canaria), Onalia Bueno, ha mostrado su temor por el hecho de que puedan liberar este miércoles a otros entre 200 y 250 migrantes del Muelle de Arguineguín y los dejen «sin dinero, sin comida y en la calle».

«Ayer me encontré que tenían preparado a un grupo de 227 personas al que le iban a dar la libertad y la verdad es que nos quedamos consternados en el sentido de que nunca había pasado», ha dicho en declaraciones al programa Más de uno de Onda Cero recogidas por Europa Press.

Así, añadió que los acompañó a todos ellos con la custodia de la Policía Nacional hasta las puertas del muelle, donde se les ofreció coger una guagua para ir a la capital, donde están las sedes de los organismos oficiales y las ONG.

Cuando llegaron a Las Palmas de Gran Canaria, la alcaldesa señaló que pasaron varias horas hasta que los devolvieron a las instalaciones de un hotel en el sur de la isla. «Todo esto es un despropósito, ya ha explotado y no sé qué va a pasar en el día de hoy porque ayer ya anunciado que día a día iban a sacar a unas 200 personas. Estamos hablando de una localidad muy pequeña de unos 5.000 habitantes, donde llevamos desde el 20 de agosto con ese campamento infrahumano», aseveró.

Bueno recordó que hasta tres ministros han ido de visita al Muelle de Arguineguín, «y nadie hace nada»; mientras que cuestionada sobre quién tomó la decisión, expuso que la Delegación del Gobierno ejecutó una decisión que venía del Ministerio del Interior.

«Pero como entre ellos [en relación al Gobierno de España] hay una falta de coordinación –continuó–, y a la vista se ve todos los días, entendemos que es eso. Estamos todos exhaustos».

La primera edil moganera señaló que, afortunadamente, anoche pudo hablar con el presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, para que haga reflexionar al Gobierno, «que no acierta ni una» en materia de inmigración.

«Ante la información de que hoy van a liberar a otros entre 200 y 250, imagínese lo que supone eso: sin dinero, sin comida, en la calle… ¿eso en qué deriva?, pues en lo que ya todos sabemos. En Canarias estamos soportando una presión migratoria donde no tenemos ninguna respuesta de los distintos ministerios», recordó.

Finalmente, puso como ejemplo la crisis migratoria del 2006, cuando llegaron unos 27.000 migrantes, año sobre el que dijo, «los canarios apenas lo notamos salvo por los medios de comunicación que lo anunciaban porque había un mando único y se cedieron instalaciones militares con miles de plazas en una red por todas las islas».