España

Instituciones Penitenciarias acerca a Euskadi a seis nuevos presos de ETA

La decisión eleva 99 el número de presos de la banda trasladados a cárceles próximas al País Vasco. El nuevo anuncio se produce tras las críticas de la oposición por el acercamiento de Sánchez y EH Bildu en la negociación presupuestaria.

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska. EFE

Instituciones Penitenciarias ha autorizado el traslado de seis nuevos presos de ETA, algunos con delitos de sangre, a prisiones de o próximas a Euskadi. Además, ha resuelto la progresión de grado de uno de ellos. Con esa nueva decisión continúa el acercamiento regular de reclusos de la banda que Interior ha intensificado desde el pasado mes de octubre, con traslados semanales, y que se suman a los más de un centenar que desde que comenzará el plan de acercamiento puso en marcha el Ejecutivo en septiembre de 2018.

El nuevo grupo de presos de ETA que serán acercados se produce en la semana en la que el apoyo de EH Bildu a los presupuestos anunciado por Otegi ha polarizado las críticas contra el Gobierno de Pedro Sánchez por su relación con la izquierda abertzale. Unos días en los que la intensificación de los traslados también ha generado por parte de PP, Vox y Ciudadanos duros reproches al Ejecutivo y la denuncia de asociaciones de víctimas del terrorismo como la AVT de que suponen terminar «de facto» con la política de dispersión aplicada desde 1989 a ETA.

La asociación de víctimas ha asegurado en una nota que con estos son ya 99 los presos de ETA trasladados -varios en más de una ocasión-, de los que 29 cumplen condena por delitos de sangre. Del total de reclusos, una veintena se han trasladado a cárceles vascas y navarras y a 16 de ellos se les ha concedido el tercer grado. Añade que el «cortejo» entre el Gobierno y EH Bildu se refleja en datos como que dirigentes de la coalición realizaron once visitas a presos de ETA durante el Estado de Alarma, «mientras las víctimas del terrorismo no pudieron acudir a visitar a sus familiares, muertos en los cementerios».

Precisamente hoy la presidenta de Ciudadanos, Inés Arrimadas, de visita en Euskadi, ha anunciado que su formación impulsará en el Congreso una iniciativa para imponer más requisitos para acceder a acercamientos. Entre ellos, Cs considera que se debe reclamar a los presos «muestras inequívocas de arrepentimiento» y una colaboración con la Justicia para el esclarecimiento de los crímenes de ETA sin resolver. Además, incluye en su iniciativa que se autorice a los «miles de exiliados del País Vasco y de Navarra» que abandonaron su tierra ante la presión de ETA puedan votar en sus comunidades. Para ello, Cs propondrá una modificación de la Ley Electoral.

Con delitos de sangre

Entre los nuevos traslados conocidos hoy destaca el de Emilio Salaberria Etxebeste. Condenado a 20 años de cárcel por colaboración con banda armada, será acercado desde la prisión de El Dueso, en Cantabria, a la cárcel de Martutene, en San Sebastián. Es el único que se acercará a la cárcel en Euskadi. Además, tras haber cumplido las tres cuartas partes de su condena, la Junta de Tratamiento de la prisión cántabra ha resuelto concederle el tercer grado. En la nota remitida por Interior se asegura que Salaberria Etxebeste «ha rechazado la violencia y reconoce el dolor causado».

Egoitz Coto será trasladado desde la cárcel de Granada a El Dueso, en Cantabria. Ingresó en prisión en 2002 para cumplir una condena de 20 años por delitos de asesinato en grado de tentativa, daños y estragos. Interior asegura que ha reconocido «el dolor generado y muestra su empatía con las víctimas». Coto fue condenado por el ataque a una patrulla de la Ertzaintza en 2001 en la que dos de los agentes resultaron gravemente heridos.

El tercero de los presos que se acercará será Aitor Olaizola, que desde 2001 cumple una condena por atentado, asociación ilícita y tenencia de explosivos. Interior asegura que ha renunciado a la violencia y abonará la responsabilidad civil a la que fue condenado. Será trasladado desde la prisión de Cáceres a la cárcel de Dueñas, en Palencia.

Condenado por el asesinato del funcionario de prisiones, Máximo Casado en el año 2000, Zigor Bravo es otro de los reclusos que cambiará de prisión. Así, pasará de la de cárcel de Teixeiro en A Coruña a la de Burgos. Desde 2006 cumple una condena de 28 años de por asesinato y daños terroristas. Interior apunta que Bravo «se hace responsables del sufrimiento causado».

De Algeciras a León

Angel María López Anta se encuentra en la prisión de Algeciras, la más alejada de Euskadi. Con la decisión hecha pública hoy se concede permiso para que sea acercado hasta el centro penitenciario de León. Cumple 20 años de cárcel por delitos de atentado, estragos e incendios.

Finalmente, la lista de presos acercados esta semana la completa Gregorio Vicario Setién, condenado por asesinato, atentados, estragos, terrorismo, y tenencia de explosivos, pesa sobre él una condena de 30 años. No cumplirá las tres cuartas partes de la misma hasta dentro de 16 años, en 2036. Pasará de estar ingresados en la cárcel de Topas en Salamanca al centro penitenciario de Burgos.

Comentar ()