España

Policías y guardias civiles critican la "ausencia de liderazgo" y la "descoordinación" en Canarias

Más de 2.300 inmigrantes, hacinados en el Muelle de Arguineguín

Más de 2.300 inmigrantes, hacinados en el Muelle de Arguineguín

Las organizaciones SUP y AUGC han denunciado este viernes la «descoordinación ministerial» vivida estas semanas ante el fenómeno de la inmigración ilegal que está afectando a las Islas Canarias, con una situación «dantesca» en el muelle de Arguineguín que continúa «sin que el Gobierno de España haya puesto una solución al problema».

«Esta ausencia de liderazgo en la utilización eficaz de los recursos de los departamentos implicados está provocando graves perjuicios en el servicio policial sin que, además, Interior ejerza su competencia exclusiva como órgano coordinador del trabajo de las diferentes Fuerzas y Cuerpos de seguridad implicados en la atención de esta crisis de pateras», señalan en un comunicado conjunto.

Las organizaciones sostienen que la «dejación de funciones» ha mostrado las «costuras» del actual modelo policial, deficiente ante el reto de la gestión de la inmigración irregular, «un drama de enorme magnitud que claramente desborda la pobre estructura policial, asistencial y social con la que contamos». Recuerdan que Canarias sufre un incremento de llegada de pateras y ciudadanos magrebíes, «que supera el 1.000% respecto a las cifras del mismo periodo del año pasado».

Se refieren al «polémico y masificado» campamento de emergencia de Arguineguín, en Gran Canaria, donde anoche dicen que pernoctaron 1.920 personas, y que ha llegado a dar cabida a más de 2.500 migrantes hacinados. «Ante esta situación hay que apostar por un refuerzo de las fronteras exteriores, como elemento fundamental para recuperar la confianza pública», sostienen.

Tras recordar la creación en 2019 de la Agencia de Fronteras de la Unión Europea (Frontex), defienden que la reducción de la presión migratoria y salvaguarda de los derechos humanos de los migrantes «sólo podrá lograrse si se concibe como un reto al que asignar suficientes medios materiales, a través de inversiones de urgencia en medios de protección frente al contagio del Covid-19, vehículos, instalaciones móviles para la toma de huellas o incoación de expedientes de extranjería, refuerzo de plantillas».

También solicitan la adquisición de medios aéreos y marítimos y potenciación de la prevención en los países de origen mediante equipos conjuntos de investigación. Incidentes como el desalojo de 200 migrantes del puerto de Arguineguín destapa para ellos «nuevos episodios de descoordinación entre Administraciones».

Comentar ()